“Me­re­ce­mos un me­jor tra­to”

El Financiero (Costa Rica) - - Opinión - Xi­nia Her­nán­dez

En el mo­men­to ac­tual los ta­xis­tas, lu­cha­mos por so­bre­sa­lir en el sec­tor trans­por­te, tra­ba­ja­mos por ha­cer las co­sas di­fe­ren­tes y, so­bre to­do, por apor­tar más al desa­rro­llo de Cos­ta Ri­ca.

Nos es­for­za­mos pa­ra que los ciu­da­da­nos aso­cien la ima­gen de un con­duc­tor de ta­xi al buen ser­vi­cio y pro­fe­sio­na­lis­mo. Así se ha plas­ma­do a tra­vés de las dé­ca­das.

Los ta­xis­tas han di­cho: ¡Pre­sen­te! en mu­chí­si­mas cau­sas, co­la­bo­ran­do en tra­ge­dias y desas­tres na­tu­ra­les, por­que esa es la obli­ga­ción que sen­ti­mos y te­ne­mos con los com­pa­trio­tas.

La­men­ta­ble­men­te, en los úl­ti­mos tiem­pos, se han pre­sen­ta­do acon­te­ci­mien­tos que lle­na­ron de eti­que­tas ne­ga­ti­vas la fi­gu­ra del ta­xis­ta. Vi­mos imá­ge­nes y leí­mos no­tas en los di­fe­ren­tes me­dios de co­mu­ni­ca­ción que nos lle­na­ron de tris­te­za.

A par­tir de en­ton­ces, sen­ti­mos que se ha­ce una in­jus­ta ge­ne­ra­li­za­ción con los ta­xis­tas, sin dis­tin­guir­nos, ni es­cu­char­nos.

En Coo­pe­ti­co, siem­pre he­mos es­ta­do del la­do de nues­tros usua­rios, lle­va­mos 50 años ofre­cien­do ser­vi­cio de ca­li­dad.

Hoy en día, de­be­mos lu­char con­tra mu­chos obs­tácu­los; com­pe­ten­cia des­leal y fal­ta de res­pal­do, no obs­tan­te he­mos de­ci­di­do em­pren­der la ba­ta­lla uti­li­zan­do di­fe­ren­tes ar­mas.

Los ta­xis­tas for­ma­les de­be­mos en­fren­tar una se­rie de de­sigual­da­des. En la ac­tua­li­dad, hay otros gru­pos que se de­di­can al trans­por­te pú­bli­co, sin cum­plir la ley, ni mu­chas de las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes que es­ta con­lle­va.

Ha­ce más de un año se so­li­ci­tó a los ma­gis­tra­dos de la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal dar por fi­na­li­za­da la con­sul­ta de una ac­ción de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad, que con­ge­ló el co­bro de mul­tas con­tra las ta­xis­tas in­for­ma­les co­no­ci­dos co­mo pi­ra­tas, aún no hay res­pues­ta.

Tam­po­co se re­ci­be apo­yo de las au­to­ri­da­des de trans­por­te, ni de las del Po­der Eje­cu­ti­vo. No hay res­pues­tas, ni reac­ción, an­te las pro­fun­das di­fe­ren­cias que exis­ten, con los ta­xis­tas for­ma­les, que tie­nen sus per­mi­sos de ley.

Ade­más, los ta­xis­tas for­ma­les te­ne­mos que pa­gar dos cá­no­nes di­fe­ren­tes por unidad al año. De la mis­ma for­ma pa­ra no­so­tros es de aca­ta­mien­to obli­ga­to­rio una re­vi­sión téc­ni­ca ca­da seis me­ses. Co­mo en otras ac­ti­vi­da­des la­bo­ra­les ape­ga­das a la ley, exis­te la obli­ga­to­rie­dad del pa­go de las car­gas so­cia­les, y por su­pues­to la in­elu­di­ble res­pon­sa­bi­li­dad de los im­pues­tos.

