¿Cum­plen los ho­te­les y res­tau­ran­tes las nor­mas de sa­lud que exi­ge la ley pa­ra ope­rar?

Apetito - - Especial de Limpieza -

Re­gla­men­tos, le­yes y per­mi­sos son al­gu­nos de los requisitos que de­ben te­ner en re­gla es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos pa­ra po­der fun­cio­nar

Pa­ra que un ho­tel o res­tau­ran­te ope­re se­gún lo exi­ge la ley de­be so­li­ci­tar an­te las au­to­ri­da­des co­rres­pon­dien­tes los per­mi­sos de ope­ra­ción. Asi­mis­mo, y se­gún los ser­vi­cios que pla­nee ofre­cer de­be se­guir las dis­po­si­cio­nes del go­bierno lo­cal don­de se ubi­que, so­lo así pue­de ase­gu­rar que es­tá en re­gla.

En Cos­ta Ri­ca en­ti­da­des co­mo el Mi­nis­te­rio de Sa­lud y las mu­ni­ci­pa­li­da­des se en­car­gan de otor­gar a las em­pre­sas gas­tro­nó­mi­cas y aque­llas que ofrecen ser­vi­cios de hospedaje los per­mi­sos ne­ce­sa­rios, mis­mos que ga­ran­ti­zan que en el lu­gar hay se­gu­ri­dad, inocui­dad, per­so­nal ca­pa­ci­ta­do y to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra una co­rrec­ta ope­ra­ción.

Es­ta in­for­ma­ción es co­no­ci­da por to­dos los em­pre­sa­rios del sec­tor, pe­se a ello hay mu­chos que no es­tán al día con sus obli­ga­cio­nes o que por des­cui­do las han de­ja­do de la­do, si­tua­ción que se agra­va por la ex­ce­si­va car­ga de tra­ba­jo que tie­nen las ins­ti­tu­cio­nes en­car­ga­das de ve­lar por el cum­pli­mien­to de la ley.

¿Qué es­ta­ble­ce la ley es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra los ho­te­les?

Si us­ted tie­ne un ho­tel o es­tá pen­san­do abrir uno de­be sa­ber que la ley vin­cu­lan­te pa­ra su ne­go­cio es el Re­gla­men­to pa­ra Em­pre­sas de Hospedaje Tu­rís­ti­co, el cual na­ció vía De­cre­to Eje­cu­ti­vo No. 11217-MEIC del 25 de fe­bre­ro de 1980 y su­frió su úl­ti­ma mo­di­fi­ca­ción en oc­tu­bre del año 2014. Di­cho re­gla­men­to in­di­ca que el pri­mer pa­so es en un pla­zo de no­ven­ta días ca­len­da­rio so­li­ci­tar al ICT la cla­si­fi­ca­ción que co­lo­que al lu­gar den­tro del ti­po y ca­te­go­ría de em­pre­sa de hospedaje tu­rís­ti­co que le co­rres­pon­de. Ade­más de lo an­te­rior, la ley dis­po­ne que es­tos ne­go­cios: “De­ben cum­plir es­tric­ta­men­te con las nor­mas de hi­gie­ne y man­te­ni­mien­to es­ta­ble­ci­das por el Mi­nis­te­rio de Sa­lud”, to­ma­do de Re­gla­men­to pa­ra Em­pre­sas de Hospedaje Tu­rís­ti­co.

¿Qué de­ter­mi­na la ley en el ca­so de los res­tau­ran­tes?

Pa­ra ellos apli­ca el Re­gla­men­to pa­ra los Ser­vi­cios de Ali­men­ta­ción al Pú­bli­co que se es­ta­ble­ce a tra­vés del De­cre­to Eje­cu­ti­vo No. 19479-S del 29 de enero de 1990.

Es­te re­gla­men­to na­ce con el ob­je­ti­vo de re­gu­lar las con­di­cio­nes sa­ni­ta­rias y requisitos de in­fra­es­truc­tu­ra que de­ben cum­plir los es­ta­ble­ci­mien­tos que brin­dan ser­vi­cios de ali­men­ta­ción al pú­bli­co.

