¿ES­TÁ DESPERDICIANDO EL PRE­SU­PUES­TO DE ORIEN­TA­CIÓN PER­SO­NA­LI­ZA­DA?

El Financiero (Costa Rica) - - Gerencia -

No to­dos los eje­cu­ti­vos se be­ne­fi­cia­rán de tra­ba­jar con un guía per­so­nal. Si es quien de­ci­de qué lí­de­res de la em­pre­sa van a tra­ba­jar con un ex­per­to ex­terno, se­gu­ra­men­te quie­re gas­tar su pre­su­pues­to con sa­bi­du­ría. Pa­ra eva­luar si un lí­der en pro­ble­mas es­tá lis­to pa­ra un ase­sor per­so­nal, bus­que unos cuan­tos fo­cos ro­jos. Pri­me­ro, sea pre­ca­vi­do si un eje­cu­ti­vo siem­pre tie­ne una ex­cu­sa cuan­do las co­sas sa­len mal. La orien­ta­ción per­so­na­li­za­da re­quie­re ser cons­cien­te de lo que uno ha­ce y re­fle­xio­nar, así que la gen­te que sue­le cul­par a fac­to­res ex­ter­nos por los pro­ble­mas pue­de no ser la me­jor elec­ción. Se­gun­do, pién­se­lo de­te­ni­da­men­te en el ca­so de los lí­de­res que pre­fie­ren re­cu­rrir a tác­ti­cas pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas con ra­pi­dez. Los me­jo­res can­di­da­tos es­tán dis­pues­tos a po­ner en du­da sus hi­pó­te­sis y creen­cias so­bre có­mo ha­cer las co­sas. En ter­cer lu­gar, ten­ga cui­da­do con aque­llos que re­tra­sen es­te pro­ce­so pa­ra “in­ves­ti­gar más” o “en­con­trar a la per­so­na ade­cua­da”. Pue­de ser un signo de que no es­tán lis­tos pa­ra en­fren­tar sus pro­ble­mas.■■ ADAP­TA­DO DE “4 SIGNS AN EXE­CU­TI­VE ISN’T READY FOR COA­CHING”, DE MATT BRUBAKER Y CH­RIS MIT­CHELL.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.