“No es­tá pro­ba­do que el gas­to sea ex­ce­si­vo y alo­ca­do”

Fernando Cruz, pre­si­den­te de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia, reite­ró que se im­ple­men­ta­ron más de 130 me­di­das pa­ra man­te­ner sin cre­ci­mien­to el pre­su­pues­to del Po­der Ju­di­cial pa­ra el 2019.

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Ma­ría Lui­sa Ma­dri­gal ma­ria.ma­dri­gal@el­fi­nan­cie­rocr.com

Co­mo pre­si­den­te del Po­der Ju­di­cial, Fernando Cruz ya tu­vo que li­diar con va­rios pun­tos de po­lé­mi­ca: la en­tre­ga de un pre­su­pues­to con ce­ro cre­ci­mien­to no­mi­nal pa­ra el 2019, im­pul­sar va­rias comisiones que bus­can cam­biar el fun­cio­na­mien­to es­truc­tu­ral del Po­der y el avan­ce de la ya apro­ba­da re­for­ma de pen­sio­nes del Po­der Ju­di­cial.

A es­to se le su­ma que los diputados lo acu­sa­ran de “ade­lan­to de cri­te­rio” en re­la­ción con una even­tual con­sul­ta fa­cul­ta­ti­va de cons­ti­tu­cio­na­li­dad so­bre el pro­yec­to fis­cal que, al cie­rre de es­ta edi­ción -jue­ves 11 de oc­tu­bre-, los diputados no ha­bían he­cho.

EF con­ver­só con el ma­gis­tra­do so­bre su res­pon­sa­bi­li­dad an­te esa po­si­ble con­sul­ta y los cam­bios que bus­ca im­pul­sar des­de su pues­to.

–Prác­ti­ca­men­te to­dos los je­fes de frac­ción opi­na­ron que us­ted de­bía in­hi­bir­se de dar un vo­to. ¿Va a in­hi­bir­se ?

–En pri­mer lu­gar se­ría una in­hi­bi­to­ria muy ex­tra­ña por­que to­da­vía no hay con­sul­ta. Ten­dría que va­lo­rar.

“En to­do ca­so que lo que yo di­je no te­nía na­da que ver con va­lo­ra­cio­nes cons­ti­tu­cio­na­les, sino que hi­ce unos co­men­ta­rios so­bre los efec­tos prác­ti­cos que po­dían es­tar en el pro­yec­to fis­cal. Po­ner­le un lí­mi­te es­pe­cí­fi­co a los sa­la­rios de al­gu­nos fun­cio­na­rios, eso po­día te­ner un efec­to, pe­ro mis con­si­de­ra­cio­nes fue­ron es­tric­ta­men­te prác­ti­cas”.

–Se­gún lo que han de­cla­ra­do los diputados, sea co­mo sea que us­ted vo­te, po­dría ver­se cri­ti­ca­do.

–Us­ted par­te de un su­pues­to equi­vo­ca­do de que yo ade­lan­té cri­te­rio.

–No. Le di­go lo que di­cen los diputados. Ellos son los que di­cen que us­ted ade­lan­tó cri­te­rio.

–Esa es una opi­nión de ellos. In­clu­so po­drían re­cu­sar­me, plan­tear una re­cu­sa­ción. Yo no lo veo por el mo­men­to.

–Da­do que pa­ra ellos ya eso fue un ade­lan­to de cri­te­rio, sea co­mo sea que us­ted vo­te, va a ser cri­ti­ca­do. ¿Qué sig­ni­fi­ca eso pa­ra us­ted?

–Lo que me ha pa­sa­do siem­pre con mis cri­te­rios. En el 2012 no fui elec­to por­que a mu­chos diputados no les gus­ta­ban mis vo­tos. Ya so­bre eso es­toy acos­tum­bra­do. Si hu­bie­ra real­men­te un ade­lan­to de cri­te­rio, ya eso es otra co­sa. En ma­te­ria cons­ti­tu­cio­nal hay una gran fle­xi­bi­li­dad en ma­te­ria de ade­lan­to de cri­te­rio, da­da la na­tu­ra­le­za de lo cons­ti­tu­cio­nal.

“Don Luis Pau­lino Mo­ra so­bre eso te­nía una po­si­ción muy fle­xi­ble y am­plia. Él de­cía que se po­día pro­nun­ciar en Cor­te (Ple­na) so­bre te­mas con­sul­ta­dos y lue­go en la Sa­la (IV) po­día pro­nun­ciar­se so­bre el mis­mo te­ma. Por­que en Cor­te lo ha­cía por un de­ber ju­rí­di­co im­pues­to y en otro co­mo ma­gis­tra­do cons­ti­tu­cio­nal.

