Alum­bra­do pú­bli­co: Ca­ta­li­za­dor pa­ra el de­sa­rro­llo

Los pro­ce­sos au­to­ma­ti­za­dos pa­ra rea­li­zar el con­trol lu­mí­ni­co, coor­di­na­dos con los de re­co­pi­la­ción de la da­tos, son ca­da vez más ha­bi­tua­les en las ciu­da­des.

Construir Costa Rica - - Tecnología - Por Eliuth Ortiz Sosa, ar­qui­tec­to es­pe­cia­lis­ta en di­se­ño de ilu­mi­na­ción de Tecno Li­te

Des­de sus orí­ge­nes la hu­ma­ni­dad ha evo­lu­cio­na­do gra­cias a su in­ter­ac­ción con la ilu­mi­na­ción. Es­to ha si­do re­fle­ja­do tan­to en los or­ga­nis­mos más sim­ples, que son sen­si­bles a la luz y cuen­tan con la ca­pa­ci­dad pa­ra reac­cio­nar a ella, co­mo en las es­pe­cies con ma­yor de­sa­rro­llo en el sen­ti­do de la vis­ta.

En el ca­so de los se­res hu­ma­nos po­de­mos re­co­no­cer que gran par­te de nues­tro de­sa­rro­llo se ha da­do en fun­ción de có­mo se han des­cu­bier­to y controlado las nue­vas tec­no­lo­gías de ilu­mi­na­ción, sos­tu­vo Au­gus­to Be­lén­dez, (ca­te­drá­ti­co de Fí­si­ca Apli­ca­da de la Uni­ver­si­dad de Ali­can­te, nom­bra­do “Fe­llow Mem­ber” por la So­cie­dad In­ter­na­cio­nal pa­ra la Óp­ti­ca y la Fo­tó­ni­ca), cuan­do en una en­tre­vis­ta pa­ra el pe­rió­di­co La Tri­bu­na de Al­ba­ce­te, men­cio­nó lo que ac­tual­men­te re­pre­sen­ta la ilu­mi­na­ción en nues­tras vi­das: “las tec­no­lo­gías ba­sa­das en la luz son hoy un motor eco­nó­mi­co fun­da­men­tal del de­sa­rro­llo de la so­cie­dad, lo que au­men­ta su sa­lud y bie­nes­tar”.

Se­gún la in­for­ma­ción de la Agen­cia In­ter­na­cio­nal de Ener­gía (IEA, por sus si­glas en in­glés), en la pu­bli­ca­ción del Glo­bal Trac­king Fra­me­work 2015, Sum­mary Re­port, el por­cen­ta­je de ac­ce­so mun­dial a la elec­tri­ci­dad in­di­ca que el 72% de los asen­ta­mien­tos ru­ra­les

cuen­ta con este re­cur­so ener­gé­ti­co, com­pa­ra­do con el 96% en las po­bla­cio­nes ur­ba­nas. Res­pec­to a la can­ti­dad de per­so­nas que ca­re­cen del ac­ce­so a la mis­ma la es­ti­ma en 1.300 mi­llo­nes, una ci­fra que co­bra ma­yor im­por­tan­cia al to­mar en cuen­ta que pa­ra el 2030 se es­ti­ma una eZ­pan­siȕn de­moI­rȄ­fi­ca glo­bal de al­re­de­dor de 1.000 mi­llo­nes de per­so­nas.

'Zis­ten da­tos es­pe­cí­fi­cos de la IEA de los paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca y El Ca­ri­be, pe­ro a los efec­tos prác­ti­cos se pue­de con­si­de­rar en con­jun­to la si­tua­ción de los paí­ses de la re­gión, en la que la ac­ce­si­bi­li­dad a la elec­tri­ci­dad es del 87% en las zo­nas ru­ra­les, fren­te al 99% de la po­bla­ción ur­ba­na.

Con es­tas ci­fras es po­si­ble ana­li­zar la via­bi­li­dad de las tec­no­lo­gías exis­ten­tes y su apli­ca­ción más con­ve­nien­te de acuer­do a las po­si­bi­li­da­des IeoI­rȄ­fi­cas [ eco­nȕ­mi­cas de ca­da localidad.

Cap­ta­ción de la ra­dia­ción so­lar

En los asen­ta­mien­tos ru­ra­les ais­la­dos, en los que el te­rreno Ie­ne­ra di­fi­cul­ta­des pa­ra ins­ta­lar ca­blea­dos, se de­be pen­sar en las so­lu­cio­nes ba­sa­das en la cap­ta­ción de ra­dia­ción so­lar por me­dio de pla­cas fo­to­vol­tai­cas, la que es trans­for­ma­da en ener­gía eléc­tri­ca pa­ra la ali­men­ta­ción de fuen­tes de luz LED, pues los ba­jos con­su­mos de es­ta tec­no­lo­gía per­mi­ten op­ti­mi­zar la ener­gía ge­ne­ra­da du­ran­te las ho­ras de ex­po­si­ción so­lar.

