¿Se ne­ce­si­tan su­pre­so­res en­chu­fa­bles en ca­sas?

Es­tos dis­po­si­ti­vos pa­ra ca­ja brea­kers, ca­pa­ces de pro­te­ger con­tra cor­to­cir­cui­tos, han es­ta­do dis­po­ni­bles des­de ha­ce mu­chos años aun­que su uso ha si­do in­dus­trial.

Construir Costa Rica - - Sumario - Www.re­vis­ta­cons­truir.com

Es­tos dis­po­si­ti­vos pa­ra ca­ja brea­kers han es­ta­do dis­po­ni­bles des­de ha­ce mu­chos años aun­que su uso ha si­do ma­yor­men­te in­dus­trial.

Ac­tual­men­te la car­ga eléc­tri­ca re­si­den­cial ha cam­bia­do. Aho­ra, el uso de do­mó­ti­ca en las ca­sas in­te­li­gen­tes y una se­rie de apa­ra­tos elec­tró­ni­cos ha­cen ne­ce­sa­ria la im­ple­men­ta­ción de su­pre­so­res de ca­ja brea­ker, pa­ra evi­tar cor­tos cir­cui­tos y ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad eléc­tri­ca en las vi­vien­das.

En El Salvador, el uso de es­tos su­pre­so­res es re­la­ti­va­men­te nue­vo. Ha­ce al­gu­nos seis o sie­te años que se ini­ció la in­tro­duc­ción al mer­ca­do es­te ti­po de equi­po. Pe­ro ¿có­mo ele­gir el idó­neo pa­ra una re­si­den­cia?, ¿có­mo de­ter­mi­nar si mi vi­vien­da lo ne­ce­si­ta?

Lo pri­me­ro es co­no­cer la de­man­da de voltaje de una vi­vien­da. Pa­ra de­ci­dir qué tan gran­de es el ser­vi­cio eléc­tri­co que ne­ce­si­ta en su ho­gar, uno tie­ne que ha­cer un po­co de ta­rea de ma­te­má­ti­cas. Las ca­sas más vie­jas a me­nu­do so­lo te­nían un ser­vi­cio eléc­tri­co de 60 am­pe­rios, co­nec­ta­do a un pa­nel de fu­si­bles. Las ca­sas más nue­vas tie­nen ser­vi­cios eléc­tri­cos de 100 o 200 am­pe­rios.

A me­di­da que la tec­no­lo­gía con­ti­núa avan­zan­do, pa­re­ce que agre­ga­mos más y más car­gas eléc­tri­cas a nues­tro ho­gar. Pa­ra des­cu­brir sus car­gas eléc­tri­cas, ne­ce­si­ta sa­ber qué bus­car y có­mo su­mar las car­gas.

Por ejem­plo, en un cir­cui­to de 30 am­pe­rios, el am­pe­ra­je de fun­cio­na­mien­to se­gu­ro no se­ría ma­yor de 24 am­pe­rios. El va­ta­je to­tal se­ría de 3.600 va­tios, lo que sig­ni­fi­ca que el

Los su­pre­so­res pue­den pre­ve­nir da­ños en equi­pos sen­si­bles co­mo compu­tado­ras, tam­bién pue­den evi­tar que las so­bre­car­gas por el uso si­mul­tá­neo de va­rios apa­ra­tos oca­sio­nen in­cen­dios.

uso de va­ta­je se­gu­ro se­ría de 2.880 va­tios. Es­ta in­for­ma­ción es útil con acon­di­cio­na­do­res de ai­re cen­tra­les, se­ca­do­res eléc­tri­cos, co­ci­nas eléc­tri­cas y hor­nos eléc­tri­cos.

Pa­ra de­ter­mi­nar la po­ten­cia, se to­ma el voltaje por el am­pe­ra­je. Ve­ri­fi­que las eti­que­tas en to­dos los elec­tro­do­més­ti­cos pa­ra la cla­si­fi­ca­ción de am­pe­ra­je re­que­ri­da. Se su­ma to­da la car­ga de ilu­mi­na­ción agre­gan­do la po­ten­cia to­tal de las bom­bi­llas en un ho­gar, pa­ra de­ter­mi­nar­la se de­be leer la po­ten­cia que es­tá im­pre­sa en ellas.

Es pro­ba­ble que un ho­gar tam­bién ten­ga elec­tro­do­més­ti­cos de 240 vol­tios, co­mo ca­len­ta­do­res de agua, ai­res acon­di­cio­na­dos, se­ca­do­res eléc­tri­cos y co­ci­nas eléc­tri­cas. Es­tos ten­drán una eti­que­ta de cla­si­fi­ca­ción de am­pe­ra­je y se pue­de cal­cu­lar la po­ten­cia. El voltaje, 240 vol­tios, mul­ti­pli­ca­do por el am­pe­ra­je, di­ga­mos 30 am­pe­rios, igua­la­rá los re­qui­si­tos de po­ten­cia.

Una vez que ha­ya de­ter­mi­na­do la car­ga to­tal del ho­gar, sa­brá qué ta­ma­ño de ser­vi­cio eléc­tri­co ne­ce­si­ta. La ma­yo­ría de las ca­sas tie­nen un in­te­rrup­tor au­to­má­ti­co de 100 am­pe­rios o de 200 am­pe­rios.

Tam­bién pue­de ha­ber sub­pa­ne­les adi­cio­na­les que se ali­men­tan del pa­nel del in­te­rrup­tor prin­ci­pal. La gen­te a me­nu­do co­lo­ca sub­pa­ne­les en el se­gun­do pi­so pa­ra fa­ci­li­tar el ac­ce­so a los in­te­rrup­to­res en ca­so de pro­ble­mas.

Con un pa­nel dis­yun­tor prin­ci­pal lo su­fi­cien­te­men­te gran­de, pue­de agre­gar sub­pa­ne­les a otras de­pen­den­cias de la ca­sa tam­bién. Una bue­na re­gla ge­ne­ral es te­ner siem­pre más to­mas de co­rrien­te y es­pa­cio de ser­vi­cio dis­po­ni­bles pa­ra agre­gar cir­cui­tos y car­gas eléc­tri­cas.

Lue­go de co­no­cer la car­ga eléc­tri­ca

Se de­be co­no­cer si hay una bue­na po­la­ri­za­ción a tie­rra pues de no ha­ber­la, el pi­co de una fa­lla no po­dría fre­nar­se, a pe­sar de con­tar con los me-

Por Eins­tein Mo­reno, In­ge­nie­ro de mer­ca­do eléc­tri­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.