LOS IN­TERE­SES

Espacios - - CONTENIDO -

Las ta­sas de in­te­rés, en doc­tri­na, se de­fi­nen co­mo el pre­cio del di­ne­ro, o sea, la re­tri­bu­ción que una per­so­na de­be pa­gar por el de­re­cho de que le sea fa­ci­li­ta­do un de­ter­mi­na­do mon­to por un tiem­po de­ter­mi­na­do. El ni­vel de ta­sas de in­te­rés se de­ter­mi­na se­gún la li­ber­tad del mer­ca­do: en­tre más li­bre sea un mer­ca­do, las ta­sas se de­ter­mi­na­rán se­gún lo que de­fi­nan las fuer­zas de ofer­ta (quien ofre­ce di­ne­ro pa­ra pres­tar­lo) y de­man­da (los que to­man ese di­ne­ro pres­ta­do), pe­ro mien­tras más con­tro­la­do sea, una o va­rias en­ti­da­des de­fi­ni­rán uni­la­te­ral­men­te las ta­sas se­gún sea la oca­sión. Al ser un pre­cio re­fle­ja es­ca­sez. Si hay abun­dan­cia de di­ne­ro en la economía en­ton­ces el pre­cio de es­te se­rá re­la­ti­va­men­te ba­jo, o sea una me­nor ta­sa de in­te­rés. A la ho­ra de for­ma­li­zar una ope­ra­ción de cré­di­to, se de­ter­mi­na el cos­to que de­be­rá pa­gar la per­so­na que re­ci­be el prés­ta­mo. An­te es­ta al­za en in­cer­ti­dum­bre el ries­go se ele­va, así que es de es­pe­rar que la ta­sa re­fle­je esa con­di­ción del ries­go, au­men­tan­do mien­tras más de­mo­re el prés­ta­mo en pa­gar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.