Si bien es una reali­dad que aun­que es­tos sis­te­mas pue­den ope­rar ba­jo con­di­cio­nes li­mi­ta­das de luz so­lar, el ren­di­mien­to de ca­da mó­du­lo dis­mi­nu­ye si se lo com­pa­ra con el de un día des­pe­ja­do. Una de sus ven­ta­jas es que la al­tu­ra de la ins­ta­la­ción

En los asen­ta­mien­tos ru­ra­les ais­la­dos, cuan­do el te­rreno JeQe­ra di­fi­cul­ta­des pa­ra ins­ta­lar ca­blea­dos, se de­be pen­sar en las so­lu­cio­nes ba­sa­das en la cap­ta­ción de ra­dia­ción so­lar por me­dio de pla­cas fo­to­vol­tai­cas.

de las pla­cas fo­to­vol­tai­cas no tie­ne re­la­ciȕn con la efi­cien­cia en la cap­ta­ción de la ra­dia­ción, por lo que los pos­tes pue­den es­tar tan al­tos co­mo lo re­quie­ra su me­jor desem­pe­ño y pue­dan ais­lar lo más po­si­ble al sis­te­ma de las som­bras ge­ne­ra­das por los ele­men­tos ve­ge­ta­les e in­clu­so oroI­rȄ­fi­cos.

Se pue­de men­cio­nar tam­bién que los sis­te­mas ba­sa­dos en la cap­ta­ción de ra­dia­ción so­lar son con­si­de­ra­dos ais­la­dos, lo cual re­pre­sen­ta aho­rros por la eli­mi­na­ción de la ne­ce­si­dad de equi­par con una red eléc­tri­ca a las zo­nas de di­fí­cil ac­ce­so. Al pen­sar en las nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra la ilu­mi­na­ción uti­li­za­das en el alum­bra­do pú­bli­co, aún hoy sue­le ha­blar­se de que el LED lle­gó pa­ra sus­ti­tuir a las tec­no­lo­gías con­ven­cio­na­les o tra­di­cio­na­les; aun­que la reali­dad es que hoy ya se la con­si­de­ra co­mo una ofer­ta con­ven­cio­nal, bas­ta con re­vi­sar los por­ta­fo­lios de los dis­tin­tos fa­bri­can­tes a ni­vel mun­dial. Por lo tan­to, en los desa­rro­llos ur­ba­nos con cre­cien­tes ne­ce­si­da­des, es im­por­tan­te sa­ber que exis­ten pro­pues­tas tec­no­ló­gi­cas que van más allá de ofre­cer al­ta efi­cien­cia lu­mí­ni­ca Da­Los con­su­mos ener­gé­ti­cos y tiem­po de vi­da de las lu­mi­na­rias.

La re­vo­lu­ción del In­ter­net de las Co­sas

El mun­do se en­cuen­tra en una ace­le­ra­da era de evo­lu­ción di­gi­tal, en la que sue­na ca­da vez más el con­cep­to In­ter­net of Things (IoT). El mo­ti­vo es que, de acuer­do a los da­tos del fo­ro de ten­den­cias IoT, den­tro de 10 años ha­brá 50 bi­llo­nes de ob­je­tos co­nec­ta­dos, con­tan­do pa­ra el año 2030 con 70.000 mi­llo­nes de pun­tos de luz, exis­tien­do una al­ta po­si­bi­li­dad de que gran par­te de es­tos sean com­pa­ti­bles con los sis­te­mas IoT.

Con los ob­je­ti­vos prin­ci­pa­les cen­tra­dos en la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y la sos­te­ni­bi­li­dad, se­rá ca­da día más ha­bi­tual ob­ser­var ciu­da­des que rea­li­za­rán el con­trol de la ilu­mi­na­ción me­dian­te pro­ce­sos au­to­ma­ti­za­dos, coor­di­na­dos con lu­mi­na­rias ca­pa­ces de cen­sar el tras­cur­so del tiem­po y las ac­ti­vi­da­des de la po­bla­ción.

Tam­bién se po­drá re­co­pi­lar la in­for­ma­ción que per­mi­ta fun­cio­nar al sis­te­ma de acuer­do a las ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas de ca­da asen­ta­mien­to de sa­ber cuán­do en­cen­der, apa­gar, dis­mi­nuir la in­ten­si­dad lu­mí­ni­ca o en­viar la in­for­ma­ción que per­mi­ta sa­ber si es ne­ce­sa­rio efec­tuar un man­te­ni­mien­to, in­ter­ac­tuar con los dis­po­si­ti­vos de seguridad en las ca­lles, ofre­cer da­tos del afo­ro vehicu­lar e in­clu­so com­par­tir da­tos con los vehícu­los au­tó­no­mos, pa­ra me­jo­rar la ex­pe­rien­cia del via­je.

Si bien es una reali­dad la exis­ten­cia de desa­rro­llos tec­no­ló­gi­cos en­fo­ca­dos en la pro­duc­ción de luz, co­mo los na­no­tu­bos de car­bono, las bom­bi­llas de gra­feno, los es­tu­dios pa­ra crear lám­pa­ras bio­lu­mi­nis­cen­tes a tra­vés de bac­te­rias, más lo que se pue­da su­mar a la lis­ta; mien­tras en­cuen­tran su via­bi­li­dad en el mercado, el aná­li­sis se fo­ca­li­za en la tec­no­lo­gía LED, que ofre­ce po­si­bi­li­da­des in­tere­san­tes y ca­da vez más com­ple­jas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.