Au­to­ma­ti­zar obras an­ti­guas, ¿es via­ble?

Aun­que los cos­tos de au­to­ma­ti­zar una edi­fi­ca­ción ya he­cha son más al­tos, el re­torno de in­ver­sión pue­de ser de tres años de­bi­do a efi­cien­cia que apor­ta.

Construir Costa Rica - - Sumario - Por Ge­ral­di­ne Va­re­la | ge­ral­di­ne.va­re­la@gru­po­cer­ca.com www.re­vis­ta­cons­truir.com

Aun­que los cos­tos de au­to­ma­ti­zar una edi­fi­ca­ción ya he­cha son más al­tos, el re­torno de in­ver­sión pue­de ser de tres años de­bi­do a efi­cien­cia que apor­ta.

En los úl­ti­mos años, las ten­den­cias y ne­ce­si­da­des en los nue­vos edi­fi­cios ya sea cor­po­ra­ti­vos, co­mer­cia­les, in­dus­tria­les o de vi­vien­da, han lle­va­do a desa­rro­llar di­ver­sos sis­te­mas de au­to­ma­ti­za­ción que van crean­do edi­fi­ca­cio­nes ca­da vez más in­te­li­gen­tes. Los desa­rro­lla­do­res han apos­ta­do, so­bre to­do, a la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y la se­gu­ri­dad.

Sin em­bar­go, mu­chas edi­fi­ca­cio­nes que da­tan de va­rios años atrás no po­seen sis­te­mas au­to­ma­ti­za­dos que les per­mi­tan es­tos be­ne­fi­cios. ¿Es po­si­ble au­to­ma­ti­zar cons­truc­cio­nes que no fue­ron pla­nea­das con es­ta in­te­gra­ción des­de su di­se­ño?

De acuer­do al Di­rec­tor de Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca del Con­se­jo Na­cio­nal de Ener­gía (CNE) de El Salvador, Ma­rio Cá­ce­res, lo pri­me­ro que se de­be te­ner pre­sen­te es sa­ber el uso que se le va a dar al edi­fi­cio pa­ra evi­tar gas­tos in­ne­ce­sa­rios. Lue­go, se de­be de­ter­mi­nar lo que se va au­to­ma­ti­zar, por ejem­plo: ai­re acon­di­cio­na­do, luz, ac­ce­sos, etc; to­do es­to de­be res­pon­der a las fun­cio­nes y uso del edi­fi­cio y en ter­cer lu­gar se de­be pla­ni­fi­car, se­gún el es­tu­dio pre­vio de la in­fra­es­truc­tu­ra ya he­cha.

“Siem­pre va a ser más ba­ra­to pen­sar una in­fra­es­truc­tu­ra de au­to­ma­ti­za­ción des­de su di­se­ño por­que en la ins­ta­la­ción eléc­tri­ca, en el di­se­ño se to-

Ma­rio Cá­ce­res DI­REC­TOR DE Efi­CIEN­CIA ENER­Gé­TI­CA DEL CON­SE­JO NA­CIO­NAL DE ENER­GíA (CNE). “Siem­pre va a ser MÁS BA­RA­TO PEN­SAR UNA IN­FRA­ES­TRUC­TU­RA DE AU­TO­MA­TI­ZA­CIóN des­de su di­se­ño POR­QUE EN LA INS­TA­LA­CIóN ELéC­TRI­CA, EN EL DI­SE­ñO SE TO­MA EN CUEN­TA LOS MA­TE­RIA­LES A UTI­LI­ZAR”

man en cuen­ta los ma­te­ria­les a uti­li­zar. La idea de au­to­ma­ti­zar es ha­cer más ren­ta­ble un ne­go­cio y re­du­cir cos­tos pe­ro se de­be te­ner un pro­pó­si­to por la par­te téc­ni­ca y fi­nan­cie­ra”, sos­tu­vo el ex­per­to.

Tam­bién se de­be con­si­de­rar el buen uso de la ener­gía y op­ti­mi­zar es­te re­cur­so, es de­cir, es im­por­tan­te iden­ti­fi­car la orien­ta­ción del edi­fi­cio y si es po­si­ble apro­ve­char la luz na­tu­ral pa­ra lo­grar que las cap­ta­cio­nes del sol mi­ni­mi­cen la car­ga tér­mi­ca del edi­fi­cio, los ma­te­ria­les que se ocu­pa­rán, po­ner ba­rre­ras ar­qui­tec­tó­ni­cas y ven­ti­la­ción na­tu­ral pa­ra evi­tar ai­re acon­di­cio­na­do.

