Ar­qui­tec­tu­ra plu­vial sos­te­ni­ble

El ma­ne­jo ade­cua­do del agua y su re­uti­li­za­ción ca­rac­te­ri­zan los nue­vos sis­te­mas

Espacios - - PORTADA -

El agua es un re­cur­so vi­tal pe­ro ago­ta­ble, es­te prin­ci­pio jun­to con el au­ge de la con­cien­cia eco­ló­gi­ca, así co­mo la so­bre­uti­li­za­ción del sue­lo y la po­ca fil­tra­ción han pro­pi­cia­do la apa­ri­ción de sis­te­mas que per­mi­ten un ade­cua­do ma­ne­jo del agua llo­vi­da y has­ta su re­uti­li­za­ción.

Los sis­te­mas plu­via­les sus­ten­ta­bles son aque­llos que dis­mi­nu­yen las es­co­rren­tías pa­ra evi­tar ca­be­zas de agua y la ero­sión por cul­pa de au­men­tos en los cau­da­les de agua cuando la llu­via no dre­na lo su­fi­cien­te­men­te rá­pi­do en el te­rreno.

“Es muy im­por­tan­te que exis­tan es­tos sis­te­mas ya que el desa­rro­llo ur­bano se ha de­di­ca­do en ‘ta­pi­zar’ el sue­lo permea­ble con con­cre­to, zinc y as­fal­to, pro­vo­can­do con es­to que las aguas de llu­via no en­cuen­tren el área na­tu­ral pa­ra su ab­sor­ción en el sub­sue­lo”, co­men­tó Ra­món Pen­do­nes, vi­ce­pre­si­den­te de OPB Ar­qui­tec­tos.

Es­ta si­tua­ción de im­per­mea­bi­li­za­ción de las su­per­fi­cies ha­ce que las aguas plu­via­les se des­fo­guen de una ma­ne­ra más rá­pi­da de lo nor­mal con el con­se­cuen­te da­ño que pro­vo­can es­tas es­co­rren­tías ma­si­vas en las ri­be­ras de los ríos arras­tran­do se­di­men­tos has­ta el le­cho ma­rino, da­ñan­do los co­ra­les.

En Cos­ta Ri­ca se uti­li­zan ma­yo­ri­ta­ria­men­te los tan­ques y la­gu­nas de re­tar­do ya que se han vuel­to obli­ga­to­rios en la ma­yo­ría de

las mu­ni­ci­pa­li­da­des pa­ra ob­te­ner los per­mi­sos de des­fo­gue plu­vial.

Por otro la­do, los te­chos ver­des se uti­li­zan ca­da vez más por ra­zo­nes tér­mi­cas, de du­ra­ción de las cu­bier­tas y su man­te­ni­mien­to, así co­mo por ra­zo­nes es­té­ti­co-pai­sa­jís­ti­cas. “Los bios­wa­les son tal vez los de me­nos uti­li­za­ción, sin em­bar­go ca­da vez más re­em­pla­zan a las la­gu­nas ya que son más agra­da­bles des­de el pun­to de vis­ta pai­sa­jís­ti­co cuando es­tán ‘se­cos’ que una la­gu­na de re­tar­do”, re­sal­tó Pen­do­nes.

Tam­bién, un ejem­plo na­cio­nal de la im­ple­men­ta­ción de sis­te­mas de re­uti­li­za­ción de agua llo­vi­da se­rá el pro­yec­to Oxí­geno, ba­jo el con­cep­to hu­man play­ground, que con­ta­rá con zo­na de en­tre­te­ni­mien­to, co­mer­cio y una úl­ti­ma eta­pa re­si­den­cial.

“En el pro­yec­to se da­rá la uti­li­za­ción de sis­te­mas de al­ma­ce­na­mien­to, fil­tra­do y uti­li­za­ción de aguas llo­vi­das. Una vez que es­ta agua sea tra­ta­da, se­rá uti­li­za­da pa­ra el la­va­do de par­queos, la­va­do de equi­po de man­te­ni­mien­to y lim­pie­za, rie­go de las plan­tas in­ter­nas y en los inodo­ros”, ex­pli­có Ja­vier del Cam­po, di­rec­tor co­mer­cial de Cues­ta­mo­ras Ur­ba­nis­mo, desa­rro­lla­dor del pro­yec­to.

La ba­se de su sis­te­ma plu­vial es la re­duc­ción en el uso del agua, es­pe­cial­men­te la po­ta­ble. Es­ta re­duc­ción se ob­ten­drá me­dian­te va­rias ini­cia­ti­vas y tec­no­lo­gías, ta­les co­mo el rie­go por go­teo y ac­ce­so­rios de ba­jo con­su­mo en la­va­to­rios y pie­zas sa­ni­ta­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.