“Yo no sus­cri­bo to­tal­men­te ese cri­te­rio, so­lo di­go que hay pa­ra to­dos los gus­tos en re­la­ción con la in­ter­pre­ta­ción”.

–Us­ted di­jo: “Si us­ted le po­ne un lí­mi­te a los miem­bros de los su­pre­mos po­de­res, los que es­tán en la ca­rre­ra fis­cal po­drían lle­gar a ga­nar más que los que es­tán en los 20 sa­la­rios, even­tual­men­te. Si us­ted le po­ne ese lí­mi­te mu­chos que es­tán en ca­rre­ra po­drían no te­ner in­te­rés de ve­nir a la ma­gis­tra­tu­ra”. Es­to es, se­gún los diputados, un ade­lan­to de cri­te­rio.

–No, no pue­de ser por­que no hay nin­gu­na va­lo­ra­ción cons­ti­tu­cio­nal. Es un te­ma hi­po­té­ti­co de qué po­dría pa­sar.

–Han si­do cri­ti­ca­dos los sa­la­rios del Po­der Ju­di­cial. ¿Por qué man­te­ner ese ti­po de in­cen­ti­vos?

–Yo no di­je que se man­tu­vie­ran. Yo lo que di­je fue na­da más con­se­cuen­cias prác­ti­cas de una re­gla pe­ro na­da más. No di­je que te­nían que man­te­ner­se o no dar­se.

–¿Cuán po­lí­ti­cas son las de­ci­sio­nes de la Cor­te y de los ma­gis­tra­dos que la in­te­gran?

–Siem­pre ha­brá al­gún ses­go po­lí­ti­co, por su­pues­to. La Cons­ti­tu­ción es un do­cu­men­to que es­tá a ca­ba­llo en­tre lo ju­rí­di­co y lo po­lí­ti­co. Cuan­do us­ted de­fi­ne una se­rie de lí­mi­tes, ¿qué es un es­ta­do so­cial? ¿Has­ta dón­de lle­ga? To­do eso son va­lo­ra­cio­nes po­lí­ti­cas y los ma­gis­tra­dos nos mo­ve­mos, prin­ci­pal­men­te los cons­ti­tu­cio­na­les, en con­cep­to de con­te­ni­do in­de­ter­mi­na­do.

–¿Có­mo se es­tán re­sol­vien­do los pro­ble­mas de la ins­ti­tu­ción, co­mo los fon­dos de pen­sio­nes o las re­mu­ne­ra­cio­nes?

–Yo asu­mí con un com­pro­mi­so de im­ple­men­tar 10 re­for­mas. En el te­ma de las re­mu­ne­ra­cio­nes ha­ce un mes, le di­mos la ta­rea a don Fernando Cas­ti­llo, que lo pi­dió, pa­ra ha­cer una re­vi­sión de los ru­bros sa­la­ria­les. En el pla­zo que es­tá, dos me­ses y me­dio, no da co­mo pa­ra de­cir que ha­ya un efec­to tras­cen­den­tal pe­ro sí hay una in­ten­ción.

“Ten­go un pro­yec­to pa­ra po­der des­ta­car aún más el te­ma de la ce­le­ri­dad en la re­so­lu­ción de los jui­cios”.

–¿Po­dría de­ta­llar esos 10 pun­tos?

–Me pa­re­ce muy tras­cen­den­te el te­ma de la ca­rre­ra fis­cal. Son 500 fun­cio­na­rios abo­ga­dos cu­yo as­cen­so no es­tá bien de­fi­ni­do y de­pen­de mu­cho del fis­cal ge­ne­ral.

"Lo que pa­só en el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, y que a mi jui­cio mu­chos fis­ca­les se que­da­ron ca­lla­dos so­bre co­sas que no es­ta­ban bien he­chas, se dio por­que ellos tie­nen una vin­cu­la­ción muy fuer­te con el man­do del fis­cal ge­ne­ral. El pro­ce­so de los as­cen­sos, sal­vo los fis­ca­les au­xi­lia­res, es muy dis­cre­cio­nal del je­rar­ca.

–¿Qué otros te­mas ha im­pul­sa­do?

–Hay otra co­mi­sión que tie­ne que ver con to­do el fun­cio­na­mien­to y es­truc­tu­ra de la Cor­te Ple­na. Ade­más, una re­duc­ción de las com­pe­ten­cias de Cor­te Ple­na.

"Es­ta es una co­mi­sión im­por­tan­te por­que yo creo que los jue­ces y jue­zas de la cú­pu­la tien­den a ser muy con­ser­va­do­res. O sea, la gen­te ha­bla de la boca pa­ra afue­ra de la re­for­ma pe­ro de la boca pa­ra aden­tro es otra co­sa.