Asi­mis­mo es­ta­ble­ce las me­di­das que se de­ben im­ple­men­tar pa­ra la ma­ni­pu­la­ción y pre­pa­ra­ción de los ali­men­tos, to­do es­to con el fin de pre­ve­nir la con­ta­mi­na­ción de los mis­mos y de es­ta for­ma mi­ni­mi­zar el ries­go pa­ra la sa­lud de la po­bla­ción.

Per­mi­so sa­ni­ta­rio de fun­cio­na­mien­to: un re­qui­si­to que no de­be fal­tar en nin­gún ho­tel o res­tau­ran­te

So­bre es­te as­pec­to en par­ti­cu­lar el Mi­nis­te­rio de Sa­lud emi­te el Re­gla­men­to Ge­ne­ral pa­ra el Otor­ga­mien­to de Per­mi­sos de Fun­cio­na­mien­to, el cual re­gu­la y con­tro­la el otor­ga­mien­to de per­mi­sos sa­ni­ta­rios de fun­cio­na­mien­to de to­da ac­ti­vi­dad o es­ta­ble­ci­mien­to agrí­co­la, in­dus­trial, co­mer­cial o de ser­vi­cios, lo cual apli­ca tan­to pa­ra ho­te­les co­mo pa­ra res­tau­ran­tes. La ope­ra­ción de ne­go­cios gas­tro­nó­mi­cos y de hospedaje se en­cuen­tra den­tro de la ca­te­go­ría de ac­ti­vi­dad co­mer­cial y se­gún sus ca­rac­te­rís­ti­cas se en­cuen­tra tam­bién den­tro de la ca­te­go­ría de ries­go mo­de­ra­do al re­pre­sen­tar ries­gos po­ten­cia­les a la sa­lud de las per­so­nas o el am­bien­te.

Pa­ra ob­te­ner el per­mi­so sa­ni­ta­rio de fun­cio­na­mien­to la per­so­na in­tere­sa­da en el trá­mi­te de­be pre­sen­tar an­te el Área Rec­to­ra de Sa­lud co­rres­pon­dien­te los si­guien­tes do­cu­men­tos, co­pia de la cédula de iden­ti­dad, de­cla­ra­ción ju­ra­da, co­pia de com­pro­ban­te de pa­go de ser­vi­cios y for­mu­la­rio de so­li­ci­tud. Tras ob­te­ner los per­mi­sos los es­ta­ble­ci­mien­tos que­dan su­je­tos a pro­ce­sos de ins­pec­ción y au­di­to­ría de sus ser­vi­cios, es­to con la fi­na­li­dad de que las au­to­ri­da­des ve­ri­fi­quen la con­ti­nui­dad de las con­di­cio­nes que fue­ron de­cla­ra­das.

“En el ca­so de com­pro­bar­se que el es­ta­ble­ci­mien­to o ac­ti­vi­dad no cum­ple con los requisitos es­ta­ble­ci­dos en el pre­sen­te re­gla­men­to y con lo de­cla­ra­do ba­jo fe de ju­ra­men­to, la au­to­ri­dad de sa­lud pro­ce­de­rá a or­de­nar la can­ce­la­ción del per­mi­so sa­ni­ta­rio de fun­cio­na­mien­to otor­ga­do”, to­ma­do de Re­gla­men­to Ge­ne­ral pa­ra el Otor­ga­mien­to de Per­mi­sos de Fun­cio­na­mien­to del Mi­nis­te­rio de Sa­lud.

