ES­CU­CHAR, EL PRI­MER PA­SO PA­RA AYU­DAR A UN EM­PLEA­DO EN CRI­SIS PER­SO­NAL

El Financiero (Costa Rica) - - Gerencia -

En al­gún mo­men­to, to­dos pa­sa­mos por un acon­te­ci­mien­to es­tre­san­te en la vi­da que nos dis­trae del tra­ba­jo. Tal vez se tra­te de la en­fer­me­dad de un fa­mi­liar, un di­vor­cio o la muer­te de un ami­go. Si al­guien en su equi­po es­tá pa­san­do por una cri­sis per­so­nal, ¿qué pue­de ha­cer co­mo su je­fe? Tra­ba­je con su dis­po­si­ción. Si man­tie­ne una at­mós­fe­ra com­pa­si­va en la ofi­ci­na, es más pro­ba­ble que la gen­te se acer­que cuan­do pa­se por mo­men­tos di­fí­ci­les. No ha­gas pre­gun­tas in­có­mo­das. Res­pe­te la pri­va­ci­dad de la gen­te y so­lo escucha. Su em­plea­do pue­de so­lo que­rer ex­ter­nar las di­fi­cul­ta­des de cui­dar de un pa­rien­te en­fer­mo o te­ner la opor­tu­ni­dad de ex­pli­car có­mo es que su di­vor­cio ha afec­ta­do su pro­duc­ti­vi­dad. No sa­que con­clu­sio­nes. Si se apre­su­ra a su­ge­rir al em­plea­do que pi­da un per­mi­so pa­ra au­sen­tar­se del tra­ba­jo o ajus­te sus ho­ra­rios, por ejem­plo, la per­so­na pue­de sen­tir­se des­con­cer­ta­da si no era lo que ne­ce­si­ta­ba. Pre­gun­te a sus em­plea­dos qué cam­bios les ayu­da­rían en su tra­ba­jo y lue­go ana­li­cen las op­cio­nes jun­tos.■■

ADAP­TA­DO DE “HOW TO MANAGE AN EM­PLO­YEE WHO’S HA­VING A PER­SO­NAL CRI­SIS”, DE CAROLYN O’HA­RA.

© 2018 HAR­VARD BU­SI­NESS SCHOOL PU­BLIS­HING CORP. DIS­TRI­BUI­DO POR: THE NEW YORK TI­MES SYNDICATE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.