Lle­gó la ho­ra crí­ti­ca pa­ra la re­for­ma fis­cal

Al cie­rre de es­ta edi­ción, cuan­do los dipu­tados pa­re­cían en­rum­bar­se ha­cia la vo­ta­ción en pri­mer de­ba­te, re­sur­gió el te­mor a re­pe­tir ye­rros que han frus­tra­do pro­pues­tas an­te­rio­res

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Ma­nuel Aven­da­ño A. ma­nue­la­ven­dano@el­fi­nan­cie­rocr.com

El pro­yec­to de Ley de For­ta­le­ci­mien­to de las Fi­nan­zas Pú­bli­cas, co­no­ci­do co­mo re­for­ma fis­cal, es la úl­ti­ma opor­tu­ni­dad que tie­ne Cos­ta Rica pa­ra evi­tar un gol­pe a su cre­di­bi­li­dad an­te los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les.

Es­ta ini­cia­ti­va ac­tua­li­za­ría el im­pues­to de ven­tas que ri­ge des­de 1982, el de ren­ta que da­ta de 1988 y trans­for­ma­ría el pa­go de in­cen­ti­vos a los em­plea­dos pú­bli­cos que fue­ron crea­dos en 1957 con la Ley de Sa­la­rios de la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca.

Al cie­rre de es­ta edi­ción, el jue­ves 4 de oc­tu­bre, pa­re­cía que los dipu­tados es­ta­ban cer­ca de vo­tar en pri­mer de­ba­te.

La esperanza del IVA

Cos­ta Rica tie­ne un im­pues­to de ven­tas que en­tró en vi­gor en 1982 y que per­mi­te gra­var los pro­duc­tos y so­la­men­te al­gu­nos ser­vi­cios.

El país es una de las po­cas na­cio­nes del mun­do que to­da­vía no im­ple­men­ta el Im­pues­to al Va­lor Agre­ga­do (IVA), con el cual se ob­ten­drán más in­gre­sos por­que se co­bra a to­dos los pro­duc­tos y la ma­yo­ría de los ser­vi­cios.

El IVA es un tri­bu­to en el que el úl­ti­mo par­ti­ci­pan­te de la ca­de­na de pro­duc­ción de­be acre­di­tar los im­pues­tos que pa­ga­ron los in­ter­me­dia­rios en to­do el pro­ce­so.

El sis­te­ma del IVA per­mi­te re­vi­sar quié­nes cum­plie­ron con los tri­bu­tos a lo lar­go de la ca­de­na, lo que se co­no­ce co­mo tra­za­bi­li­dad.

El Im­pues­to al Va­lor Agre­ga­do tam­bién ayuda a ge­ne­rar con­tro­les en el tri­bu­to de ren­ta a pro­vee­do­res de ser­vi­cios ac­tual­men­te exen­tos, co­mo los le­ga­les y de sa­lud pri­va­da.

Ren­ta y coope­ra­ti­vas

El im­pues­to de ren­ta que ri­ge des­de 1988 tam­bién po­dría ser ac­tua­li­za­do con la apro­ba­ción de la re­for­ma fis­cal.

El sis­te­ma ac­tual co­bra un por­cen­ta­je a las uti­li­da­des de las per­so­nas o em­pre­sas que tie­nen ac­ti­vi­da­des lu­cra­ti­vas en el país.

La Ley de For­ta­le­ci­mien­to de las Fi­nan­zas Pú­bli­cas in­tro­du­ce la glo­ba­li­dad del tri­bu­to pa­ra que los con­tri­bu­yen­tes su­men to­das sus fuen­tes de in­gre­so y pa­guen ren­ta so­bre ese to­tal, in­clu­so cuan­do al­gu­nas de sus ga­nan­cias ya es­tán gra­va­das con otros im­pues­tos.

Una de las pug­nas más me­diá­ti­cas que se li­bró en el Con­gre­so fue la pro­pues­ta de apli­car el im­pues­to de ren­ta a las ga­nan­cias de las coope­ra­ti­vas, las cua­les es­tán exo­ne­ra­das.

Las me­tas

El se­gun­do pi­lar de la re­for­ma es con­te­ner y re­cor­tar el cre­ci­mien­to del gas­to pú­bli­co, prin­ci­pal­men­te en los plu­ses e in­cen­ti­vos que se pa­gan a los em­plea­dos del Es­ta­do.

En es­te apar­ta­do se in­tro­du­je­ron re­for­mas im­por­tan­tes que cam­bian el pa­go de al­gu­nos plu­ses que fue­ron crea­dos en 1957 y que dre­nan las ar­cas pú­bli­cas ca­da mes.

Otra he­rra­mien­ta de la re­for­ma es la re­gla fis­cal, un me­ca­nis­mo que li­mi­ta el cre­ci­mien­to del gas­to pú­bli­co en pro­por­ción di­rec­ta con el com­por­ta­mien­to de la deu­da.■■

MELISSA FER­NÁN­DEZ EF

El pre­si­den­te Car­los Al­va­ra­do im­pul­sa el pa­que­te tri­bu­ta­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.