Es­pe­cial: Food Ser­vi­ce

En Cos­ta Ri­ca, el mer­ca­do de Food Ser­vi­ce es al­ta­men­te com­pe­ti­ti­vo; exis­ten mu­chí­si­mas em­pre­sas que dis­tri­bu­yen pro­duc­tos con es­ta for­ma de ne­go­cio y que com­pi­ten fuer­te­men­te en­tre ellas para ga­nar más clien­tes. Ca­da una de es­tas com­pa­ñías ma­ne­ja sus prop

Apetito - - Portada - Por: Adriana Cha­ve­rri Rup­huy

Por ello, Re­vis­ta Ape­ti­to con­ver­só con va­rias de las em­pre­sas de Food Ser­vi­ce más im­por­tan­tes del país, para co­no­cer cuá­les son sus es­tra­te­gias de ne­go­cio para so­bre­sa­lir en un mer­ca­do tan fie­ro com­pe­ti­ti­va­men­te, así co­mo los pro­duc­tos más in­no­va­do­res que les ofre­cen a sus clien­tes.

Para com­pe­tir en el mer­ca­do es ne­ce­sa­rio di­fe­ren­ciar­se. En el ca­so de Al­pis­te, de acuer­do con su ge­ren­te ge­ne­ral, Pie­tro Poma, su es­pe­cia­li­dad es ase­so­rar al clien­te –rea­li­zan ca­pa­ci­ta­cio­nes cons­tan­tes- y man­te­ner los in­ven­ta­rio s ade­cua­dos para que no se ten­gan fal­tan tes. Ade­más, com­pi­ten con pro­duc­tos que tie­nen un ex­ce­len­te ba­lan­ce en­tre pre­cio y ca­li­dad; y con un equi­po de tra­ba­jo ade­cua­do para dar ese ser­vi­cio .“Nues­tra es­tra­te­gia es ser un ne­go­cio B to B, “Bu­si­ness to Bu­si­ness”, don­de no es que an­da­mos to­do el día pe­lean­do con des­cuen­tos, sino que más bien desa­rro­lla­mos jun­tos el ne­go­cio, ana­li­za­mos qué ne­ce­si­ta el clien­te de no­so­tros y ha­ce­mos acuer­dos co­mer­cia­les”, afir­ma.

“Fle­xi­bi­li­dad en el ser­vi­cio” es lo que ofre­ce Bel­ca Food Ser­vi­ce. “Nos ade­cua­mos a las ne­ce­si­da­des de nues­tros clien­tes, en­ten­de­mos y co­no­ce­mos ca­da ne­go­cio de nues­tros clien­tes, lo que nos per­mi­te ase­so­rar­los en sus de­ci­sio­nes de com­pra para lo­grar su ob­je­ti­vo. Es­tos son los ele­men­tos con los que nues­tro clien­te se sien­te iden­ti­fi­ca­do”, ex­pli­ca Fe­de­ri­co Se­rrano, ge­ren­te ge­ne­ral. Ade­más, re­sal­ta la co­mu­ni­ca­ción per­ma­nen­te, su per­so­nal al­ta­men­te ca­pa­ci­ta­do y afir­ma que para ellos ha si­do im­por­tan­te tra­ba­jar en­fo­ca­dos siem­pre en las 52 se­ma­nas del año, por­que su ne­go­cio es el ser­vi­cio y tie­nen que es­tar al la­do de sus clien­tes siem­pre.

