CAM­BIO DE AI­RES Y DE ES­TI­LO DE VI­DA

Espacios - - Índice - Por Ro­dri­go Díaz rdiaz@la­re­pu­bli­ca.net

Con la llegada del fin de año, lle­gan los ai­res na­vi­de­ños que siem­pre dan fres­cu­ra y ale­gría a nues­tro ho­gar. Si aún no ha pla­nea­do có­mo de­co­rar su ca­sa pa­ra es­ta épo­ca, éche­le un ojo al artículo de la sec­ción de De­co­ra­ción, es­cri­to por Suly Sán­chez, don­de mues­tra las nue­vas ten­den­cias en es­te cam­po.

La Na­vi­dad tam­bién es una épo­ca de cam­bios, mu­chos apro­ve­chan la llegada de los agui­nal­dos y los pa­gos ex­tra­or­di­na­rios pa­ra ajus­tar la pri­ma y aven­tu­rar­se en la com­pra de su nue­vo ho­gar.

Si ese es su ca­so, y se va a vi­vir a un con­do­mi­nio, en es­ta edi­ción pu­bli­ca­mos una no­ta en la cual le brin­da­mos al­gu­nos consejos pa­ra apren­der a con­vi­vir ba­jo es­te ré­gi­men. Ac­tual­men­te es­tá muy de mo­da com­prar una ca­sa o apar­ta­men­to en con­do­mi­nio por la se­gu­ri­dad que ofre­ce a sus re­si­den­tes y por­que se com­par­ten ame­ni­da­des co­mo áreas ver­des, zo­nas de jue­gos y pis­ci­nas que se­rían muy di­fí­ci­les de man­te­ner en una ca­sa in­di­vi­dual.

Sin em­bar­go, vi­vir en con­do­mi­nio no es pa­ra to­do el mun­do. Ajus­tar­se a las re­glas, res­pe­tar el de­re­cho de los de­más, se­guir los pro­ce­di­mien­tos co­rrec­tos cuan­do tie­ne al­gu­na que­ja y la po­si­bi­li­dad de ser san­cio­na­do son al­gu­nos te­mas que se ex­pli­can en es­ta pu­bli­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.