CONS­TRU­YA TE­CHOS DURADEROS

Im­per­mea­bi­li­zan­tes y con­cre­to ar­ma­do pue­den ser sus gran­des alia­dos

Espacios - - EDITORIAL - Por Suly Sánchez ssan­chez@la­re­pu­bli­ca.net

Im­per­mea­bi­li­zan­tes y con­cre­to ar­ma­do pue­den ser sus gran­des alia­dos

Las fa­mo­sas go­te­ras, lá­mi­nas des­pe­ga­das de zinc y pro­ble­mas en el te­cho pue­den ser asun­to del pa­sa­do.

Los sis­te­mas de cons­truc­ción de te­chos en con­cre­to ar­ma­do, tra­ba­ja­dos en con­jun­to con un sis­te­ma efi­cien­te y ade­cua­do de im­per­mea­bi­li­za­ción pue­den re­sul­tar una ex­ce­len­te al­ter­na­ti­va.

La tec­no­lo­gía del con­cre­to ac­tual es mo­der­na, y se tie­nen pro­duc­tos de pro­pie­da­des muy va­ria­das y adap­ta­bles, ta­les co­mo de ul­tra al­to desem­pe­ño, trans­lú­ci­dos, po­ro­sos que po­drían usar­se en el ca­so de te­chos ver­des co­mo pun­tos o vías pa­ra el dre­na­je.

Im­per­mea­bi­li­za­ción de te­chos con man­to de ma­te­rial as­fál­ti­co re­sul­ta una bue­na al­ter­na­ti­va

“Los te­chos ver­des son tam­bién una me­di­da va­lio­sa, pues ade­más de ge­ne­rar un efec­to tér­mi­co en una edi­fi­ca­ción, coad­yu­van a que el agua de llu­via no es­cu­rra tan re­pen­ti­na­men­te ge­ne­ran­do ero­sión en los te­rre­nos, la cual lle­ga a afec­tar las áreas de co­ra­les cuan­do desem­bo­ca en el mar”, co­men­tó Ra­món Pen­do­nes, vicepresidente de OPB Ar­qui­tec­tos.

El con­cre­to es un ma­te­rial del que se tie­ne un am­plio y vas­to co­no­ci­mien­to de su fun­cio­na­mien­to, uso y di­se­ño. Y bien pro­yec­ta­do pue­den ge­ne­rar­se di­se­ños op­ti­mi- za­dos des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co y que es­té en ar­mo­nía con el en­torno y el am­bien­te.

“Es un ma­te­rial que tie­ne pro­pie­da­des ade­cua­das an­ti­tér­mi­cas y acús­ti­cas, ade­más per­mi­te for­mas va­ria­das co­mo cú­pu­las o do­mos. Ac­tual­men­te pro­duc­to­res y em­pre­sas que tra­ba­jan es­tas téc­ni­cas bus­can cer­ti­fi­ca­cio­nes ti­po Leed, cer­ti­fi­ca­cio­nes ver­des y de re­duc­ción de hue­lla del car­bono”, co­men­tó Mi­guel Arro­yo, in­ge­nie­ro ci­vil.

Tam­bién, las cu­bier­tas de te­cho de fi­bro­ce­men­to, co­mo es el ca­so de Ply­cem, son al­ta­men­te re­sis­ten­tes y ofre­cen va­lo­res di­fe­ren­cia­do­res no in­cor­po­ra­dos en los te­chos de zinc o me­tal.

Pro­ce­so de im­per­mea­bi­li­za­ción

Pa­ra na­die es un se­cre­to que nues­tro país tie­ne un al­to gra­do de llu­vias, so­bre to­do en los me­ses de se­tiem­bre y oc­tu­bre, así co­mo al ini­cio de la épo­ca llu­vio­sa, tam­bién en de­ter­mi­na­das zo­nas co­mo el Ca­ri­be es­ta pue­de ser aún ma­yor. Por eso la idea de im­per­mea­bi­li­zar sus te­chos sin du­da le aho­rra­rá mu­chos do­lo­res de ca­be­za.

Una de las me­jo­res al­ter­na­ti­vas que exis­ten es aque­lla que brin­da un pro­duc­to co­no­ci­do co­mo Plu­vi­tec, el cual con­sis­te en co­lo­car so­bre los te­chos de con­cre­to un man­to de ma­te­rial as­fál­ti­co con gra­vi­lla o pie­dras na­tu­ra­les.

“El pro­ce­di­mien­to con­sis­te en co­lo­car bi­tu­men, un de­ri­va­do del pe­tró­leo, con la ayu­da de un so­ple­te y fue­go se de­rri­te un po­co, lue­go se com­pri­me con­tra la su­per­fi­cie”, co­men­tó Hei­ner Mu­ñoz, ge­ren­te ge­ne­ral de Pro­mat­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.