Har­leyn Que­sa­da, ge­ren­te de de­sa­rro­llo de Cia­me­sa, ase­gu­ra que la com­pa­ñía bus­ca in­no­var cons­tan­te­men­te con pro­duc­tos com­ple­men­ta­rios a los que tie­nen, para ofre­cer un ma­yor sur­ti­do. Pe­ro ade­más de es­to, es im­por­tan­te el ser­vi­cio al clien­te que ellos brin­dan. “Ofre­ce­mos aten­ción per­so­na­li­za­da, por eso bus­ca­mos per­so­nal muy ca­pa­ci­ta­do. Ade­más, el te­ma de ase­so­rías es im­por­tan­te; con nues­tros pro­vee­do­res rea­li­za­mos ase­so­rías para los clien­tes.Y el ter­cer pun­to im­por­tan­te es el ser­vi­cio, Cia­me­sa cuen­ta con sie­te cen­tros de dis­tri­bu­ción, lo cual nos per­mi­te ga­ran­ti­zar un ex­ce­len­te ser­vi­cio en to­do el país”.

En el ca­so de De­li­ka, se­gún su pre­si­den­te,

Jür­gen Mor­mels, lo más im­por­tan­te es ofre­cer un ex­ce­len­te ser­vi­cio a sus clien­tes, el cual es­tá di­vi­di­do en va­rios as­pec­tos. En pri­mer lu­gar, co­mo po­lí­ti­ca de la em­pre­sa, nun­ca se le di­ce al clien­te que no hay al­gún pro­duc­to; lo que se ha­ce es co­mu­ni­car­le que del pro­duc­to que bus­ca, no tie­nen en ese mo­men­to, pe­ro que le ofre­cen uno si­mi­lar u otro me­jor al mis­mo pre­cio del que es­tá pre­gun­tan­do .“No­so­tros no so­mos so­la­men­te un pro­vee­dor, so­mos una alian­za es­tra­té­gi­ca para el ho­tel o res­tau­ran­te y es­te pue­de con­fiar en no­so­tros”, ex­pli­ca. Asi­mis­mo, De­li­ka brin­da a sus clien­tes, me­nús, lis­tas de vi­nos, ma­te­rial pu­bli­ci­ta­rio y fo­lle­tos, en­tre otros, por­que cuen­tan con un di­se­ña­dor que tra­ba­ja en la com­pa­ñía. Tam­bién ofre­ce los ser­vi­cios de su chef cor­po­ra­ti­vo, del som­me­lier; y con res­pec­to a su pá­gi­na web, De­li­ka tra­ba­ja en va­rios ser­vi­cios: una ba­se de em­pleo, una pá­gi­na de edu­ca­ción –para aten­der du­das de los pro­duc­tosy una más para anun­ciar even­tos del sec­tor.

Dis­tri­bui­do­ra Car­nes San Mar­tin es una sub­si­dia­ria en Cos­ta Ri­ca de la em­pa­ca­do­ra In­dus­trial Co­mer­cial San Mar­tin S.A., ubi­ca­da en Ni­ca­ra­gua, que ini­ció ope­ra­cio­nes ha­ce 42 años, ex­por­ta car­ne de res a más de 20 paí­ses y es la em­pre­sa lí­der en pro­duc­ción y ex­por­ta­cio­nes de car­ne de res a ni­vel cen­troa­me­ri­cano. Su prin­ci­pal es­tra­te­gia para com­pe­tir en es­te mer­ca­do es su ca­pa­ci­dad para su­plir, tan­to pe­que­ños, co­mo a los que son de me­diano u al­to consumo de car­ne, por el res­pal­do que tie­nen de la com­pa­ñía, man­te­nien­do una ca­li­dad y pre­cio com­pe­ti­ti­vo. Ca­be destacar que sus pro­duc­tos son ma­du­ra­dos con 15 o 20 días y nun­ca han si­do con­ge­la­dos. Ade­más, ofre­cen la mis­ma dis­po­ni­bi­li­dad y ca­li­dad to­do el año. “En Ni­ca­ra­gua no­so­tros so­mos lí­de­res en vo­lu­men, en pro­duc­ción, en ca­li­dad; siem­pre es­ta­mos a la vanguardia en pro­yec­tos e in­no­va­ción”, co­men­ta Car­los Gur­dian, ge­ren­te.

