Uti­li­da­des de ban­cos gol­pea­das en el 2018

Un me­nor rit­mo de co­lo­ca­ción de cré­di­tos ha afec­ta­do los re­sul­ta­dos de las en­ti­da­des

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Ma­ría Est­her Abis­si ma­ria.abis­si@el­fi­nan­cie­rocr.com

Las uti­li­da­des de los ban­cos pú­bli­cos si­guen arro­jan­do nú­me­ros de­cre­cien­tes du­ran­te el se­gun­do se­mes­tre del 2018, y evi­den­cian que no ha si­do un buen año pa­ra las ope­ra­cio­nes fi­nan­cie­ras.

Las uti­li­da­des evo­lu­cio­na­ron por de­ba­jo del rit­mo del año pa­sa­do de­bi­do a que los gas­tos de las en­ti­da­des fue­ron su­pe­rio­res en com­pa­ra­ción con agos­to del año pre­vio. Es­to úl­ti­mo a pe­sar de que los in­gre­sos por in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra sí cre­cie­ron.

Se­gún los da­tos, de las do­ce en­ti­da­des ban­ca­rias del país, los ban­cos pú­bli­cos fue­ron los más per­ju­di­ca­dos.

El Ban­co Po­pu­lar tu­vo un de­cre­ci­mien­to del 38,3% en sus uti­li­da­des, con res­pec­to al año pre­vio, mien­tras que el Ban­co de Cos­ta Rica (BCR) y el Ban­co Na­cio­nal de­cre­cie­ron un 36% ca­da uno.

Los re­sul­ta­dos

Los ban­cos pú­bli­cos em­pe­za­ron el 2018 con el pie iz­quier­do. En los pri­me­ros me­ses el Na­cio­nal tu­vo una caí­da en uti­li­da­des del 51%; el BCR y el Po­pu­lar mos­tra­ron re­duc­cio­nes del 8% y 11%, res­pec­ti­va­men­te, se­gún da­tos re­mi­ti­dos a la Su­pe­rin­ten­den­cia de En­ti­da­des Fi­nan­cie­ras (Su­gef), en la va­ria­ción in­ter­anual.

Pa­ra ese mo­men­to (enero del 2018), las en­ti­da­des ar­gu­men­ta­ron que ha­bía po­ca co­lo­ca­ción de cré­di­to, va­ria­cio­nes en el ti­po de cam­bio y ma­yo­res exi­gen­cias re­gu­la­to­rias que ha­bían afec­ta­do los re­sul­ta­dos del ne­go­cio.

Sin em­bar­go, la si­tua­ción em­peo­ró pro­duc­to de la in­cer­ti­dum­bre fis­cal, el au­men­to de las ta­sas de in­te­rés y la di­fi­cul­tad que tie­nen las en­ti­da­des de “aco­mo­dar­se” a las pro­vi­sio­nes que de­ben man­te­ner por re­gu­la­ción, un re­gla­men­to que en­tró en vi­gor ha­ce po­co más de un año.

Par­ti­cu­lar­men­te, en el ca­so del Ban­co Na­cio­nal el me­nor cre­ci­mien­to del cré­di­to y un ma­yor gas­to en las pro­vi­sio­nes de los prés­ta­mos han afec­ta­do las uti­li­da­des.

En los re­sul­ta­dos del BCR in­ci­dió el au­men­to de la car­te­ra mo­ro­sa, es­pe­cial­men­te deu­das con­traí­das por cor­po­ra­cio­nes y per­so­nas en las ac­ti­vi­da­des de vi­vien­da y con­su­mo.

El Ban­co Po­pu­lar tu­vo una con­trac­ción en sus in­gre­sos por in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra, a la vez que pre­sen­tó gas­tos fi­nan­cie­ros ex­tra­or­di­na­rios.

Si­tua­ción ge­ne­ra­li­za­da

El sis­te­ma ban­ca­rio ha es­ta­do ca­mi­nan­do por la cuer­da flo­ja du­ran­te to­do el año, in­clu­yen­do ban­cos pú­bli­cos y pri­va­dos.

So­lo 4 de los 12 ban­cos del país tu­vie­ron in­cre­men­tos en las uti­li­da­des su­pe­rio­res al año an­te­rior: Da­vi­vien­da, BAC, CMB (an­ti­guo Ci­ti) y el Ban­co Ge­ne­ral. El res­to, mos­tra­ron efec­tos ne­ga­ti­vos.

La ma­yor caí­da en los ban­cos pri­va­dos la tu­vo Scotiabank, con -67% en sus ga­nan­cias, pro­duc­to en par­te de la in­te­gra­ción con Scotiabank Trans­for­mán­do­se.

Da­vi­vien­da, por su par­te, tu­vo un in­cre­men­to de 141% en sus ga­nan­cias ne­tas.

Se­gún Reinaldo Herrera, di­rec­tor de Fi­nan­zas del Ban­co Na­cio­nal, el sis­te­ma fi­nan­cie­ro ha te­ni­do que de­di­car más gas­to a es­ti­ma­cio­nes de cré­di­to y eso ha pro­vo­ca­do un de­te­rio­ro im­por­tan­te en las car­te­ras, au­na­do al au­men­to de las ta­sas de in­te­rés.

Has­ta ju­lio de es­te año las en­ti­da­des del sis­te­ma fi­nan­cie­ro de­bían re­ser­var el 7% de su uti­li­dad men­sual pa­ra las es­ti­ma­cio­nes con­tra­cí­cli­cas, una nor­ma­ti­va anun­cia­da en el 2016, pe­ro que tu­vo efec­tos en el 2017.