Hay mu­chos as­pec­tos a con­si­de­rar cuan­do se ha­bla de aho­rro ener­gé­ti­co. Si es un edi­fi­co vie­jo se pue­den co­lo­car en las ven­ta­nas ba­rre­ras na­tu­ra­les co­mo ár­bo­les, o cor­ti­nas, con el fin de re­du­cir la car­ga tér­mi­ca, ade­más de uti­li­zar equi­po efi­cien­te (compu­tado­ras con aho­rro de ener­gía, sen­so­res de mo­vi­mien­to, con­tro­la­do­res de tem­pe­ra­tu­ra, pla­ni­fi­ca­ción de los es­pa­cios ade­cua­da­men­te pa­ra ins­ta­la­ción de switch y luz na­tu­ral), con el fin de ocupar de ma­ne­ra efi­cien­te los re­cur­sos que se ten­gan.

Uti­li­zar ener­gía re­no­va­ble (pa­ne­les so­la­res, bio­ma­sa o cual­quier otra co­sa que per­mi­ta ge­ne­rar una pro­pia ener­gía) es tam­bién una for­ma de ge­ne­rar efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y mu­chas em­pre­sas ya lo han em­pe­za­do a im­ple­men­tar me­dian­te la ins­ta­la­ción de te­chos de pa­ne­les so­la­res.

Pa­ra el Ing. Jo­sé Ri­go­ber­to Flo­res, con­sul­tor in­de­pen­dien­te, la au­to­ma­ti­za­ción de un edi­fi­cio an­ti­guo no es al­go que re­quie­re de un re­di­se­ño es­truc­tu­ral, aun­que los cos­tes sí pue­den re­sul­tar ele­va­dos. Sin em­bar­go, el pro­fe­sio­nal ase­gu­ra que el re­torno de la in­ver­sión pue­de ser de unos tres años, al­go fá­cil­men­te asu­mi­ble, te­nien­do en cuen­ta que la vi­da útil de es­tas ins­ta­la­cio­nes es muy su­pe­rior.

La fac­tu­ra por con­su­mo de ener­gía eléc­tri­ca, prin­ci­pal­men­te por cli­ma­ti­za­ción (ai­re acon­di­cio­na­do) e ilu­mi­na­ción im­pli­ca un gas­to im­por­tan­te pa­ra las em­pre­sas. Mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res a ni­vel mun­dial se des­ti­nan a la ilu­mi­na­ción de edi­fi­cios. La ins­ta­la­ción de de­tec­to­res de pre­sen- cia es una de las me­di­das más efec­ti­vas y con efec­tos más po­si­ti­vos en el aho­rro ener­gé­ti­co, y la que se pue­de sal­dar con más ra­pi­dez.

“La ins­ta­la­ción de de­tec­to­res de pre­sen­cia es una de las me­di­da más efec­ti­vas y con efec­tos más po­si­ti­vos en el aho­rro ener­gé­ti­co y la que se pue­de sal­dar con más ra­pi­dez” “Es­ta tran­si­ción a la au­to­ma­ti­za­ción se hi­zo por­que com­pro­ba­mos que era ren­ta­ble y por­que, nos di­mos cuen­ta que, si de ver­dad que­ría­mos cam­bios, ten­dría­mos que in­ver­tir en es­te pro­ce­so”

Al igual que el ex­per­to del CNE, Flo­res ase­gu­ró que lo pri­me­ro que se de­be ha­cer an­tes de au­to­ma­ti­zar es rea­li­zar un es­tu­dio que per­mi­ta es­tu­diar otras al­ter­na­ti­vas que re­sul­ten me­nos cos­to­sas pa­ra los pro­pie­ta­rios del in­mue­ble, por ejem­plo, ade­más de am­pliar ven­ta­nas y apro­ve­char la luz na­tu­ral, tam­bién po­drían sus­ti­tuir lám­pa­ras por lu­mi­na­rias con re­flec­tor es­pe­cu­lar, en­tre otras.

