Un re­to de pla­ni­fi­ca­ción ur­ba­na

Aun­que exis­ten mu­chas re­gio­nes pro­pi­cias pa­ra el desa­rro­llo de las ciu­da­des in­ter­me­dias, la fal­ta de po­lí­ti­cas y es­tra­te­gias de pla­ni­fi­ca­ción fre­nan su desa­rro­llo.

Construir Costa Rica - - Proyectos - Por: Shei­la Sal­ga­do Co­la­bo­ra: Ca­ro­li­na Be­na­vi­des, Fé­lix Ruiz Ro­drí­guez y Luis Fernando Aré­va­lo.

Cen­troa­mé­ri­ca es la re­gión con ma­yo­res ta­sas de cre­ci­mien­to de po­bla­ción ur­ba­na en el mun­do, y se es­ti­ma que pa­ra el año 2050 un 70% vi­vi­rá en las ciu­da­des, es de­cir que ha­brá 25 mi­llo­nes de per­so­nas vi­vien­do en las áreas ur­ba­nas se­gún el in­for­me “Es­tu­dio de la Ur­ba­ni­za­ción en Cen­troa­mé­ri­ca: Opor­tu­ni­da­des de una Cen­troa­mé­ri­ca Ur­ba­na” del Ban­co Mun­dial (BM).

An­te esas ten­den­cias de cre­ci­mien­to po­bla­cio­nal ur­bano, los pro­yec­tos de ciu­da­des in­ter­me­dias co­bran ma­yor re­le­van­cia pa­ra los paí­ses del área, al ser ur­bes que crean puen­tes de co­ne­xión en­tre zo­nas ru­ra­les y ur­ba­nas y que fun­gen co­mo po­los de desa­rro­llo de las eco­no­mías en un fu­tu­ro cer­cano, ase­gu­ran los ex­per­tos.

El in­for­me del BM apun­ta que en la ac­tua­li­dad, los ni­ve­les de ur­ba­ni­za­ción en Cen­troa­mé­ri­ca va­rían por país. A la ca­be­za se ubi­ca Cos­ta Ri­ca con el 75% de ha­bi­tan­tes ur­ba­nos, le si­guen Pa­na­má, El Sal­va­dor y Ni­ca­ra­gua con un 60% y en úl­ti­mo lu­gar es­tán Gua­te­ma­la y Hon­du­ras, que tie­nen un po­co más de la mi­tad de su po­bla­ción vi­vien­do en ciu­da­des pe­ro que es­tán aco­gien­do nue­vos re­si­den­tes ur­ba­nos a gran ve­lo­ci­dad.

Sin em­bar­go, un pa­pel tras­cen­den­tal re­cae en la pla­ni­fi ca­ción que es­tán im­pul­san­do las na­cio­nes pa­ra afron­tar ese cre­ci­mien­to, en­mar­ca­do en el rol que desem­pe­ñan los pro­yec­tos de ciu­da­des in­ter­me­dias que se han ve­ni­do ges­tan­do por al­gu­nos paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos, pe­ro que no ter­mi­nan de alum­brar en su ma­yo­ría.

Es por ello que el re­to pa­ra las ciu­da­des in­ter­me­dias de la re­gión se cen­tra en tér­mi­nos de mo­vi­li­dad, sos­te­ni­bi­li­dad fis­cal, ca­pa­ci­dad ins­ti­tu­cio­nal, fal­ta de pla­nea­ción ur­ba­na, inequi­dad y ma­yor vul­ne­ra­bi­li­dad an­te desas­tres na­tu­ra­les y cam­bio cli­má­ti­co, en­tre otros, que se po­drían agra­var de no ser te­ni­dos en cuen­ta en pla-

nes de desa­rro­llo ur­bano de lar­go pla­zo.

En su es­tu­dio, el Ban­co Mun­dial es­ta­ble­ce que Cen­troa­mé­ri­ca cuen­ta con un to­tal de 167 aglo­me­ra­cio­nes ur­ba­nas, las cua­les pue­den con­ver­tir­se en mo­to­res de cre­ci­mien­to y re­duc­ción de la po­bre­za, ya que es don­de se con­cen­tran los pues­tos de tra­ba­jo y se con­so­li­dan las eco­no­mías de es­ca­la, lo cual fo­men­ta la di­ver­si­fi­ca ción de las mis­mas. Un ejem­plo cla­ro es que el 78% del Pro­duc­tos In­terno Bru­to (PIB) re­gio­nal se con­cen­tra en esas ciu­da­des.

Pa­na­má el es­tan­dar­te de desa­rro­llo

El te­ma de las ciu­da­des in­ter­me­dias no es al­go no­ve­do­so, aun­que pa­ra los paí­ses emer­gen­tes de la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na qui­zá lo sea. En el ca­so del sis­te­ma de ur­bes pa­na­me­ñas, es­te con­cep­to tie­ne que ser abor­da­do de for­ma di­fe­ren­te al de otras na­cio­nes de la re­gión, al me­nos así lo con­si­de­ran los ex­per­tos de pla­ni­fi­ca­ción ur­ba­na del país ca­na­le­ro.

