Así vo­ta­ron los dipu­tados las mo­cio­nes en el Ple­na­rio

El trá­mi­te del pro­yec­to fis­cal de­li­neó las alian­zas y blo­ques en el Con­gre­so

El Financiero (Costa Rica) - - Economía Y Política - Ma­ría Lui­sa Ma­dri­gal ma­ria.ma­dri­gal@el­fi­nan­cie­rocr.com

Los tres días y me­dio que pa­só el pro­yec­to de Ley de For­ta­le­ci­mien­to de las Fi­nan­zas Pú­bli­cas en el ple­na­rio de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va, no so­lo sir­vie­ron pa­ra que los dipu­tados vo­ta­ran to­das las mo­cio­nes de reiteración: tam­bién mar­ca­ron la can­cha en un cla­ro jue­go de blo­ques.

El apo­yo o re­cha­zo a las mo­cio­nes fue re­fle­jan­do dos gru­pos bien mar­ca­dos. Pri­me­ro es­tán los que se opu­sie­ron a la gran ma­yo­ría de las mo­cio­nes y así im­pi­die­ron cam­bios sus­tan­cia­les al tex­to que sa­lió de co­mi­sión con la ve­nia de Ha­cien­da. Del otro la­do es­tán los que bus­can cam­biar el tex­to lo más que se pue­da. Aun­que son me­nos, son los fir­man­tes de la ma­yo­ría de las en­mien­das pro­ce­sa­das.

Fi­nal­men­te hay un ter­cer gru­po de dipu­tados que se sa­len del ca­nas­to de sus frac­cio­nes. Va­rían de co­lor se­gún el te­ma y son bas­tan­te más com­pli­ca­dos de leer.

Pa­ra es­te aná­li­sis EF re­gis­tró las vo­ta­cio­nes in­di­vi­dua­les de ca­da dipu­tado a las mo­cio­nes de reiteración vis­tas por el ple­na­rio en­tre mar­tes y miér­co­les en la no­che.

Al cie­rre de es­ta edi­ción los dipu­tados es­ta­ban cer­ca de vo­tar el plan en pri­mer de­ba­te.

En con­tra de los cam­bios

Tan so­lo ini­ciar la vo­ta­ción que­dó cla­ro que la frac­ción del PAC ten­dría un com­por­ta­mien­to mo­no­lí­tio. En ca­da una de las vo­ta­cio­nes, los diez dipu­tados ofi­cia­lis­tas vo­ta­ron jun­tos.

So­lo hu­bo una ex­cep­ción a es­ta re­gla. Fue en la ter­ce­ra mo­ción vis­ta -sie­te de reiteración-, pre­sen­ta­da por el dipu­tado Jo­sé Ma­ría Vi­llal­ta del Fren­te Am­plio (FA). La en­mien­da que pre­ten­día que el IVA es­tu­vie­ra exen­to pa­ra per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, con­tó con el vo­to po­si­ti­vo de la dipu­tada del PAC Ca­ta­li­na Mon­te­ro, mien­tras el res­to de sus com­pa­ñe­ros la vo­tó en con­tra. Tras un re­pa­so del res­to de las vo­ta­cio­nes, la ac­ción de Mon­te­ro más pa­re­ce un error o un de­seo per­so­nal que un ac­to de re­bel­día.

Ca­si de la mis­ma ma­ne­ra fun­cio­nó la frac­ción de Li­be­ra­ción Na­cio­nal (PLN).

El PLN ha si­do el com­pa­ñe­ro más fiel del ofi­cia­lis­mo en es­ta cam­pa­ña por la apro­ba­ción de la re­for­ma. Al ser la re­pre­sen­ta­ción más nu­me­ro­sa en las cu­ru­les, los vo­tos de los li­be­ra­cio­nis­tas sig­ni­fi­ca­ron el sí fi­nal pa­ra las po­cas mo­cio­nes que fue­ron apro­ba­das du­ran­te las se­sio­nes. De igual ma­ne­ra, en con­jun­to con los vo­tos de Ac­ción Ciu­da­da­na ne­ga­ron la apro­ba­ción de ca­si to­das las mo­cio­nes pre­sen­ta­das.

