Ren­ta es el im­pues­to que más apor­ta a los in­gre­sos

Es­te gra­va­men re­pre­sen­ta el 26% del to­tal de en­tra­das, y la ma­yor par­te es apor­ta­da por em­pre­sas

El Financiero (Costa Rica) - - Finanzas - Ma­ría Est­her Abis­si ma­ria.abis­si@el­fi­nan­cie­rocr.com

El im­pues­to de ren­ta es el tri­bu­to que más apor­ta a los in­gre­sos del Go­bierno cen­tral, re­pre­sen­ta 29% del to­tal y equi­va­le al 3% del Pro­duc­to In­terno Bru­to del país.

La ac­tual le­gis­la­ción que re­gu­la es­te tri­bu­to es de 1988. Es la ley 7.092 que, a su vez sus­ti­tu­yó otra nor­ma­ti­va de 1946. In­clu­so, an­tes de es­tas es­tu­vo vi­gen­te otra des­de 1916.

El gra­va­men que se le apli­ca a los in­gre­sos y uti­li­da­des de las per­so­nas fí­si­cas y ju­rí­di­cas, di­vi­den­dos e in­tere­ses so­bre tí­tu­los va­lo­res y re­me­sas en el ex­te­rior, apor­tó al cie­rre del 2017 ¢1.562 mi­llo­nes.

Se­gún los da­tos acu­mu­la­dos a agos­to de es­te año, el im­pues­to de ren­ta tu­vo un cre­ci­mien­to del 3,1% res­pec­to al año pre­vio.

Sin em­bar­go, en el 2017 el cre­ci­mien­to de la re­cau­da­ción fue mu­cho ma­yor, 12,4%.

Es­to pue­de es­tar in­fluen­cia­do por va­rios fac­to­res, en­tre ellos el pa­so a la in­for­ma­li­dad de al­gu­nos con­tri­bu­yen­tes y el me­nor cre­ci­mien­to de nue­vas per­so­nas ju­rí­di­cas que de­ben tri­bu­tar, co­mo em­pre­sas y gran­des con­tri­bu­yen­tes que, a su vez, son los que apor­tan más.

Ade­más, el mon­to to­tal de los apor­tes tam­bién se ha des­ace­le­ra­do.

Mien­tras que en­tre el 2016 y el 2017 la can­ti­dad de per­so­nas fí­si­cas se in­cre­men­tó un 5,8%, el cre­ci­mien­to de las per­so­nas ju­rí­di­cas fue del 1,51%.

In­clu­so, en­tre el 2014 y el 2015 se dio un de­cre­ci­mien­to en la can­ti­dad de con­tri­bu­yen­tes ju­rí­di­cos ins­cri­tos an­te Tri­bu­ta­ción.

A pe­sar de es­ta ba­ja en la re­cau­da­ción se ha man­te­ni­do en cons­tan­te cre­ci­mien­to, con un com­por­ta­mien­to si­mi­lar al mos­tra­do por con­tri­bu­yen­tes fí­si­cos más pe­que­ños.

Los pe­que­ños con­tri­bu­yen­tes apor­tan un 23% al to­tal de la re­cau­da­ción de ren­ta, es­pe­cial­men­te per­so­nas fí­si­cas, mien­tras que las gran­des em­pre­sas te­rri­to­ria­les (ac­ti­vo to­tal su­pe­rior o igual a ¢25 mi­llo­nes) en con­jun­to con los gran­des con­tri­bu­yen­tes (ac­ti­vo to­tal su­pe­rior o igual a ¢40 mi­llo­nes) apor­tan el 77% res­tan­te.

Du­ran­te es­te año, el in­gre­so pro­ve­nien­te de las per­so­nas ju­rí­di­cas ha te­ni­do un cre­ci­mien­to de 0%, a agos­to pa­sa­do, mien­tras que los pro­ve­nien­tes de per­so­nas fí­si­cas cre­ció 9,3%.

En ge­ne­ral, los com­po­nen­tes o con­tri­bu­cio­nes que in­te­gran el im­pues­to so­bre la ren­ta han te­ni­do un desem­pe­ño por de­ba­jo de lo ob­ser­va­do el año an­te­rior, con ex­cep­ción de los in­gre­sos y uti­li­da­des a per­so­nas fí­si­cas.

¿Có­mo se co­bra la ren­ta?

Se­gún ex­pli­có Ma­rio Hi­dal­go, so­cio de la fir­ma de abo­ga­dos tri­bu­ta­rios BLP, el gra­va­men se co­bra anual­men­te so­bre la ba­se de to­dos los in­gre­sos ge­ne­ra­dos du­ran­te el año.

“El con­tri­bu­yen­te pa­ga el im­pues­to so­bre la ren­ta ne­ta, es de­cir, los in­gre­sos bru­tos me­nos los gas­tos. De­be ser pa­ga­do por to­das las per­so­nas que reali­cen ac­ti­vi­da­des lu­cra­ti­vas o ne­go­cios den­tro del país, in­de­pen­dien­te­men­te de la na­cio­na­li­dad, do­mi­ci­lio o lu­gar de cons­ti­tu­ción de las per­so­nas ju­rí­di­ca” ex­pli­có Hi­dal­go.

