Las mez­clas tra­di­cio­na­les pa­sa­ron a se­gun­do plano

Los mor­te­ros he­chos en si­tio es­tán que­dan­do atrás por los in­dus­tria­li­za­dos. Mien­tras los des­ti­na­dos a la ni­ve­la­ción son una in­no­va­ción en el mercado.

Construir Costa Rica - - Obra Gris - Por: Ca­ro­li­na Be­na­vi­des | ca­ro­li­na.be­na­vi­des@gru­po­cer­ca.com

La re­duc­ción de los tiem­pos de la cons­truc­ción y la me­jor ca­li­dad del ma­te­rial, ge­ne­ra­ron el pa­so de los he­chos en si­tio a los in­dus­tria­li­za­dos.

Los mor­te­ros son un ma­te­rial clave pa­ra el de­sa­rro­llo de las dis­tin­tas cons­truc­cio­nes. Su de­fi­ni­ción más co­mún es que son una mez­cla de ce­men­to, agua y are­na.

Exis­ten di­fe­ren­tes ti­pos que de­ben su de­no­mi­na­ción al aglo­me­ran­te, que pue­de ser ye­so, cal o ce­men­to. Tam­bién es­tán los mor­te­ros bas­tar­dos que, se­gún un in­for­me de la Uni­ver­si­dad de Cas­ti­lla de La Man­cha de Es­pa­ña, son los con­tie­nen dos aglo­me­ran­tes.

El mercado de los mor­te­ros es­tá di­vi­di­do en dos gran­des gru­pos: los ce­men­ti­cios y los acrí­li­cos. En la re­gión se usan am­bos.

Se­gún ex­pli­có el Ing. An­ge­lo Acu­ña, Tar­get Mar­ket Ma­na­ger Con­cre­te, de Si­ka Cos­ta Ri­ca, el de­sa­rro­llo de los ce­men­ti­cios ha evo­lu­cio­na­do de acuer­do a las ne­ce­si­da­des de los usua­rios fi­na­les. Se han vuel­to más es­pe­cia­li­za­dos, co­mo los lan­za­dos, li­via­nos, de al­ta ad­he­ren­cia, al­to o ba­jo es­pe­sor y au­to­ni­ve­lan­tes; en­tre otros.

“Es­ta evo­lu­ción tie­ne su ori­gen en el prin­ci­pio de te­ner con­tro­la­das en cam­po dos va­ria­bles: rá­pi­da pues­ta en servicio y te­ner un pro­duc­to de ma­yor ca­li­dad que un mor­te­ro

La ten­den­cia mun­dial es a uti­li­zar for­ma­tos o ta­ma­ños de aca­ba­dos de gran ta­ma­ño. El prin­ci­pal re­to pa­ra ins­ta­lar­los es Tue la suSer­fi­cie es­té to­tal­men­te ni­ve­la­da.

he­cho en obra”, ase­gu­ró Acu­ña; quien ade­más in­di­có que los mor­te­ros acrí­li­cos cre­ce­rán en sus ca­pa­ci­da­des en cuan­to a los te­mas del aca­ba­do su­per­fi­cial [ la adJe­ren­cia.

'l +nI. /ar­tín 1rti\ di­rec­tor co­mer­cial ge­ne­ral de La­ti­cre­te, Cos­ta Ri­ca, con­cor­dó con Acu­ña, pues con­si­de­ra que la re­duc­ción de los tiem­pos de la cons­truc­ciȕn [ la meLor ca­li­dad del ma­te­rial ge­ne­ra­ron el pa­so de los he­chos en si­tio a los in­dus­tria­lia­dos.

An­te es­ta mis­ma si­tua­ción, .uis (er­nan­do 5ala\ar %al­de­rón, coor­di­na­dor de Ase­so­res Téc­ni­cos de la Di­vi­sión de Cons­truc­ción de Gru­po Sur, ase­gu­ró que la trans­for­ma­ción de este mercado a lo lar­go del pre­sen­te si­glo ha da­do un gi­ro im­por­tan­te al uso de los pre­me\cla­dos pues Jas­ta fi­na­les de los no­ven­tas eran usa­das ma[ori­ta­ria­men­te las me\clas Je­cJas en si­tio. 'sto se deDe a que las me\clas tra­di­cio­na­les sue­len ser su­cias, con un al­to gra­do de des­per­di­cio [ con un nu­lo o mí­ni­mo con­trol de ca­li­dad. Con el avan­ce de la tec­no­lo­gía, la in­ves­ti­ga­ción de las em­pre­sas [ la ne­ce­si­dad de op­ti­mi\ar los cos­tos de pro­duc­ciȕn Jo[ se tie­ne un al­to por­cen­taLe de coDer­tu­ra deLan­do en seIun­do plano a las me\clas tra­di­cio­na­les.