El dipu­tado in­de­pen­dien­te Érick Rodríguez Ste­ller tam­bién ha imi­ta­do con su vo­to en prác­ti­ca­men­te to­das las mo­cio­nes al PAC y al PLN. Rodríguez –quien por el Par­ti­do In­te­gra­ción Na­cio­nal (PIN)– ha si­do un alia­do de la lí­nea opo­si­to­ra a los cam­bios del pro­yec­to.

Fi­nal­men­te, es­tá la Uni­dad So­cial Cris­tia­na. De los que se opu­sie­ron a las mo­cio­nes, los dipu­tados del PUSC son los que se mue­ven en la zo­na más gris.

Es cier­to que apo­ya­ron al PAC y al PLN en que la ma­yo­ría de las en­mien­das no fue­ran apro­ba­das. De la mis­ma ma­ne­ra die­ron sus vo­tos pa­ra apo­yar los po­cos cam­bios que su­frió la re­for­ma. Sin em­bar­go, apo­ya­ron con sus vo­tos las mo­cio­nes pro­pues­tas por ellos mis­mos, que no fue­ron po­cas.

A fa­vor de las en­mien­das

Jo­sé Ma­ría Vi­llal­ta del FA en­ca­be­zó la lu­cha por ge­ne­rar­le cam­bios al tex­to. Vi­llal­ta no so­lo vo­tó en po­si­ti­vo la gran ma­yo­ría de las mo­cio­nes –con ex­cep­ción va­rias pro­pues­tas por el ofi­cia­lis­mo y el PLN, más otras que se re­cha­za­ron por una­ni­mi­dad– sino que tam­bién es el dipu­tado que más en­mien­das de reiteración pre­sen­tó. De las 368 mo­cio­nes ad­mi­ti­das, el dipu­tado del Fren­te Am­plio plan­teó 194.

En la mis­ma lí­nea es­tán los tres dipu­tados de In­te­gra­ción Na­cio­nal. Wál­ter Mu­ñoz, Zoi­la Vo­lio y Pa­tri­cia Vi­lle­gas vo­ta­ron a fa­vor del grue­so de las en­mien­das pro­pues­tas. El PIN en con­jun­to co­mo par­ti­do, pre­sen­tó 40 mo­cio­nes pa­ra es­ta se­gun­da fa­se de la re­for­ma fis­cal en la Asam­blea. El di­rec­to­rio ad­mi­tió 39 de es­tas, y el ple­na­rio no apro­bó nin­gu­na.

El dipu­tado Dra­gos Do­la­nes­cu del Par­ti­do Re­pu­bli­cano So­cial Cris­tiano (PRSC) no so­lo fue un fiel de­fen­sor de las mo­cio­nes. Vo­tó en con­jun­to con Vi­llal­ta y los dipu­tados del PIN prác­ti­ca­men­te to­das las en­mien­das pre­sen­ta­das por ellos.

En cuar­to lu­gar den­tro del gru­po de los que bus­can cam­biar el tex­to, es­tá la frac­ción de Res­tau­ra­ción Na­cio­nal. El PRN fun­cio­na de ma­ne­ra muy si­mi­lar al PUSC. Vo­ta­ron ma­yo­ri­ta­ria­men­te en blo­que y ca­si siem­pre a fa­vor de los cam­bios. Sin em­bar­go en va­rias oca­sio­nes op­ta­ron por tor­cer el vo­to, acuer­pan­do al PAC y al PLN pa­ra la apro­ba­ción de al­gu­nas de las mo­cio­nes plan­tea­das por ellos o pa­ra ne­gar otras en­mien­das.