Del pa­go, el con­tri­bu­yen­te pue­de des­con­tar sus in­ver­sio­nes y gas­tos de las ga­nan­cias to­ta­les, me­dian­te fac­tu­ras o com­pro­ban­tes que ha guar­da­do du­ran­te to­do el pe­río­do.

Los gas­tos que se pue­den de­du­cir pue­den ser, tam­bién, sa­la­rios y suel­dos, agui­nal­dos y va­ca­cio­nes, al­qui­le­res de ins­ta­la­cio­nes y pa­gos a la Ca­ja Cos­ta­rri­cen­se del Se­gu­ro So­cial, com­pras de ma­te­rias pri­mas, en­tre otros.

Ac­tual­men­te, el pa­go se ha­ce por me­dio de una trans­fe­ren­cia ban­ca­ria, y de acuer­do con una de­cla­ra­ción ju­ra­da en la que el con­tri­bu­yen­te, gran­de o pe­que­ño, pre­sen­ta sus uti­li­da­des, ge­ne­ra­das por me­dio de las ac­ti­vi­da­des lu­cra­ti­vas que rea­li­za en el úl­ti­mo pe­río­do fis­cal.

El mon­to que se pa­ga es de­ter­mi­na­do por el re­sul­ta­do que arro­je la de­cla­ra­ción.

¿Có­mo se co­bra­rá a par­tir de la apro­ba­ción de la re­for­ma fis­cal?

An­te la apro­ba­ción de la re­for­ma fis­cal, los mon­tos co­bra­dos no ten­drán mo­di­fi­ca­cio­nes. Sin em­bar­go, el pe­río­do fis­cal y al­gu­nos pro­ce­di­mien­tos se­rán di­fe­ren­tes.

Se­gún ex­pli­có Ro­nald Ar­ta­via, pre­si­den­te del Co­le­gio de Con­ta­do­res Pú­bli­cos de Cos­ta Ri­ca, el pro­yec­to re­cien­te­men­te apro­ba­do en pri­mer de­ba­te en la Asam­blea Le­gis­la­ti­va es­ta­ble­ce que el pe­río­do fis­cal se­rá del 1 de enero al 31 de di­ciem­bre de ca­da año, por lo que en sus tran­si­to­rios se es­ta­ble­ce que los con­tri­bu­yen­tes que ten­gan un pe­río­do fis­cal con cie­rre al 30 de se­tiem­bre de­be­rán pre­sen­tar una de­cla­ra­ción por el tri­mes­tre de oc­tu­bre has­ta el 31 de di­ciem­bre.

“Con la nue­va ley, pre­va­le­ce el mis­mo cri­te­rio de ren­ta lí­qui­da gra­va­ble co­mo co­no­ce­mos has­ta aho­ra, con la di­fe­ren­cia de que hay que agre­gar al­gu­nos te­mas co­mo el re­co­no­ci­mien­to de in­tere­ses no ban­ca­rios has­ta por un má­xi­mo de 20% de la uti­li­dad an­tes de in­tere­ses, aran­ce­les,de­pre­cia­cio­nes y amor­ti­za­cio­nes”, ex­pli­có Ar­ta­via.

La re­for­ma in­tru­du­ci­rá, tam­bién, la glo­ba­li­dad del tri­bu­to pa­ra que los con­tri­bu­yen­tes su­men to­dos los in­gre­sos y paguen ren­ta so­bre el to­tal, in­clu­so cuan­do sus ga­nan­cias es­tán ya gra­va­das con otros im­pues­tos.

Asi­mis­mo, el tra­mo de los sa­la­rios cam­bia­ría.

En­tre ¢1.199.000 y ¢2.103.000 pa­ga­rá 15%, en­tre ¢2.103.000 y ¢4.205.000 pa­ga­rá 20% y a par­tir de ¢4.205.000 se­rá un 25%.

Otros de los cam­bios es­ta­rán aso­cia­dos con las pen­sio­nes más al­tas, los di­vi­den­dos o ex­ce­den­tes de so­li­da­ris­tas y coope­ra­ti­vas, en­tre otros.

¿Cuán­to pa­ga­rá por su sa­la­rio?

To­dos los años, la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Tri­bu­ta­ción ac­tua­li­za los ran­gos con los que se de­ter­mi­na cuán­to pa­ga­rán los con­tri­bu­yen­tes de ren­ta por su sa­la­rio.

Du­ran­te es­te año y a par­tir de oc­tu­bre, los sa­la­rios me­no­res de ¢799.000 es­tán exen­tos del im­pues­to so­bre la ren­ta, se­gún da­tos pu­bli­ca­dos.

Aque­llos que ga­nen más de ¢799.000 y has­ta ¢1.199.000, de­be­rán pa­gar 10% y los que ten­gan un sa­la­rio su­pe­rior a es­te mon­to, apor­ta­rán 15%.

Has­ta es­te año, los tra­mos eran más ba­jos y el co­bro em­pe­za­ba a par­tir de ¢792.000. Sin em­bar­go, por or­den de Tri­bu­ta­ción, el tra­mo tu­vo un ajus­te y aho­ra esas per­so­nas re­ci­bi­rán un po­co más de sa­la­rio.■■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.