“Al es­tar los pro­duc­tos al­ta­men­te es­pe­cia­li\ados al al­can­ce de to­dos, los cons­truc­to­res han sus­ti­tui­do, po­co a po­co, el uso del ma­te­rial tra­di­cio­nal por otro con es­pe­ci­fi­ca­cio­nes tȌc­ni­cas mȄs aXan\ada­sŬ men­cio­nȕ 5ala\ar.

0ata­lia 6orres LeHa de mer­ca­deo de In­ta­co, tam­bién in­di­có que los mor­te­ros pa­ra la pe­ga de ce­rá­mi­cas han eXo­lu­cio­na­do pues [a no son uti­li\ados los Je­cJos en oDra sino los in­dus­tria­li\ados. 5in em­bar­go, ase­gu­ró que aún se pue­den en­con­trar usua­rios que con­ti­nȚan uti­li\an­do las me\clas tra­di­cio­na­les Je­cJas en obra, pa­ra re­pe­llar paredes, re­lle­nar cel­das [ otros.

Ti­pos de mor­te­ros más uti­li­za­dos en la re­gión

Pe­se a que exis­te gran variedad, al­gu­nos son más uti­li\ados que otros en el ca­so de los in­dus­tria­li\ados los mȄs usa­dos son los peIa­men­tos [ las Lun­tas pa­ra ins­ta­lar reXes­ti­mien­tos ce­rȄ­mi­cos [ pie­dras así co­mo los re­pe­llos.

5eIȚn co­men­tȕ el +nI. /ar­tín 1rti\ de .ati­cre­te %os­ta 4ica son mu[ Dus­ca­dos pues cuen­tan con la ad­he­ren­cia su­fi­cien­te pa­ra ins­ta­lar acaDa­dos de gran ta­ma­ño, llo que le pro­por­cio­na a los usua­rios una ma[or seIu­ri­dad de que no van a te­ner pro­ble­mas de des­pren­di­mien­tos.

5ala\ar con­cor­dȕ con 1rti\ pues ase­gu­ró que los mor­te­ros pre­me\cla­dos co­mo los re­pe­llos [ los adJe­siXos pa­ra reXes­ti­mien­tos ríIi­dos ce­rȄ­mi­ca [ por­ce­la­na­to), tam­bién son los preHe­ri­dos por la in­dus­tria.

In­no­va­ción en el mercado

La ten­den­cia mun­dial es a uti­li\ar Hor­ma­tos o ta­maȓos de acaDa­dos de Iran ta­maȓo. 'l prin­ci­pal re­to pa­ra ins­ta­lar­los es que la su­per­fi­cie es­tȌ to­tal­men­te niXe­la­da.

.a ma[or in­noXa­ciȕn es el de­sa­rro­llo de los mor­te­ros pa­ra ni­ve­la­ción, sean es­tos con­ven­cio­na­les o au­to-ni­ve­lan­tes los cua­les son uti­li\ados co­nLun­ta­men­te con los ele­men­tos que fiLan las pie\as pa­ra eli­mi­nar los to­pes o las di­fe­ren­cias de ni­vel en­tre las mis­mas.

1tra noXe­dad es la de los mor­te­ros ce­men­ti­cios de DaLo pe­so [ es­pe­sor que son una reali­dad en mu­chos paí­ses de .ati­noa­mȌ­ri­ca. ū.oI­rar es­to con un con­te­ni­do de ce­men­to ȕp­ti­mo eXi­tan­do fi­su­ra­cio­nes por con­trac­ción plás­ti­ca, es uno de los re­tos tec­no­ló­gi­cos que van más allá de las are­nas [ del ce­men­to usa­do en el mor­te­ro. 'stas cua­li­da­des son las que ha­cen que el usua­rio fi­nal pre­fie­ra usar el pre elaDo­ra­do ver­sus el he­cho en obra”, eZ­pli­cȕ #cuȓa.

Na­ta­lia To­rres, de In­ta­co, se­ña­ló que la em­pre­sa presentó ha­ce más de un año una im­por­tan­te in­no­va­ción en la for­mu­la­ción, la cual per­mi­te ac­tual­men­te peIar pie\as de por­ce­la­na­to, mien­tras que en el pa­sa­do solo era re­co­men­da­do pa­ra ce­rȄ­mi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.