En Pa­na­má, una na­ción en pleno desa­rro­llo que ape­nas supera los cua­tro mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, el área me­tro­po­li­ta­na de su principal capital, ven­dría a com­por­tar­se co­mo una aglo­me­ra­ción de gran por­te, con una po­bla­ción de apro­xi­ma­da­men­te de 1,7 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes. Mien­tras que las ciu­da­des de Colón, con una po­bla­ción es­ti­ma­da de 206.553 ha­bi­tan­tes (po­bla­ción del área co­n­ur­ba­da al 2016) y Da­vid, con al­re­de­dor de 202.567 ha­bi­tan­tes (Cen­so

), se po­drían cla­si­fi­car co­mo ciu­da­des me­dias.

El desa­rro­llo eco­nó­mi­co del país ha per­mi­ti­do, tam­bién, que sus ciu­da­des in­ter­me­dias pue­dan ofre­cer –de ma­ne­ra más efi­cien­te los ser­vi­cios básicos y pro­fe­sio­na­les a sus ha­bi­tan­tes, ale­ja­dos de la ciu­dad de los ras­ca­cie­los, pe­ro de igual for­ma, to­da­vía exis­te una bre­cha de de­sigual­dad que se de­be ce­rrar.

Pa­ra el ar­qui­tec­to Ma­nuel Tru­te, di­rec­tor de Pla­ni­fi­ca ción Ur­ba­na de Al­cal­día de Pa­na­má, el país aún tie­ne una deu­da en el te­ma de la pla­ni­fi­ca­ción re­gio­nal, que in­clu­ye la or­ga­ni­za­ción del sis­te­ma de ciu­da­des que sir­ven de so­por­te pa­ra las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas y pro­duc­ti­vas, den­tro de ca­da una de las re­gio­nes en que se pre­ten­da di­vi­dir el país.

No obs­tan­te, con­si­de­ra que en el ca­so de las ciu­da­des in­ter­me­dias pa­na­me­ñas, se es­tán aten­dien­do pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra im­por­tan­tes, abor­dan­do te­mas co­mo el agua po­ta­ble, sa­nea­mien­to y via­li­dad, y que en tér­mi­nos ge­ne­ra­les res­pon­den a pro­yec­tos de vi­vien­da.

Tru­te con­si­de­ra que se ne­ce­si­tan po­lí­ti­cas que in­cen­ti­ven el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de las ciu­da­des me­dias, e ins­tru­men­tos de pla­ni­fi­ca­ción pa­ra que di­cho cre­ci­mien­to se ha­ga de for­ma or­de­na­da.

“Hay que re­co­no­cer que la Ciu­dad de Pa­na­má siem­pre se­rá el gran mo­tor eco­nó­mi­co del país y es muy di­fí­cil que es­ta di­ná­mi­ca cam­bie. Sin em­bar­go, hay que pro­pi­ciar el desa­rro­llo eco­nó­mi­co en el res­to del país, pa­ra co­men­zar a pro­du­cir un con­tra­pe­so y ex­plo­tar las po­si­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas que un sis­te­ma de ciu­da­des in­ter­me­dias pue­de ge­ne­rar pa­ra las re­gio­nes en las que se en­cuen­tran”, afir­mó el ar­qui­tec­to.

Agre­gó que en el ca­so pa­na­me­ño, de­bi­do a que se tra­ta de una ciu­dad-país por su his­to­ria y vo­ca­ción de trán­si­to, es el mo­men­to en el que la na­ción de­be co­men­zar a mi­rar a sus ciu­da­des in­ter­me­dias pa­ra desa­rro­llar su po­ten­cial y lle­var pros­pe­ri­dad a sus ha­bi­tan­tes.

En el ca­so de Gua­te­ma­la, la Fun­da­ción pa­ra el Desa­rro­llo (Fun­de­sa) den­tro del En­cuen­tro Na­cio­nal de Em­pre­sa­rios (Ena­de) 2016, lan­zó la ini­cia­ti­va de ciu­da­des in­ter­me­dias, lo cual se con­ti­núa tra­ba­jan­do de la mano con el Pro­gra­ma Na­cio­nal de Com­pe­ti­ti­vi­dad y es un es­fuer­zo pa­ra po­ten­cia­li­zar la ur­ba­ni­za­ción en el país.

De acuer­do con Juan Car­los Zapata, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Fun­de­sa, un fe­nó­meno que aque­ja a esa na­ción es la mi­gra­ción del cam­po a la ciu­dad por lo que “es tan im­por­tan­te co­men­zar a fo­men­tar ma­yor in­ver­sión es­tra­té­gi­ca en in­fra­es­truc­tu­ra,

Quet­zal­te­nan­go, Gua­te­ma­la.

San Pe­dro Su­la, Hon­du­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.