In­tel abre nue­va fa­se en Cos­ta Ri­ca

Prue­ba tec­no­lo­gía con tres em­pre­sas ti­cas

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Carlos Cor­de­ro Pé­rez carlos.cor­de­ro@el­fi­nan­cie­rocr.com

In­tel Cos­ta Ri­ca es­tá desa­rro­llan­do tres pro­yec­tos con em­pren­de­do­res y fir­mas lo­ca­les pa­ra pro­bar apli­ca­cio­nes de In­ter­net de las co­sas (IoT), reali­dad au­men­ta­da, soft­wa­re pa­ra nue­vas tec­no­lo­gías, in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, apren­di­za­je pro­fun­do o de má­qui­nas (ma­chi­ne lear ning) y tam­bién en elec­tró­ni­ca tra­di­cio­nal.

IoT es la in­ter­co­ne­xión di­gi­tal de ob­je­tos cotidianos y se apli­ca a dis­po­si­ti­vos co­mo la tec­no­lo­gía del ves­tir (wea­ra­bles).

“La in­ten­ción es iden­ti­fi­car en­ti­da­des con las que ten­ga­mos opor­tu­ni­dad de co­la­bo­ra­ción, pa­ra apli­car tec­no­lo­gías exis­ten­tes o tec­no­lo­gías nue­vas que es­tán re­la­cio­na­das con In­tel”, di­jo Ti­mothy Scott, ge­ren­te de asun­tos gu­ber­na­men­ta­les y re­la­cio­nes pú­bli­cas de In­tel Cos­ta Ri­ca.

Uno de las ini­cia­ti­vas desa­rro­lla­das es con la di­se­ña­do­ra de jo­yas Ana Gu­tié­rrez. Ella se acer­có a In­tel ha­ce un año y em­pe­za­ron con pro­to­ti­pos o prue­bas de con­cep­to. Pa­ra es­te 2017, des­pués de ha­ber asis­ti­do a la fe­ria de tec­no­lo­gía CES en Las Ve­gas, ya se cuen­ta con el plan del año.

En­tre los pro­duc­tos di­se­ña­dos ya exis­te una jo­ya con pe­rí­me­tro de se­gu­ri­dad, que emi­te una aler­ta al usua­rio cuan­do se ale­ja de su mó­vil, por ejem­plo. Un za­pa­to de mu­jer con car­ga­dor pa­ra ce­lu­la­res en el ta­cón; un ves­ti­do con co­lla­res que cam­bia de co­lo­res con la mú­si­ca o el ca­lor; y una car­te­ra con car­ga­dor pa­ra smartp­ho­nes y luz in­te­rior, que fa­ci­li­ta en­con­trar ob­je­tos cuan­do la per­so­na es­tá en un si­tio os­cu­ro.

En es­te ti­po de pro­yec­tos el re­to es lo­grar que los com­po­nen­tes y las ba­te­rías sean de un ta­ma­ño ade­cua­do, pe­ro que ten­gan la su­fi­cien­te ca­pa­ci­dad pa­ra que sea real­men­te útil pa­ra el usua­rio.

Otro desafío es a la ho­ra de de­fi­nir las fun­cio­na­li­da­des del wea­ra­ble. Las op­cio­nes son que el dis­po­si­ti­vo in­clu­ya to­do ti­po de fun­cio­nes (aler­tas, re­gis­tro de pa­sos, mo­ni­to­reo de sue­ño y des­can­so, etc.) o si se in­clu­yen las que res­pon­dan a la ne­ce­si­dad de ca­da usua­rio, pa­ra lo que se ten­drían mó­du­los que ca­da usua­rio eli­ge.

Por ejem­plo, una jo­ya po­dría avi­sar­le a una per­so­na as­má­ti­ca cuan­do hay mu­cha con­ta­mi­na­ción que le pue­de afec­tar.

El mo­men­to ac­tual es opor­tuno, pues en tec­no­lo­gías de ves­tir la ma­yo­ría de dis­po­si­ti­vos es­tán di­ri­gi­dos a per­so­nas que rea­li­zan ejer­ci­cios o son de­por­tis­tas.

“En al­gún mo­men­to to­dos usa­rán wea­ra­bles co­mo hoy usan un te­lé­fono in­te­li­gen­te pa­ra ayu­dar­les a me­jo­rar su vi­da”, di­jo Gu­tié­rrez. “La alian­za con In­tel es la más na­tu­ral pa­ra desa­rro­llar con mi mar­ca jo­yas y otros pro­duc­tos que ten­gan in­te­li­gen­cia. En al­gún mo­men­to to­do va a ir más allá de lo es­té­ti­co”.

In­no­va­ción

Los pro­yec­tos pa­ra pro­bar nue­vas tec­no­lo­gías se rea­li­zan con el Cen­tro de In­no­va­ción de In­tel.

Scott aña­dió que las prue­bas se lle­van a ca­bo en las ins­ta­la­cio­nes de la fir­ma en Belén o en el de ca­da em­pre­sa par­ti­ci­pan­te. Aun­que se tra­ta de una co­la­bo­ra­ción, las com­pa­ñías o em­pren­de­do­res de­ben con­tar con tiem­po y re­cur­sos, en­tre otras con­di­cio­nes. Vea re­cua­dro “Pa­ra par­ti­ci­par”.