Otra op­ción que pue­de ayu­dar a au­to­ma­ti­zar un in­mue­ble re­du­cien­do los cos­tes es im­ple­men­tan­do una tec­no­lo­gía inalám­bri­ca. Se­gún la con­sul­to­ra Gart­ner pa­ra 2020, exis­ti­rán más de 30.000 mi­llo­nes de dis­po­si­ti­vos y ob­je­tos co­ti­dia­nos co­mo ai­res acon­di­cio­na­dos, re­fri­ge­ra­do­res, te­le­vi­sio­nes, en­tre otros, co­nec­ta­dos con In­ter­net; es­ce­na­rio que im­pul­sa­rá la au­to­ma­ti­za­ción de edi­fi­cios, ho­ga­res y ofi­ci­nas a tan só­lo un clic de dis­tan­cia.

Di­ver­sas em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes han da­do pa­sos ha­cia la au­to­ma­ti­za­ción de sus edi­fi­cios de ma­ne­ra inalám­bri­ca, al im­ple­men­tar una va­rie­dad de sis­te­mas tec­no­ló­gi­cos pa­ra con­tro­lar, mo­ni­to­rear y ad­mi­nis­trar el cli­ma, lo que se tra­du­ce en efi­cien­cia ener­gé­ti­ca.

Más que RSE

Mu­chas com­pa­ñías rea­li­zan un cam­bio en su ma­ne­ra de uti­li­zar los re­cur­sos co­mo par­te de sus pro­yec­tos de RSE, sin em­bar­go, más allá de ser un apor­te a la co­mu­ni­dad, las em­pre­sas pue­den ver­se enor­me­men­te be­ne­fi­cia­das.

Re­cien­te­men­te Sher­win Wi­lliams se hi­zo acree­dor del Pre­mio Na­cio­nal en la Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca, ini­cial­men­te, por sus es­fuer­zos pa­ra im­pul­sar pro­yec­tos pa­ra apro­ve­char y aho­rrar ener­gía, más allá de al­gu­nas ini­cia­ti­vas, y eje­cu­tó un gi­ro to­tal de sus ope­ra­cio­nes en cuan­to a efi­cien­cia ener­gé­ti­ca. Saúl Ve­lás­quez, di­rec­tor de IT de Sher­win Wi­lliams, ase­gu­ró que es­ta tran­si­ción a la au­to­ma­ti­za­ción se hi­zo por­que com­pro­ba­ron que era ren­ta­ble y por­que se die­ron cuen­ta que si de ver­dad que­rían cam­bios, ten­drían que in­ver­tir en el pro­ce­so.

“He­mos pro­ba­do que el LEED (Lea­ders­hip in Energy and En­vi­ron­men­tal De­sign), re­quie­re de ese vi­ra­je de ti­món en la Pla­ni­fi­ca­ción y en la Eje­cu­ción Es­tra­té­gi­ca en las Em­pre­sas, te­ne­mos aho­ra un edi­fi­cio ver­de –edi­fi­cio ad­mi­nis­tra­ti­vo- bo­ta­mos pa­re­des pa­ra apro­ve­char la ener­gía na­tu­ral del sol, lle­va­mos a ca­bo pro­fun­dos es­tu­dios en nues­tro sis­te­mas eléc­tri­cos, im­ple­men­ta­mos un soft­wa­re in­te­li­gen­te que ad­mi­nis­tra­ra la de­man­da de ai­re en la plan­ta; con­tro­la­mos las fu­gas de agua, to­do es­to lo reade­cua­mos pa­ra que cum­plie­ra más allá de lo que nos es­ta­ban exi­gien­do las nor­mas in­ter­na­cio­na­les”, de­ta­lló Ve­lás­quez.

Sher­win Wi­lliams aho­ra se ubi­ca den­tro de las ocho em­pre­sas con ISO 14001 en El Salvador, con una fuer­te in­ver­sión en re­con­ver­sión in­dus­trial y al­tos gra­dos de au­to­ma­ti­za­ción y aho­ra bus­can ini­ciar la cer­ti­fi­ca­ción ISO 50001 (Energy Ma­nag­ment).

Jo­sé Ri­go­ber­to Flo­res CNE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.