Desunión sin­di­cal

El Financiero (Costa Rica) - - Opinión - Cons­tan­tino Ur­cu­yo en­fo­ques@el­fi­nan­cie­rocr.com

Los sin­di­ca­tos son im­por­tan­tes en su mi­sión de de­fen­sa y pro­mo­ción de los in­tere­ses de los tra­ba­ja­do­res, con­tri­bu­yen­do a la jus­ti­cia y cohe­sión so­cial.

Su lu­cha por me­jo­ras sa­la­ria­les y me­jo­res con­di­cio­nes de vi­da y de tra­ba­jo ayu­da al me­jo­ra­mien­to de las so­cie­da­des, en ejer­ci­cio de una fun­ción edu­ca­ti­va que crea en el tra­ba­ja­dor con­cien­cia de su dig­ni­dad.

Las huel­gas son le­gí­ti­mas en las de­bi­das con­di­cio­nes y den­tro de cier­tos lí­mi­tes pa­ra lo­grar los de­re­chos de sus afi­lia­dos.

La ac­ti­vi­dad sin­di­cal es po­lí­ti­ca en el sen­ti­do am­plio del tér­mino, preo­cu­pa­ción por el bien co­mún, por el in­te­rés ge­ne­ral.

La in­quie­tud sin­di­cal por las con­di­cio­nes ma­cro­eco­nó­mi­cas, las im­per­fec­cio­nes del sis­te­ma de pro­pie­dad y la ad­mi­nis­tra­ción de los me­dios de pro­duc­ción es co­rrec­ta.

Em­pe­ro, los sin­di­ca­tos

no son par­ti­dos po­lí­ti­cos, no de­ben es­tar su­je­tos a las de­ci­sio­nes de es­tos, su in­cur­sión en el te­rreno elec­to­ral des­le­gi­ti­ma lo jus­to y au­tó­no­mo de sus lu­chas.

Re­cuér­de­se lo ne­ga­ti­vo del Pac­to del Me­li­co Sa­la­zar en­tre PAC-Pa­tria Jus­ta y FA.

Los acon­te­ci­mien­to re­cien­tes per­mi­ten afir­mar prin­ci­pios fren­te a quie­nes desean do­ci­li­dad sin­di­cal; pe­ro tam­bién per­mi­te ana­li­zar erro­res de la di­ri­gen­cia sin­di­cal al em­pren­der una huel­ga fue­ra de lí­mi­tes, en per­jui­cio de los in­tere­ses in­di­vi­dua­les de los huel­guis­tas, y en des­pres­ti­gio del sin­di­ca­lis­mo, por su aso­cia­ción con blo­queos de vías y da­ño pa­ra los usua­rios de los ser­vi­cios pú­bli­cos.

La Uni­dad Sin­di­cal ter­mi­nó en desunión al se­pa­rar­se va­rias agru­pa­cio­nes del mo­vi­mien­to, en me­dio de re­cri­mi­na­cio­nes re­cí­pro­cas, y sin lo­grar el gran ob­je­ti­vo de re­ti­rar el pro­yec­to de Fi­nan­zas Pú­bli­cas de la co­rrien­te le­gis­la­ti­va. Los di­ri­gen­tes sin­di­ca­les enar­de­ci­dos se dis­pa­ra­ron a los pies y por ha­cer una gracia hi­cie­ron un sa­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.