¿Res­tau­ran­tes co­mo ofi­ci­nas?

Apetito - - Portada -

En el país exis­te un al­to nú­me­ro de ca­de­nas y fran­qui­cias gas­tro­nó­mi­cas tan­to na­cio­na­les co­mo in­ter­na­cio­na­les y aun­que al­gu­nas son más co­no­ci­das que otras, lo cier­to es que to­das re­pre­sen­tan un clien­te que cual­quier pro­vee­dor del sec­tor qui­sie­ra te­ner.

Si bien es cier­to que lo es­tán­da­res que hay que cum­plir pa­ra su­plir las ne­ce­si­da­des de es­te ti­po de ne­go­cios son al­tos, la reali­dad es que to­do es­to va­le la pe­na si se tie­ne en cuen­ta que sus vo­lú­me­nes de com­pra son ele­va­dos y cons­tan­tes, los cual re­pre­sen­ta ga­nan­cias se­gu­ras pa­ra cual­quier pro­vee­dor de pro­duc­tos o ser­vi­cios.

Un cen­so rea­li­za­do años atrás por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Cen­sos re­ve­ló que en el país ha­bía cer­ca de 23 mil es­ta­ble­ci­mien­tos de ali­men­tos y be­bi­das, lo cual in­cluía des­de pe­que­ñas ven­ta­nas has­ta gran­des fran­qui­cias.

El si­tio web Fran­qui­cias Cos­ta­rri­cen­ses por su par­te, men­cio­na tam­bién va­rias ca­de­nas que ope­ran en el país en su es­pa­cio de­di­ca­do a fran­qui­cias de ali­men­ta­ción y el Co­le­gio Fe­de­ra­do de In­ge­nie­ros y Ar­qui­tec­tos re­por­tó que so­lo en­tre 2010 y 2013 al­re­de­dor de 500 res­tau­ran­tes tra­mi­ta­ron su cons­truc­ción. De acuer­do con Mar­co Cas­tro, gerente de mer­ca­deo de la fran­qui­cia Ap­ple­bee´s en Cos­ta Ri­ca, la cual ope­ra co­mo ca­de­na con tres res­tau­ran­tes en el país, exis­ten va­rios as­pec­tos que una gran em­pre­sa gas­tro­nó­mi­ca va­lo­ra pa­ra ele­gir a un pro­vee­dor.

“Al­ta ca­pa­ci­dad de res­pues­ta o pro­duc­ción, es­tán­da­res de ca­li­dad e inocui­dad en los pro­ce­sos y con­di­cio­nes que fa­ci­li­ten la ope­ra­ción del res­tau­ran­te co­mo pro­duc­tos em­pa­ca­dos por por­cio­nes y en­tre­gas cons­tan­tes, son so­lo al­gu­nos de los pun­tos que una ca­de­na eva­lúa an­tes de dar­le el vis­to bueno a un pro­vee­dor”, ex­pre­só Cas­tro.

Nor­mal­men­te las ca­de­nas de res­tau­ran­tes tie­nen me­nús más am­plios y di­ver­sos, lo cual re­pre­sen­ta gran­des pe­di­dos. Las fran­qui­cias por su par­te, de­ben cum­plir es­tán­da­res que de­fi­nen su ope­ra­ción y son es­ta­ble­ci­dos por la em­pre­sa ma­dre, que bus­ca que to­dos los res­tau­ran­tes que lle­ven su nom­bre ofrez­can la mis­ma ca­li­dad.

To­do lo an­te­rior, re­pre­sen­ta un gran be­ne­fi­cio pa­ra aque­llos pro­vee­do­res que tra­ba­jen con un res­tau­ran­te de ca­de­na o una fran­qui­cia, pues es un ne­go­cio se­gu­ro, pe­ro de igual for­ma plan­tea un com­pro­mi­so de ca­li­dad y ca­pa­ci­dad de me­jo­ra con­ti­nua.

Mar­co Cas­tro, gerente de mer­ca­deo de la fran­qui­cia Ap­ple­bee´s en Cos­ta Ri­ca,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.