“Hay otra que creo que es muy le­ja­na y es que se de­be mo­di­fi­car bas­tan­te la for­ma en la que se eli­gen a los ma­gis­tra­dos en el Par­la­men­to. En torno a es­to las ideas han llo­vi­do a dies­tra y si­nies­tra, y hay una re­sis­ten­cia gran­de a que la Asam­blea ra­cio­na­li­ce más los cri­te­rios ba­jo los que se eli­gen los ma­gis­tra­dos”.

–¿Hay ma­gis­tra­dos que han lo­gra­do que­dar­se sin mé­ri­tos?

–Yo no me atre­ve­ría a de­cir eso de nin­gún ma­gis­tra­do o ma­gis­tra­da de aho­ra, pe­ro sí le pue­do de­cir una co­sa. Hay una gran can­ti­dad de can­di­da­tos a ma­gis­tra­dos y ma­gis­tra­das que tie­nen unos cu­rrí­cu­lums en­vi­dia­bles y na­die di­ce por qué son ex­clui­dos.

“Hay una in­de­ter­mi­na­ción en los cri­te­rios que usan los diputados pa­ra de­fi­nir eso. Ca­si en ca­da con­cur­so cam­bian el re­gla­men­to”.

–Ba­jo la pre­mi­sa de que se tie­nen que re­du­cir gas­tos en to­da la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, ¿hay me­di­das es­pe­cí­fi­cas en el Po­der Ju­di­cial pa­ra con­te­ner el gas­to?

–Ya se asu­mie­ron. No se si más de 130 me­di­das en el pre­su­pues­to re­fle­ja­do del 2019 pa­ra re­du­cir el gas­to. Lo que pa­sa es que hay una li­mi­ta­ción pa­ra re­du­cir­lo.

"Pue­do de­cir que pue­do re­du­cir el gas­to y le ba­jo los sa­la­rios a las per­so­nas que ya es­tán ga­nan­do pe­ro eso no se pue­de ha­cer. Hay una in­fle­xi­bi­li­dad que lle­ga a un 85% o 90% pa­ra ha­cer esas re­duc­cio­nes. Po­dría de­cir que no in­vir­ta­mos más en vehícu­los pe­ro en­ton­ces có­mo ha­cen las in­ves­ti­ga­cio­nes.

“Cuan­do se ha­bla de re­du­cir al­go me pa­re­ce que se asu­me al­go que no es­tá pro­ba­do y es que hay un dis­pen­dio ex­ce­si­vo y alo­ca­do del gas­to. Eso no es­tá pro­ba­do”.

–¿Có­mo los afec­ta que la ciu­da­da­nía ten­ga una ma­la per­cep­ción del Po­der Ju­di­cial?

–Hay una con­fluen­cia de fac­to­res. Ha ha­bi­do una cri­sis en las fi­nan­zas del Es­ta­do y eso ha traí­do cues­tio­na­mien­tos a los sa­la­rios que ga­nan los fun­cio­na­rios, prin­ci­pal­men­te los ma­gis­tra­dos. Eso nos de­bi­li­ta mu­cho.

“Es­ta­ba el te­ma de pen­sio­nes que pa­re­ce que las per­so­nas no se han en­te­ra­do que eso ya se enfrentó y se re­sol­vió. Hay un lí­mi­te a las pen­sio­nes al­tas, con un tri­bu­to que lle­ga al 50%. En eso la Asam­blea ac­tuó con mu­cha fir­me­za”.

–¿Có­mo qui­tar­se ese es­tig­ma de que los em­plea­dos ju­di­cia­les es­tán en un Olim­po?

–El es­tig­ma cae so­bre to­dos los em­plea­dos pú­bli­cos, por las con­ven­cio­nes co­lec­ti­vas y por­que ga­nan más que los em­plea­dos pri­va­dos. Hay que pre­gun­tar­se si en el sec­tor pri­va­do se pa­gan bue­nos sa­la­rios. Eso no se ha plan­tea­do. Tam­po­co se ha plan­tea­do que es­te es un país con sie­te u ocho años, se­gún el Es­ta­do de la Na­ción de te­ner un cre­ci­mien­to de la inequi­dad so­cial y la de­sigual­dad. La de­sigual­dad no es cul­pa de los em­plea­dos pú­bli­cos.■■

Cuan­do se ha­bla de re­du­cir al­go, me pa­re­ce que se asu­me al­go que no es­tá pro­ba­do y es que hay un dis­pen­dio ex­ce­si­vo y alo­ca­do del gas­to. Eso no es­tá pro­ba­do”.

JOHN DU­RÁN EF

JOHN DU­RÁN EF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.