Por el re­gla­men­to de la vo­ta­ción, cuan­do una mo­ción era acep­ta­da se de­bía dis­cu­tir por el fon­do, pa­ra des­pués vo­tar­se nue­va­men­te. En va­rias de es­tas se­gun­das vo­ta­cio­nes -y en en­mien­das que no ha­bían si­do pro­pues­tas por dipu­tados del PAC ni del PLN- los vo­tos de Res­tau­ra­ción Na­cio­nal se vol­ca­ron, y cam­bia­ron el des­tino de al­gu­na mo­ción.

Los que rom­pen lí­nea

La dipu­tada del PL, Frang­gi Ni­co­lás; la le­gis­la­do­ra del PUSC, Shir­ley Díaz; el dipu­tado del PRSC, Ot­to Ro­ber­to Var­gas y la dipu­tada del PRN, Ivon­ne Acu­ña, son los que más ve­ces se sa­lie­ron del ca­nas­to.

Ni­co­lás y Díaz se vol­vie­ron vo­tos ex­tra -pe­ro in­su­fi­cien­tes- a fa­vor del gru­po que bus­ca­ba apro­bar más en­mien­das.

No es la pri­me­ra oca­sión en que Ni­co­lás ac­túa fue­ra de la lí­nea de su frac­ción. Un ejem­plo fue la le­gis­la­do­ra aplau­dió el vo­to de su com­pa­ñe­ro de ban­ca­da Gus­ta­vo Via­les a fa­vor de la exo­ne­ra­ción del IVA pa­ra la ca­nas­ta bá­si­ca; una ac­ción cri­ti­ca­da por el je­fe de frac­ción ver­di­blan­co, Car­los Ri­car­do Be­na­vi­des.

La re­la­ción de Be­na­vi­des y Via­les pa­re­ce re­cu­pe­ra­da. El jo­ven del PLN no se sa­lió del gru­po de vo­ta­ción ni una so­la vez du­ran­te las mo­cio­nes de reiteración. La de Frang­gi es otra his­to­ria: la ver­di­blan­ca apo­yó en­mien­das pro­pues­tas por dipu­tados del PRN, PIN, PUSC e in­clu­so del Fren­te Am­plio.

Por su par­te, Díaz no so­lo vo­tó a fa­vor una gran par­te de las mo­cio­nes pre­sen­ta­das por los par­ti­dos mi­no­ri­ta­rios y del PRN. La so­cial­cris­tia­na pre­sen­tó por su cuen­ta 29 en­mien­das pa­ra rea­li­zar­le cam­bios a la re­for­ma.

Ca­so si­mi­lar es el de Ivon­ne Acu­ña. La dipu­tada del Res­tau­ra­ción Na­cio­nal des­en­to­nó en nu­me­ro­sas oca­sio­nes con el res­to de su ban­ca­da, que en ge­ne­ral se man­tu­vo más uni­for­me. Las ve­ces que Acu­ña se des­li­gó de su frac­ción, siem­pre fue­ron pa­ra vo­tar en con­jun­to con el PLN y PAC.

Las tres le­gis­la­do­ras man­tu­vie­ron los vo­tos den­tro de la frac­ción cuan­do las mo­cio­nes eran pre­sen­ta­das por otro dipu­tado de su mis­mo par­ti­do. No pa­só lo mis­mo con Ot­to Ro­ber­to Var­gas.

El dipu­tado re­pu­bli­cano vo­tó en con­tra en cuan­tio­sas oca­sio­nes, en­mien­das pre­sen­ta­das por su com­pa­ñe­ro de ban­ca­da Dra­gos Do­la­nes­cu.

El pri­mer pa­so de la re­for­ma fis­cal por el ple­na­rio, fue un buen ter­mó­me­tro pa­ra de­ter­mi­nar qué po­dría pa­sar cuan­do fi­nal­men­te, los dipu­tados ten­gan que de­can­tar­se so­bre si el pro­yec­to se­rá ley o no. Es­to, si el 20.580 su­pera el pró­xi­mo obs­tácu­lo en el ca­mino: La Sa­la IV.■■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.