Sin em­bar­go, la reali­dad del mer­ca­do fi­nan­cie­ro era otra pa­ra ese mo­men­to.

Las es­ti­ma­cio­nes se ha­bían im­ple­men­ta­do en “un pe­río­do de au­ge en el cre­ci­mien­to del cré­di­to, pe­ro el di­na­mis­mo ha dis­mi­nui­do des­de ju­nio del 2016”, are­gu­men­tó Su­gef en ese en­ton­ces.

Por es­to, las en­ti­da­des del sis­te­ma fi­nan­cie­ro ba­ja­rán sus es­ti­ma­cio­nes al 5% des­de fi­na­les de ju­lio, y la man­ten­drán así du­ran­te to­do es­te año y el si­guien­te.

Ha­cia el 2020, cuan­do se es­pe­ra que la eco­no­mía re­to­me el cur­so de cre­ci­mien­to po­si­ti­vo, po­dría vol­ver al 7%.

Es­te he­cho ha­ría que las uti­li­da­des ten­gan una pe­que­ña re­cu­pe­ra­ción ha­cia el cie­rre del año.

A pe­sar de que las es­ti­ma­cio­nes son un ru­bro que pe­sa en las car­te­ras, los gas­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos de la ma­yo­ría de los ban­cos tu­vie­ron un in­cre­men­to im­por­tan­te den­tro de las cuen­tas.

En el ca­so del Ban­co de Cos­ta Rica, los gas­tos de ad­mi­nis­tra­ción cre­cie­ron un 4%, al igual que los gas­tos de per­so­nal.

En Scotiabank, los gas­tos de ad­mi­nis­tra­ción cre­cie­ron un 23%, y los de per­so­nal, un 15%.

De­cre­ce la eco­no­mía y la ban­ca

Pa­ra Li­llia­na Blan­co, vi­ce­pre­si­den­ta de Fi­nan­zas de Pri­val Bank, es­tos no son los me­jo­res años de la ban­ca en ge­ne­ral.

Se­gún ex­pli­có, los már­ge­nes fi­nan­cie­ros se han es­tre­cha­do pro­duc­to de al­gu­nas dis­tor­sio­nes del mer­ca­do, por ejem­plo, la me­to­do­lo­gía de cálcu­lo de la ta­sa bá­si­ca pa­si­va, que sir­ve de re­fe­ren­cia pa­ra cré­di­tos en co­lo­nes, o el ries­go país que ha­ce que el cos­to de los fon­dos se in­cre­men­te.

Otro de los fac­to­res afec­ta el ren­di­mien­to del sis­te­ma fi­nan­cie­ro es la des­ace­le­ra­ción del cré­di­to, ac­ti­vi­dad que le ge­ne­ra más re­cur­sos a la ban­ca. El sal­do de los cré­di­tos del sis­te­ma fi­nan­cie­ro pa­só de cre­cer un 12,5% en el pri­mer se­mes­tre del

2017 a un 3,4% en la pri­me­ra mi­tad del 2018.

Ade­más, se­gún re­vi­sión del Pro­gra­ma Ma­cro­eco­nó­mi­co pa­ra el 2018-2019, la es­ti­ma­ción del cre­ci­mien­to de cré­di­to to­tal es que ten­ga un di­na­mis­mo del 5%, in­fe­rior al 6,9% que se pro­yec­tó a ini­cios de es­te año.

El des­ace­le­ra­do con­su­mo de los ho­ga­res y la des­con­fian­za fis­cal son dos razones adi­cio­na­les por las que no se in­cre­men­ta la de­man­da de cré­di­tos.

Dan­nel Huang, ge­ren­te Fi­nan­cie­ro de Cat­hay, ex­pli­có que no so­lo el sis­te­ma ban­ca­rio es­tá es­pe­ran­do los cam­bios fis­ca­les que ne­ce­si­ta el país sino, tam­bién, los sec­to­res fi­nan­cie­ros com­ple­men­ta­rios y la de­man­da fi­nal de in­ver­sión y con­su­mo.

Ex­pec­ta­ti­vas re­ser­va­das

Las en­ti­da­des al ser con­sul­ta­das so­bre cuál era su ex­pec­ta­ti­va, ha­cia el cie­rre del año y pa­ra el 2019, afir­ma­ron que si­gue sien­do re­ser­va­da has­ta que no se so­lu­cio­nen los te­mas re­la­cio­na­dos con las fi­nan­zas pú­bli­cas y se co­noz­ca exac­ta­men­te lo que va a pa­sar.

Luis Car­los Rodríguez, sub­ge­ren­te de fi­nan­zas de Ban­co Pro­me­ri­ca, ase­gu­ró que se ne­ce­si­ta re­cu­pe­rar la con­fian­za pa­ra po­der ad­mi­nis­trar me­jor los ries­gos y, a par­tir de eso, to­mar me­jo­res de­ci­sio­nes de in­ver­sión y cre­ci­mien­to de los ne­go­cios.

Otra de las po­si­bi­li­da­des es que exis­ta una se­gun­da re­duc­ción de la ca­li­fi­ca­ción de ries­go del país por par­te de las agen­cias in­ter­na­cio­na­les, adi­cio­nal­men­te que se evi­den­cien ma­yo­res im­pac­tos en las ta­sas de in­te­rés que se tra­duz­can en me­nor cre­ci­mien­to del cré­di­to.

“En la me­di­da en que las ta­sas es­tén al al­za, la ca­li­dad de las car­te­ras se va a ver afec­ta­da, es­pe­cial­men­te si el cre­ci­mien­to del cré­di­to se si­gue des­ace­le­ran­do”, afir­mó Herrera.■■

RA­FAEL PACHECO PA­RA EF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.