Ca­sa Muc­ca: Ha­bía una vez, una ca­sa vie­ja y aban­do­na­da que se con­vir­tió en res­tau­ran­te

Ca­sa Muc­ca es el pro­yec­to de una pa­re­ja de es­po­sos, que de­ci­die­ron de­jar de la­do lo que ha­bían he­cho to­da su vi­da pa­ra con­ver­tir­se en res­tau­ran­te­ros

Apetito - - Contenido -

Por las ca­lles de Ita­lia, en el 2002 se en­con­tra­ron dos ve­ci­nos de He­re­dia, que en su ciu­dad na­tal nun­ca an­tes se ha­bían vis­to, los aza­res del des­tino hi­cie­ron que Ser­gio Villalobos y su hoy es­po­sa Ro­salyn Fon­se­ca, se co­no­cie­ran a mi­les de ki­ló­me­tros del lu­gar don­de los dos na­cie­ron, es­to mien­tras eran es­tu­dian­tes.

Tiem­po des­pués tras re­gre­sar a Cos­ta Ri­ca am­bos vol­vie­ron a en­con­trar­se y la his­to­ria se re­su­me en que hoy son es­po­sos y tie­nen una pa­re­ja de ge­me­los que tie­nen tres años, los mis­mos que tie­ne el Res­tau­ran­te Ca­sa Muc­ca de exis­tir, que por cier­to lle­va ese nom­bre por­que muc­ca sig­ni­fi­ca va­ca en ita­liano y am­bos son aman­tes de es­te ani­mal.

“Mi es­po­sa lle­va­ba va­rios me­ses sin tra­ba­jo y yo la­bo­ra­ba en un ban­co, en­ton­ces le di­je que pre­pa­rá­ra­mos co­sas de co­mer y las ven­dié­ra­mos ahí pa­ra ge­ne­rar otro in­gre­so, el asun­to cre­ció y ter­mi­na­mos aten­dien­do co­me­do­res in­dus­tria­les y brin­dan­do ser­vi­cio de ca­te­ri­ng, es así co­mo des­de el 2010 es­ta­mos in­vo­lu­cra­dos en el te­ma gas­tro­nó­mi­co”, afir­mó Villalobos.

Un día cual­quie­ra, Ser­gio pa­só fren­te a una ca­sa vie­ja y aban­do­na­da y vio que es­ta­ba a la ven­ta, ca­si guia­do por una co­ra­zo­na­da de­ci­dió com­prar­la y al in­ves­ti­gar se dio cuen­ta que se tra­ta­ba de una edi­fi­ca­ción con más de 100 años de an­ti­güe­dad, la cual con­vir­tie­ron en una sa­la de even­tos y tiem­pos des­pués en un res­tau­ran­te.

Hoy en día Ca­sa Muc­ca des­ta­ca por su va­rie­dad de co­mi­da a la pa­rri­lla, vi­nos y el brunch de los do­min­gos, que se ha con­ver­ti­do en una de las prin­ci­pa­les es­tra­te­gias pa­ra atraer per­so­nas a tra­vés de las re­des so­cia­les y otros me­dios, pues co­mo afirma su pro­pie­ta­rio no es fácil lo­grar que las per­so­nas va­yan has­ta San Isi­dro de He­re­dia so­lo pa­ra co­mer.

Ca­sa Muc­ca es un es­pa­cio lleno de his­to­ria y per­so­na­li­dad, pues su de­co­ra­ción ade­más de con­tar con gran can­ti­dad de fi­gu­ras de va­cas, in­clu­ye ele­men­tos que per­te­ne­cie­ron a las abue­las y bi­sa­bue­las de am­bos pro­pie­ta­rios.

To­do lo que se usa en la co­ci­na de es­te Res­tau­ran­te es hi­dro­pó­ni­co y es co­se­cha­do por Ser­gio en una huer­ta que tie­ne en su ca­sa, la idea es­te año, es crear un pe­que­ño mer­ca­do or­gá­ni­co en el pa­tio de la pro­pie­dad, pa­ra así ofre­cer a los clien­tes la po­si­bi­li­dad de com­prar es­te ti­po de pro­duc­tos. Ca­sa Muc­ca

Te­lé­fono: + (506) 2268-4110

La ca­sa don­de se en­cuen­tra el Res­tau­ran­te es una edi­fi­ca­ción con más de 100 años de an­ti­güe­dad, por lo cual el pro­ce­so de res­tau­ra­ción du­ró un año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.