A In­tel le in­tere­san desa­rro­llos que per­mi­tan pro­bar tec­no­lo­gías su­yas, co­mo Real Sen­se, en el ca­so de reali­dad au­men­ta­da (se pue­den ver ele­men­tos vir­tua­les uti­li­zan­do apli­ca­cio­nes mó­vi­les).

Pa­ra la fir­ma, se tra­ta de ge­ne­rar más opor­tu­ni­da­des de di­se­ñar y pro­bar ideas de ba­se tec­no­ló­gi­ca. Tam­bién se apo­ya a quie­nes tie­nen una fi­lo­so­fía de crea­ción e in­ven­ción, quie­nes po­drían for­ta­le­cer sus pro­yec­tos, pro­duc­tos y ser­vi­cios (en­con­tran­do so­lu­ción a pro­ble­mas de sus ne­go­cios), o tra­ba­jar con In­tel.

Asi­mis­mo, los eje­cu­ti­vos de la plan­ta en Cos­ta Ri­ca ven una opor­tu­ni­dad pa­ra con­tri­buir con la cor­po­ra­ción a ni­vel glo­bal y con la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca mun­dial des­de el país.

Es­pe­ran más pro­yec­tos de es­te ti­po en el fu­tu­ro. “Nues­tra in­ten­ción es au­men­tar de ma­ne­ra pro­gre­si­va, en el me­diano pla­zo, la can­ti­dad de em­pre­sas. Nos he­mos pro­pues­to pa­sar de tres em­pre­sas a unas nue­ve, con las que po­dría­mos tra­ba­jar de ma­ne­ra si­mul­tá­nea. Eso de­pen­de­rá de si las em­pre­sas se apun­tan con no­so­tros pa­ra ha­cer el es­fuer­zo que re­quie­re el desa­rro­llar nue­vos pro­duc­tos”, di­jo Scott.

La po­si­bi­li­dad de pro­yec­tos con­jun­tos en­tre fir­mas gran­des o in­ter­na­cio­na­les con com­pa­ñías y em­pren­de­do­res lo­ca­les, e in­clu­so in­ver­sio­nes en star­tups, for­ma par­te de las ac­cio­nes de las em­pre­sas pa­ra acer­car­se a ini­cia­ti­vas in­no­va­do­ras y ge­ne­rar nue­vos ne­go­cios. Por ejem­plo, Goo­gle tie­ne su ace­le­ra­do­ra De­ve­lo­pers Launch­pad, que es­tá in­tere­sa­da tam­bién en ideas de em­pren­de­do­res en nue­vas tec­no­lo­gías.

Una de las ini­cia­ti­vas que In­tel es­tá apo­yan­do, a tra­vés de es­te pro­gra­ma de in­no­va­ción, es de un co­la­bo­ra­dor de la mis­ma com­pa­ñía. Con él es­tán tra­ba­jan­do en un pro­yec­to re­la­cio­na­do con trans­por­te com­par­ti­do.

Scott no de­ta­lló en qué con­sis­te, pe­ro nor­mal­men­te en es­tos ca­sos se tra­ta de apli­ca­cio­nes pa­ra que los tra­ba­ja­do­res de una mis­ma zo­na com­par­tan un via­je ha­cia sus tra­ba­jos o al re­gre­so.

La ter­ce­ra ini­cia­ti­va es con la em­pre­sa Flo­ri­da Ice & Farm (Fif­co), que pro­du­ce y co­mer­cia­li­za be­bi­das y ali­men­tos. En es­te ca­so se desa­rro­llan tec­no­lo­gías pa­ra in­cre­men­tar la efi­cien­cia, la ca­li­dad y la au­to­ma­ti­za­ción de al­gu­nas de las ca­rac­te­rís­ti­cas de los pun­tos de ven­ta. Aquí se in­clui­ría el ma­ne­jo de in­ven­ta­rios, por ejem­plo, de­ta­lló Scott.■■

“Nues­tra in­ten­ción es au­men­tar de ma­ne­ra pro­gre­si­va, en el me­diano pla­zo, la can­ti­dad de em­pre­sas”. Ti­mothy Scott Ge­ren­te de re­la­cio­nes pú­bli­cas, In­tel Cos­ta Ri­ca

JEF­FREY ZA­MO­RA

“La idea era desa­rro­llar jo­yas y pro­duc­tos que ten­gan in­te­li­gen­cia. En al­gún mo­men­to to­do va a ir más allá de lo es­té­ti­co. Hoy to­da­vía hay po­cas op­cio­nes pa­ra ves­ti­bles (wea­ra­bles)”, ex­pli­có Ana Gu­tié­rrez em­pre­sa­ria y jo­ye­ra.

AR­CHI­VO GN

Es­te es el co­llar que avi­sa si la usua­ria de­ja per­di­do su ce­lu­lar. Crea­do por la di­se­ña­do­ra Ana Gu­tié­rrez.

AR­CHI­VO GN

Es­te ves­ti­do cam­bia de co­lor con la mú­si­ca o el ca­lor. Tam­bién es una pro­pues­ta de Ana Gu­tié­rrez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.