Tec­no­lo­gía y sos­te­ni­bi­li­dad en las obras

Ten­den­cias bus­can la re­duc­ción de re­si­duos y el aho­rro ener­gé­ti­co

Espacios - - PORTADA -

La tec­no­lo­gía evo­lu­cio­na en to­dos los ám­bi­tos y la cons­truc­ción no se que­da atrás.

El mun­do avan­za ha­cia la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca e hí­dri­ca, pa­ra que las edi­fi­ca­cio­nes pue­dan ge­ne­rar en si­tio la ener­gía y el agua que de­man­dan, y ade­más pro­duz­can ex­ce­den­tes que apor­tar al en­torno.

“La re­vi­ta­li­za­ción de cen­tra­li­da­des ur­ba­nas exis­ten­tes es un cri­te­rio de sos­te­ni­bi­li­dad que tam­bién es ten­den­cia, y es­to de­ter­mi­na­rá en mu­cho la orien­ta­ción, las es­tra­te­gias bio­cli­má­ti­cas del edi­fi­cio y al fi­nal el cie­rre del ci­clo de re­duc­ción de hue­llas”, co­men­tó Víc­tor Mon­te­ro, de la Co­mi­sión de Cons­truc­ción Sos­te­ni­ble de la Cá­ma­ra Cos­ta­rri­cen­se de la Cons­truc­ción (CCC).

Mo­de­la­do de In­for­ma­ción de Edi­fi­cios: Exis­ten al­gu­nas ayu­das tec­no­ló­gi­cas que con­tri­bu­yen a me­jo­rar el ci­clo de pro­duc­ción de un edi­fi­cio, des­de la par­te de con­cep­tua­li­za­ción, don­de los equi­pos de di­se­ño se in­te­gran des­de el día ce­ro, uti­li­zan­do he­rra­mien­tas co­mo BIM (Buil­ding In­for­ma­tion Mo­de­ling). De es­ta ma­ne­ra se lo­gra una al­tí­si­ma efi­cien­cia cons­truc­ti­va, don­de se ge­ne­ra el mí­ni­mo de desechos y don­de se pro­mue­ve que más de un 90% de es­tos se des­víe a nue­vos pro­ce­sos de vi­da útil o re­uti­li­za­ción, me­jo­ran­do cos­to eco­nó­mi­co pa­ra el usua­rio fi­nal, y con el me­nor cos­to am­bien­tal. Ge­ne­ra­ción de ener­gía en si­tio: Fun­da­men­tal­men­te so­lar, pa­ra aque­llos con­su­mos de áreas co­mu­nes en pro­yec­tos mul­ti­fa­mi­lia­res, o de con­do­mi­nios co­mer­cia­les y de ofi­ci­nas. Van en au­men­to tam­bién los sis­te­mas de tra­ta­mien­to de aguas con re­uti­li­za­ción de es­tas en inodo­ros y rie­go de zo­nas ver­des, com­bi­na­dos con cap­tu­ra de agua de llu­via a tra­vés de te­chos ver­des que son pues­tos a dis­po­si­ción de usua­rios del edi­fi­cio o in­clu­si­ve jar­di­nes verticales. Es­tas dos úl­ti­mas es­tra­te­gias con­tri­bu­yen a re­du­cir el tri­bu­to plu­vial de los pro­yec­tos a la ciu­dad ade­más de al­gu­nas ven­ta­jas de ais­la­mien­to tér­mi­co im­por­tan­tes.

Dis­po­si­ti­vos aho­rra­do­res de con­su­mo: Gri­fe­rías que in­cor­po­ran ai­rea­do­res y re­du­cen el vo­lu­men de agua que en­tre­gan, la lo­za sa­ni­ta­ria efi­cien­te que con mí­ni­mos de des­car­ga rea­li­zan la limpieza, los inodo­ros que pue­den fun­cio­nar con tres li­tros por des­car­ga, o los ya muy co­no­ci­dos min­gi­to­rios se­cos, son algunos ejem­plos en el aho­rro de agua. En el área de ilu­mi­na­ción, las lu­mi­na­rias aho­rra­do­ras, que ade­más pue­den ad­mi­nis­trar­se o ac­ti­var­se ya sea por sen­so­res de mo­vi­mien­to. Aho­ra in­clu­so pue­den ad­mi­nis­trar­se des­de pro­gra­mas y apli­ca­cio­nes ope­ra­bles des­de una compu­tado­ra o dis­po­si­ti­vo mó­vil.

Uso de pinturas li­bres de quí­mi­cos: El uso de pinturas li­bres de COV o com­pues­tos or­gá­ni­cos vo­lá­ti­les, que re­du­cen o evi­tan la ex­po­si­ción del usua­rio a ema­na­cio­nes que com­pro­me­ten la sa­lud hu­ma­na.

Tec­no­lo­gía en ma­de­ras y en­sam­bla­je: Una de las ten­den­cias más desafian­tes que se desa­rro­llan en el mun­do es el uso de la ma­de­ra en sus for­mas más tec­no­ló­gi­ca­men­te desa­rro­lla­das co­mo lo son el CLT (Cross La­mi­na­ted Tim­ber), el NLT (Nail La­mi­na­ted Tim­ber) y la ma­de­ra la­mi­na­da que per­mi­te es­truc­tu­ras hí­bri­das con nú­cleos de con­cre­to o de con­cre­to y me­tal pa­ra eri­gir edi­fi­ca­cio­nes de más de 60 me­tros de al­tu­ra en ma­de­ra, co­mo se ven ca­sos en Ca­na­dá, Sue­cia y otros paí­ses que li­de­ran el pro­ce­so.

Fuente: Víc­tor Mon­te­ro, de la Co­mi­sión de Cons­truc­ción Sos­te­ni­ble de la Cá­ma­ra Cos­ta­rri­cen­se de la Cons­truc­ción (CCC)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.