¡Que no se le va­yan las opor­tu­ni­da­des!

Espacios - - PORTADA -

UDu­ran­te el úl­ti­mo tri­mes­tre de es­te año ha­brá mu­chos pro­yec­tos re­si­den­cia­les en

pre­ven­ta ame­ni­da­des y otras ca­rac­te­rís­ti­cas de los in­mue­bles an­tes de fir­mar la op­ción de com­pra­ven­ta.

Sin em­bar­go, es pru­den­te te­ner al­gu­nos cui­da­dos y to­mar pre­cau­cio­nes pa­ra mi­ni­mi­zar el ries­go de que el pro­yec­to no se con­cre­te de la ma­ne­ra o en los pla­zos pro­me­ti­dos. na nue­va ge­ne­ra­ción de pro­yec­tos re­si­den­cia­les es­tán en la fa­se de pla­nos y so­li­ci­tud de per­mi­sos de cons­truc­ción. Sin em­bar­go, mu­chos de ellos ya es­tán dis­po­ni­bles ba­jo la mo­da­li­dad de pre­ven­ta.

Un ter­cer con­se­jo es ana­li­zar su si­tua­ción fi­nan­cie­ra. An­tes de com­pro­me­ter­se a ad­qui­rir un pro­yec­to y dar la pri­ma co­rres­pon­dien­te, es­tu­die su ca­pa­ci­dad ad­qui­si­ti­va, pa­ra que ten­ga to­tal cer­te­za de que va a po­der asu­mir el pa­go de la deu­da por su ho­gar, ex­pli­có Ma­riano Cha­cón, ge­ren­te de Mer­ca­deo de Con­do­Mío.

Lo pri­me­ro es bus­car re­fe­ren­cia so­bre la em­pre­sa desa­rro­lla­do­ra que pro­mue­ve el pro­yec­to. Clien­tes de otros pro­yec­tos, ar­qui­tec­tos, in­ge­nie­ros o la mis­ma Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción pue­den guiar­le.

Es­te es­que­ma ofre­ce al clien­te ver­sa­ti­li­dad en va­rios sen­ti­dos, sien­do el fi­nan­cie­ro el más im­por­tan­te. Con me­nos de $1.000, es po­si­ble apar­tar la ca­sa o apar­ta­men­to y, en pla­zos que pro­me­dian los 18 me­ses, pue­de can­ce­lar­se el res­to de la pri­ma sin in­cu­rrir en el pa­go de in­tere­ses.

Un cuar­to y úl­ti­mo pa­so es es­tu­diar muy bien to­das las op­cio­nes que le ofre­ce el mercado, ya que hay ca­sas en con­do­mi­nios o apar­ta­men­tos.

Co­mo se­gun­do pun­to, con­ver­se con re­pre­sen­tan­tes de la em­pre­sa pa­ra que le ex­pli­quen bien los de­ta­lles de las obras y us­ted se pue­da ase­gu­rar de que su ho­gar va a ser igual al que le van a mos­trar en las fo­to­gra­fías.

Ade­más, al tra­tar­se de un pro­yec­to que se­rá en­tre­ga­do en uno o dos años, quien lo com­pra pue­de ob­te­ner­lo a un me­jor pre­cio y, mien­tras espera, ga­nar por la plus­va­lía que ad­quie­ren tan­to el te­rreno co­mo la pro­pie­dad.

Ten­ga en cuen­ta sus ne­ce­si­da­des y gus­tos ac­tua­les, así co­mo pla­nes que ten­ga a fu­tu­ro, an­tes de ele­gir un in­mue­ble.

De­be pre­gun­tar a pro­fun­di­dad so­bre los aca­ba­dos que le ofre­cen,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.