Para com­pe­tir en el mer­ca­do, de acuer­do con Sil­vio Maiet­ti, pre­si­den­te de Eu­roa­li­men­tos, la com­pa­ñía se en­fo­ca en ofre­cer­le a sus clien­tes pro­duc­tos de al­ta ca­li­dad, que son im­por­ta­dos en un 95% des­de Ita­lia. “En lo que res­pec­ta a ser­vi­cio al clien­te, ofre­ce­mos las vi­si­tas de agen­tes a los ne­go­cios. Otra for­ma en que pue­den com­prar a tra­vés de no­so­tros, apar­te de ha­cer­lo con el agen­te que co­rres­pon­de, es que, si por al­gu­na ra­zón tie­nen una emer­gen­cia, el clien­te pue­de lla­mar o en­viar un co­rreo elec­tró­ni­co y se le atien­de el pe­di­do que lue­go se en­vía a tra­vés de nues­tros ca­mio­nes o ex­tra­or­di­na­ria­men­te, a tra­vés de en­co­mien­da. Lo que desea­mos es man­te­ner una es­tre­cha re­la­ción con los clien­tes y aten­der­los de ma­ne­ra efi­cien­te y efi­caz”, afir­ma Ol­ga Val­ver­de, ge­ren­te ge­ne­ral.

Os­car Opor­ta, ge­ren­te de ven­tas de Glo­bal Part­ners, afir­ma que para so­bre­sa­lir, se en­fo­can en el ser­vi­cio al clien­te. La di­fe­ren­cia ra­di­ca en las per­so­nas que tie­nen de­trás de los clien­tes, lla­mán­do­los, to­man­do los pe­di­dos –a ve­ces a des­ho­ras, por­que al clien­te se le ol­vi­dó-. Asi­mis­mo, los lu­nes de­jan un ca­mión para “emer­gen­cias”, por­que es muy co­mún que los clien­tes se que­den sin pro­duc­to el fin de se­ma­na. “No­so­tros lo que ha­ce­mos es que es­ta­mos de­trás de los clien­tes, si yo sé que us­ted com­pra los miér­co­les, yo sé que la ten­go que lla­mar el martes, por­que pro­ba­ble­men­te us­ted es­té en el día a día, con un mon­tón de co­sas que ha­cer, y se acor­dó en la no­che de que no hi­zo el pe­di­do. Tam­bién he­mos in­tro­du­ci­do un po­co la tec­no­lo­gía, en­ton­ces aho­ra te­ne­mos un Whatsapp –el nú­me­ro es: 6036-4577- para los clien­tes, y nos ha fun­cio­na­do mu­chí­si­mo, por­que les man­da­mos un co­mu­ni­ca­do, por zo­na, re­cor­dán­do­les que al día si­guien­te te­ne­mos ru­ta por su es­ta­ble­ci­mien­to, y que si tie­nen al­gún pe­di­do, por fa­vor lo en­víen; en­ton­ces los clien­tes al ver el re­cor­da­to­rio nos ha­cen el pe­di­do por es­te me­dio. A ve­ces ni si­quie­ra tie­nen que es­cri­bir, sino que nos man­dan un au­dio”.

Un buen ser­vi­cio al clien­te es la es­tra­te­gia prin­ci­pal de Ino­la­sa para com­pe­tir.“So­mos cons­cien­tes de que una de las prio­ri­da­des para el clien­te de es­te mer­ca­do, es el ser­vi­cio, en­ton­ces siem­pre tra­ta­mos de evo­lu­cio­nar en esa par­te, ade­cuán­do­nos prin­ci­pal­men­te a las ne­ce­si­da­des del clien­te. No­so­tros ofre­ce­mos ser­vi­cio las 24 ho­ras, con una la­bor de pre­ven­ta con el ase­sor, el cual vi­si­ta al clien­te y crea cer­ca­nía con él. Gra­cias a ello, co­no­ce­mos a nues­tro clien­te y sus ne­ce­si­da­des de ser­vi­cio”, afir­ma Mau­ri­cio Ara­ya, ge­ren­te de ne­go­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.