Nue­vas ten­den­cias de di­se­ño en cen­tros de sa­lud

Un di­se­ño in­no­va­dor de­be ge­ne­rar es­pa­cios que con­lle­ven se­re­ni­dad y con­fort tan­to pa­ra pa­cien­tes co­mo em­plea­dos y vi­si­tan­tes en aras de re­du­cir el es­trés.

Construir Costa Rica - - Espacios -

Rque no es lo mis­mo di­se­ñar el ves­tí­bu­lo de una ofi­ci­na, que el de un edi­fi­cio re­si­den­cial o uno de­di­ca­do a clí­ni­cas o un hos­pi­tal. To­do re­quie­re de un es­pa­cio ra­di­cal­men­te dis­tin­to, por ejem­plo, en una ofi­ci­na se desea ge­ne­rar un am­bien­te de ener­gía y di­na­mis­mo. En cam­bio, en un es­pa­cio de­di­ca­do a la sa­lud, se bus­ca pro­du­cir una sen­sa­ción de con­fort y se­re­ni­dad.

Es a tra­vés de un di­se­ño que in­ter­pre­ta las ne­ce­si­da­des, las di­men­sio­nes ade­cua­das, y la er­go­no­me­tría, que es po­si­ble brin­dar una me­jor ex­pe­rien­cia y con­tri­buir a pre­ve­nir afec­cio­nes. Si sien­tas a tus pa­cien­tes en una sa­la de es­pe­ra en don­de las si­llas no es­tán di­se­ña­das ade­cua­da­men­te, pue­des oca­sio­nar al­gún ti­po de ma­les­tar. De la mis­ma ma­ne­ra, si ese es­pa­cio no es­tá con­ve­nien­te­men­te ilu­mi­na­do se crea­rá una sen­sa­ción de in­co­mo­di­dad que de­ja hue­lla de des­agra­do en la me­mo­ria del pa­cien­te. Nues­tra ta­rea es ge­ne­rar am­bien­tes que lo ha­gan sen­tir pro­te­gi­do tan­to fí­si­ca­men­te co­mo a ni­vel psie­cor­de­mos co­ló­gi­co. Las tex­tu­ras, co­lo­res y so­ni­dos se com­ple­men­tan pa­ra dar­le pa­so a una po­si­ti­va ex­pe­rien­cia sen­so­rial.

Por eso, es im­por­tan­te que cuan­do es­te­mos apli­can­do los con­cep­tos de di­se­ño pa­ra una fun­ción tan es­pe­cí­fi­ca co­mo los edi­fi­cios de­di­ca­dos a la sa­lud, lo­gre­mos tra­ba­jar siem­pre con el es­ta­do del ar­te er­go­nó­mi­co. El cen­tro de nues­tra aten­ción de­be es­tar en­fo­ca­do al bie­nes­tar de la per­so­na.

La co­mo­di­dad y el con­fort tér­mi­co son dos ele­men­tos im­por­tan­tes. El pa­cien­te no de­be per­ci­bir ni frío, ni ca­lor. Al con­tra­rio, de­be sen­tir­se pla­cen­te­ra­men­te bien. Nues­tra ta­rea es ge­ne­rar am­bien­tes que lo ha­gan sen­tir pro­te­gi­do tan­to fí­si­ca­men­te co­mo a ni­vel psi­co­ló­gi­co. Las tex­tu­ras, co­lo­res y so­ni­dos se com­ple­men­tan pa­ra dar­le pa­so a una po­si­ti­va ex­pe­rien­cia sen­so­rial.

Di­se­ño que tran­qui­li­za

Los hos­pi­ta­les del mun­do en­te­ro se han vuel­to “sick buil­dings”, ó sea “edi­fi­cios en­fer­mos” por la pre­sen­cia de bacterias, ele­men­tos tó­xi­cos

Por: Arq. Da­vid Gar­da, fun­da­dor de DGTA Da­vid Gar­da Ta­ller de Ar­qui­tec­tu­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.