Los mi­nu­tos son la cla­ve

Construir Costa Rica - - Editorial -

Sin ha­ber fue­go pre­sen­te más que en al­gún pun­to es­pe­cí­fi­co de una ha­bi­ta­ción, se pue­de al­can­zar una tem­pe­ra­tu­ra en­tre 200 y 250 gra­dos en me­nos de un mi­nu­to. Esa com­bus­tión sú­bi­ta ge­ne­ra­li­za­da que se pro­vo­ca en los pri­me­ros 60 se­gun­dos emi­te al­tos ni­ve­les de ca­lor, lo que pro­mue­ve que el fue­go se ex­pan­da muy rá­pi­do.

En 5 mi­nu­tos, es muy fac­ti­ble que el fue­go al­can­ce los 1,200 gra­dos, se­gún han pro­ba­do los ex­per­tos a tra­vés de múl­ti­ples ex­pe­ri­men­tos.

Pa­ra en­ten­der la di­men­sión de lo an­te­rior, vi­sua­li­ce que a par­tir de los 45 gra­dos la piel de una per­so­na se ve afec­ta­da; lue­go de los 65º, los pul­mo­nes tie­nen un da­ño to­tal. 5 mi­nu­tos. El nú­me­ro que no se nos pue­de ol­vi­dar.

Esos 5 mi­nu­tos son cla­ves pa­ra eva­cuar a las per­so­nas e in­ten­tar con­te­ner el fue­go, por lo que es el tiem­po mí­ni­mo que el di­se­ño de un es­pa­cio de­be so­por­tar an­tes de co­men­zar a com­pro­me­ter­se.

Lo an­te­rior acla­ra la im­por­tan­cia que tie­ne el te­ma de la se­gu­ri­dad con­tra in­cen­dios pa­ra la in­dus­tria de la cons­truc­ción, un te­ma que a to­dos preo­cu­pa, pe­ro que en la re­gión aún fal­ta bas­tan­te por me­jo­rar. Aun­que to­dos los paí­ses cuen­tan con nor­ma­ti­vas y re­gla­men­tos pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad con­tra fue­go en las edi­fi­ca­cio­nes, los avan­ces pa­ra for­ma­li­zar có­di­gos con­tra in­cen­dios no son los más óp­ti­mos.

Ade­más, to­da­vía exis­te una ne­ce­si­dad im­por­tan­te de for­ma­ción en es­te cam­po pues uno de los pro­ble­mas que tra­ban la apli­ca­ción de es­ta nor­ma­ti­va re­cae pre­ci­sa­men­te en la fal­ta de ca­pa­ci­ta­ción y es­pe­cia­li­za­ción de los pro­fe­sio­na­les del sec­tor, se­gún apun­ta­ron ex­per­tos de to­dos los paí­ses con­sul­ta­dos por Cons­truir.

Un ejem­plo de lo an­te­rior lo en­con­tra­mos en Cos­ta Ri­ca, don­de más del 60% de los pro­yec­tos cons­truc­ti­vos son re­cha­za­dos por el Cuer­po de Bom­be­ros por­que los pla­nes de se­gu­ri­dad con­tra in­cen­dios no si­guen la nor­ma­ti­va co­rrec­ta­men­te, lo cual evi­den­cia la fuer­te ne­ce­si­dad de for­ma­ción en el te­ma que exis­te en el sec­tor.

El otro pro­ble­ma res­pon­de a la con­cep­ción, a jui­cio de los ex­per­tos equi­vo­ca­da, del au­men­to que re­pre­sen­ta el cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va con­tra in­cen­dios en el cos­to fi­nal de las obras, su­pues­ta­men­te por los ma­te­ria­les que se de­ben con­tem­plar.

Lo cier­to es que una res­pon­sa­bi­li­dad enor­me re­cae so­bre los hom­bros de los pro­fe­sio­na­les en el cam­po de la cons­truc­ción; se tie­nen que di­se­ñar y le­van­tar edi­fi­ca­cio­nes que ga­ran­ti­cen que las per­so­nas ten­gan al me­nos 5 mi­nu­tos pa­ra reac­cio­nar en ca­so de in­cen­dio y pro­te­ger su vi­da. De es­to ha­bla­re­mos más en nues­tro es­pe­cial de Có­di­gos de In­cen­dios. Mar­ce­la Ji­mé­nez mar­ce­la.ji­me­nez@gru­po­cer­ca.com Edi­to­ra ge­ne­ral

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.