Un da­to im­por­tan­te a to­mar en cuen­ta es que la au­to­ri­dad de sa­lud efec­tua­rá ins­pec­cio­nes o au­di­to­rías de con­trol a to­dos los es­ta­ble­ci­mien­tos que se les ha otor­ga­do el per­mi­so sa­ni­ta­rio. Lo an­te­rior, ya sea de for­ma pro­gra­ma­da, por de­nun­cia, cuan­do se re­quie­ra o de acuer­do a mues­treo se­lec­ti­vo. ¿Es­tán al día con sus per­mi­sos de sa­lud los em­pre­sa­rios del sec­tor? Sil­via Ro­drí­guez, pro­pie­ta­ria del Ho­tel Bou­ti­que Luz de Lu­na, afirma que du­ró cer­ca de dos me­ses ob­te­nien­do los per­mi­sos de fun­cio­na­mien­to pa­ra su ho­tel. En los seis años que lle­va es­te es­ta­ble­ci­mien­to fun­cio­nan­do ha re­ci­bi­do la vi­si­ta de ins­pec­to­res del Mi­nis­te­rio de Sa­lud en tres oca­sio­nes. “Cuan­do vie­nen re­vi­san se­ña­li­za­ción, ex­tin­gui­do­res, ade­más ob­ser­van que los ba­ños fun­cio­nen y es­tén lim­pios. Su­ma­do a to­do es­to, re­vi­san muy bien la co­ci­na con unos ma­nua­les que traen y eso si, nos pi­den exá­me­nes de agua ca­da año”, ma­ni­fes­tó Ro­drí­guez.

De acuer­do con es­ta em­pre­sa­ria ac­tual­men­te es­tar al día en te­mas de sa­lud, hi­gie­ne e inocui­dad es vi­tal, pues es al­go que los tu­ris­tas va­lo­ran y re­pre­sen­ta pa­ra el ho­tel la se­gu­ri­dad de que nin­gún clien­te se va en­fer­mar o su­frir al­gún in­ci­den­te en el lu­gar.

Ro­drí­guez es tam­bién pro­pie­ta­ria del Res­tau­ran­te Lu­na Ro­ja y afirma que tan­to pa­ra ho­te­les co­mo pa­ra res­tau­ran­tes el con­trol es exi­gen­te, sin em­bar­go es res­pon­sa­bi­li­dad de ca­da em­pre­sa­rio te­ner su ne­go­cio en re­gla más allá de las vi­si­tas de los ins­pec­to­res.

“Una que­ja de un clien­te en re­des so­cia­les por in­to­xi­ca­ción o al­gún in­ci­den­te si­mi­lar se­ría te­rri­ble pa­ra el res­tau­ran­te y es un te­ma su­ma­men­te delicado. Con­si­de­ro que en mu­chos ca­sos se in­cum­plen es­tas nor­mas por in­cons­cien­cia y no pre­ci­sa­men­te por im­po­si­bi­li­dad, pues en el mer­ca­do hay ta­blas de pi­car de co­lo­res, guan­tes, ma­llas y pro­duc­tos de lim­pie­za a muy buen pre­cio y al al­can­ce de to­dos”, afir­mó Ro­drí­guez.

La in­for­ma­ción es­tá a la mano y exis­ten gran can­ti­dad de pro­vee­do­res de pro­duc­tos y equi­pos de lim­pie­za, así co­mo em­pre­sas que se de­di­can a ase­so­rar per­so­nal de co­ci­na y equi­pos de tra­ba­jo en te­mas de inocui­dad. No se to­me la sa­lud de sus clien­tes ni de su per­so­nal a la li­ge­ra, que al fi­nal es­te des­cui­do po­dría sa­lir­le muy ca­ro

Sil­via Ro­drí­guez, pro­pie­ta­ria del Ho­tel Bou­ti­que Luz de Lu­na, afirma que du­ró cer­ca de dos me­ses ob­te­nien­do los per­mi­sos de fun­cio­na­mien­to pa­ra su ho­tel. En los seis años que lle­va es­te es­ta­ble­ci­mien­to fun­cio­nan­do ha re­ci­bi­do la vi­si­ta de ins­pec­to­res del Mi­nis­te­rio de Sa­lud en tres oca­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.