Es ab­so­lu­ta­men­te in­dis­pen­sa­ble y obli­ga­to­rio, el se­gu­ro de vi­da en un ta­xi for­mal; un pa­go fuer­te, que se ha­ce con el pleno con­ven­ci­mien­to, de que se res­guar­da­rá y cu­bri­rá a los pa­sa­je­ros, an­te even­tua­les da­ños pro­vo­ca­dos en un ac­ci­den­te.

De la mis­ma for­ma se de­be can­ce­lar al Es­ta­do un de­pó­si­to de ga­ran­tía pa­ra par­ti­ci­par y ad­ju­di­car­se en una li­ci­ta­ción pú­bli­ca, una pla­ca de ta­xi; li­ci­ta­ción que se en­tre­ga igual que una con­ce­sión de un ae­ro­puer­to, por ejem­plo. A la fe­cha, se ha ve­ni­do ma­ne­jan­do es­te te­ma con au­to­ri­za­cio­nes o per­mi­sos pa­ra pla­cas de ta­xis, y no co­mo co­rres­pon­de, a tra­vés de un de­bi­do pro­ce­so.

Acep­ta­mos que en otros mo­men­tos nues­tro sec­tor ha in­cu­rri­do en erro­res, pe­ro exis­ten mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes co­mo la Coo­pe­ra­ti­va Coo­pe­ti­co, que me hon­ro en di­ri­gir, que ha­ce im­por­tan­tes es­fuer­zos pa­ra ofre­cer ser­vi­cio de más ca­li­dad en dis­tin­tas mo­da­li­da­des.

An­te to­do el pa­no­ra­ma exis­ten­te, op­ta­mos por la me­jo­ra y rein­ven­ción; en­ten­di­mos que la in­no­va­ción, el ser­vi­cio de ca­li­dad y nues­tro ca­pi­tal hu­mano son las me­jo­res he­rra­mien­tas pa­ra ob­te­ner re­sul­ta­dos.

El mun­do cam­bia, las exi­gen­cias de los con­su­mi­do­res ca­da vez son ma­yo­res y te­ne­mos que ac­tua­li­zar­nos.

An­te esa reali­dad, ha­ce unos me­ses pre­sen­ta­mos la apli­ca­ción Coo­pe­ti­co, me­dian­te la cual des­de el ce­lu­lar se pue­de so­li­ci­tar un ser­vi­cio, co­no­cer el tiem­po que tar­da­rá el ta­xi, e in­clu­so se­guir su re­co­rri­do a tra­vés de un ma­pa in­ter­ac­ti­vo.

De la mis­ma for­ma, ha­ce­mos un im­por­tan­te es­fuer­zo por te­ner una flo­ta mo­der­na, tam­bién, ca­pa­ci­ta­mos a nues­tros con­duc­to­res en ser­vi­cio al clien­te e idio­ma in­glés.

Ini­cia­mos el 2017, con una gran inversión de ¢1.100 mi­llo­nes. Cons­trui­re­mos un mo­derno y am­plio edi­fi­cio, que con­lle­va tec­no­lo­gía de pun­ta, ami­ga­ble con el me­dio am­bien­te, ha­brá una bahía pa­ra el ex­pen­dio de com­bus­ti­ble, que per­mi­ti­rá aten­der de for­ma si­mul­tá­nea 12 vehícu­los, con com­bus­ti­ble lí­qui­do y gas LPG.

Se cons­trui­rán elec­tro­li­ne­ras o car­ga­do­res eléc­tri­cos de vehícu­los, pa­ra es­ti­mu­lar el uso de esos au­to­mo­to­res en el país.

En Coo­pe­ti­co, tra­ba­ja­mos tam­bién en la ex­pan­sión de nues­tro ser­vi­cio a to­das las pro­vin­cias, siem­pre si­guien­do los prin­ci­pios del coope­ra­ti­vis­mo, que im­pli­can so­li­da­ri­dad y be­ne­fi­cio so­cial compartido, por ello ela­bo­ra­mos pla­nes de com­pro­mi­so con las co­mu­ni­da­des, por­que se­gui­mos apos­tan­do a Cos­ta Ri­ca y a sus ciu­da­da­nos.

“Sen­ti­mos que se ha­ce una in­jus­ta ge­ne­ra­li­za­ción con los ta­xis­tas, sin es­cu­char­nos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.