Las tres ra­zo­nes que lle­va­ron el dó­lar a ¢600

Des­de fi­na­les de agos­to el ti­po de cam­bio es más vo­lá­til, he­cho que coin­ci­de con el anun­cio del pre­si­den­te del BCCR, Ro­dri­go Cu­be­ro, de per­mi­tir una ma­yor fle­xi­bi­li­dad en es­te pre­cio

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Ma­ría Est­her Abis­si ma­ria.abis­si@el­fi­nan­cie­rocr.com

El ré­gi­men cam­bia­rio, con­di­cio­nes de es­ta­cio­na­li­dad y la in­cer­ti­dum­bre ha­cen que el pre­cio de el dó­lar au­men­te.

El pre­cio del dó­lar ha te­ni­do una ten­den­cia al­cis­ta des­de ini­cios de se­tiem­bre. El ti­po de cam­bio pro­me­dio del Mer­ca­do de Mo­ne­das Ex­tran­je­ras (Mo­nex) ini­ció el mes en ¢581, el pre­cio más al­to que ha­bía te­ni­do el dó­lar en to­do el año.

Un mes más tar­de, se ubi­ca­ría en ¢584 y, al 11 de oc­tu­bre, al­can­za­ría el pro­me­dio más al­to del año, ¢597.

Pe­se a que en el Mo­nex el ti­po de cam­bio no ha­bía su­pe­ra­do la ba­rre­ra psi­co­ló­gi­ca que exis­te de los ¢600, en las ven­ta­ni­llas de los ban­cos pa­ra es­te día, in­clu­so, se ubi­có por en­ci­ma de ese pre­cio.

Un epi­so­dio si­mi­lar no se evi­den­cia­ba en ven­ta­ni­llas des­de ma­yo del 2017.

Es­te 12 de oc­tu­bre la au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria, me­dian­te un co­mu­ni­ca­do de pren­sa, reite­ró que ha exis­ti­do una me­nor dis­po­ni­bi­li­dad de dó­la­res en el mer­ca­do. “Ade­más de un pa­trón de es­ta­cio­na­li­dad que ca­rac­te­ri­za al mer­ca­do cam­bia­rio y que re­du­ce la afluen­cia de di­vi­sas en es­ta épo­ca del año, in­flu­yó la di­fí­cil si­tua­ción fis­cal que ha im­pli­ca­do que el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da pa­sa­ra de ser un ofe­ren­te ne­to de di­vi­sas a ser un de­man­dan­te de di­vi­sas por mon­tos im­por­tan­tes”.

Vo­la­ti­li­dad

Una ca­rac­te­rís­ti­ca pro­pia del ré­gi­men cam­bia­rio de Cos­ta Ri­ca

El sis­te­ma que tie­ne el país per­mi­te que el ti­po de cam­bio sea vo­lá­til y fluc­túe (ha­cia arri­ba o ha­cia aba­jo) sin que es­té su­je­to a una ban­da, a un mí­ni­mo o a un má­xi­mo.

Se­gún ex­pli­có el Banco Cen­tral las fluc­tua­cio­nes son es­pe­ra­das, a pe­sar de que du­ran­te años el Banco Cen­tral evi­tó la vo­la­ti­li­dad y pro­pi­ció un ti­po de cam­bio más es­ta­ble.

Es­ta vo­la­ti­li­dad es usual en es­te ré­gi­men. No obs­tan­te, en los paí­ses que ade­más tie­nen el es­que­ma de me­tas de in­fla­ción, los ban­cos cen­tra­les so­lo intervienen cuan­do es es­tric­ta­men­te ne­ce­sa­rio o cuan­do ob­ser­van pre­sio­nes anó­ma­las en el ti­po de cam­bio.

Es­ta­cio­na­li­dad y co­yun­tu­ra

Se­gún ex­pli­có la economista Adria­na Ro­drí­guez de Sco­tia­bank, de acuer­do con los da­tos del BCCR, la pri­me­ra y la úl­ti­ma se­ma­na de to­dos los me­ses au­men­ta la de­man­da por dó­la­res, por lo que sube el pre­cio.

El in­cre­men­to par­ti­cu­lar­men­te du­ran­te es­te mes se vio in­fluen­cia­do por cier­tas noticias que ge­ne­ran in­cer­ti­dum­bre a los par­ti­ci­pan­tes del mer­ca­do, co­mo el anun­cio de la emi­sión de las le­tras del te­so­ro y el avan­ce de la re­for­ma fis­cal.

Los fac­to­res de es­ta­cio­na­li­dad y co­yun­tu­ra pue­den ju­gar en con­tra pa­ra que, en una épo­ca don­de nor­mal­men­te el pre­cio del dó­lar ba­ja, co­mo lo es no­viem­bre y di­ciem­bre, las pre­sio­nes se in­cre­men­ten y la ten­den­cia se man­ten­ga, pro­duc­to de la in­cer­ti­dum­bre en la re­so­lu­ción del pro­ble­ma fis­cal, que aún se man­tie­ne.

Ade­más, en es­tu­dios he­chos por la en­ti­dad emi­so­ra se ha de­tec­ta­do que me­ses co­mo se­tiem­bre y oc­tu­bre son re­la­ti­va­men­te “se­cos” en la ofer­ta de dó­la­res. Esa ten­den­cia tien­de a re­ver­tir­se en pe­rio­dos en­tre no­viem­bre y pri­me­ras se­ma­nas de di­ciem­bre.

Reac­ción

Tam­bién es po­si­ble la aso­cia­ción a una ‘ba­rre­ra psi­co­ló­gi­ca’ en­tre los par­ti­ci­pan­tes cuan­do se al­can­za precios su­pe­rio­res a ¢600.

“Hay per­so­nas que ac­túan de for­ma reac­ti­va y, cuan­do ven que el ti­po de cam­bio sube, sa­len a com­prar. Eso ge­ne­ra una co­la de reac­ción y ha­ce que el pre­cio con­ti­núe su­bien­do, en vez de ba­jar”, ex­pli­có Ro­drí­guez.

Un he­cho si­mi­lar ocu­rrió en el mer­ca­do en ma­yo del año pa­sa­do, cuan­do las per­so­nas que acu­dían a las ven­ta­ni­llas en­con­tra­ban precios cer­ca de ¢590 por dó­lar.

Pa­ra ese en­ton­ces, el Banco Cen­tral anun­ció que con­ten­dría las pre­sio­nes con las in­ter­ven­cio­nes que fue­ran ne­ce­sa­rias, ade­más so­li­ci­tó al Fon­do La­ti­noa­me­ri­cano de Re­ser­vas (FLAR) un prés­ta­mo de $1.000 mi­llo­nes que se usa­rían pa­ra in­ter­ven­cio­nes an­te cam­bios im­por­tan­tes.

Se­gún ex­pli­có Ame­deo Gag­gion, di­rec­tor de mer­ca­dos glo­ba­les de Da­vi­vien­da, los mo­vi­mien­tos son cam­bios que de­be­ría­mos es­pe­rar y lo que se de­be con­si­de­rar nor­mal.■■

JOHN DU­RÁN EF

El dó­lar al­can­zó, la se­ma­na pa­sa­da, va­lo­res su­pe­rio­res a los ¢600 en las ven­ta­ni­llas de los in­ter­me­dia­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.