PE­PA GON­ZA­LEZ, la di­se­ña­do­ra que vis­te a los ni­ños en las bo­das reales

LA TALENTOSA DI­SE­ÑA­DO­RA QUE VIS­TE A LOS NI­ÑOS EN LAS BO­DAS REALES

Hola Costa Rica - - Contenido - Tex­to: SALLY MOR­GAN Fotos: GA­VIN SMITH Es­ti­lis­mo: ARABELLA BOY­CE DE RED REPRESENTS Pe­lu­que­ría y ma­qui­lla­je: OONAGH CON­NOR DE JOY GOODMAN

Pe­pa & Co. di­se­ñó los tra­jes de los pe­que­ños en la fan­tás­ti­ca bo­da de Sas­sa de Osma. Sus crea­cio­nes son co­no­ci­das co­mo las fa­vo­ri­tas de Ka­te Midd­le­ton

SU nom­bre se ha ga­na­do mu­cho más que un lu­gar en el mundo de la mo­da. Es to­do un re­fe­ren­te cuan­do se tra­ta de ves­tir a los ni­ños pa­ra las gran­des ce­le­bra­cio­nes de las fa­mi­lias reales. En la re­cien­te bo­da de Ales­san­dra de Osma y Ch­ris­tian de Han­no­ver, en Li­ma, cau­só re­vue­lo en­tre los asis­ten­tes la co­mi­ti­va de cin­co da­mi­tas y un pa­je que lu­cían ex­qui­si­tos tra­jes en blan­co y azul, mis­mos que pro­vo­ca­ron to­do ti­po de ex­pre­sio­nes de ter­nu­ra. Hoy, to­dos quie­ren ver a sus pe­que­ños ves­ti­dos con Pe­pa & Co., la firma de ro­pa in­fan­til que la di­se­ña­do­ra es­pa­ño­la fun­dó ha­ce más de seis años.

To­do em­pe­zó des­pués de que los hi­jos de los du­ques de Cam­brid­ge lle­va­ran sus di­se­ños en la bo­da de Pip­pa Midd­le­ton con Ja­mes Matt­hews. Con tra­jes de ex­qui­si­ta se­da, las da­mas de ho­nor y los pa­jes ca­si roban el pro­ta­go­nis­mo a los no­vios, mien­tras es­par­cían los pétalos de ro­sa en el ex­te­rior de la pin­to­res­ca igle­sia de En­gle­field, en Berks­hi­re. «Ha­ber for­ma­do par­te de es­tas bo­das ha si­do un sue­ño. Me emo­cio­na mu­cho ver a los ni­ños tan fe­li­ces, disfrutando con los tra­jes en su pa­pel de pa­jes y da­mas de ho­nor a su lle­ga­da a la igle­sia».

Sin em­bar­go, han ha­bi­do más oca­sio­nes en que los más pe­que­ños de la fa­mi­lia real bri­tá­ni­ca han lu­ci­do pren­das de Pe­pa & Co. DI­SE­ÑOS QUE SE AGO­TAN EN VEIN­TI­CUA­TRO HO­RAS

La pri­me­ra vez fue en un re­tra­to rea­li­za­do en los jar­di­nes de la ca­sa de los du­ques de Cam­brid­ge en An­mer Hall, Nor­folk, con mo­ti­vo del ter­cer cum­plea­ños del prín­ci­pe Geor­ge. Allí, el pe­que­ño lle­vó un jer­sey con el di­bu­jo de una ballena y unos pan­ta­lo­nes cor­tos de co­lor to­po.

«Me en­te­ré por un tuit es­cri­to por la re­vis­ta ¡HO­LA! en el que se men­cio­na­ba mi firma. Me to­mó por sor­pre­sa. No te­nía­mos ni idea de que al prín­ci­pe le ha­bían re­ga­la­do ese pe­que­ño sué­ter, ya que nues­tras

Pe­pa cuen­ta que lle­gó a Lon­dres sin ima­gi­nar has­ta don­de lle­ga­ría. Tras co­no­cer a Mi­ke, su ma­ri­do, de­ci­dió dar sus pri­me­ros pa­sos en el mundo de la mo­da. «No bus­co la fa­ma. En el fon­do soy una chi­ca hu­mil­de de Granada»

co­lec­cio­nes so­lo se ven­den “on­li­ne”», con­fie­sa Pe­pa.

Des­de en­ton­ces, tan­to Char­lot­te co­mo Geor­ge han lle­va­do mu­chas ve­ces su ro­pa. En una vi­si­ta ofi­cial a Ca­na­dá el año pa­sa­do, el prín­ci­pe apa­re­ció con un tra­je que lle­va­ba su lo­go­ti­po, y la prin­ce­sa, que ya ha­bía lle­va­do una cha­que­ti­ta de pun­to por el 90 cum­plea­ños de la rei­na Isa­bel II, lle­vó un ves­ti­do azul du­ran­te su pri­mer ac­to pú­bli­co, una fies­ta del té pa­ra ni­ños.

Co­mo dos ico­nos de mo­da que son, mar­can ten­den­cia y to­do lo que lle­van se ago­ta en me­nos de vein­ti­cua­tro ho­ras. «Es en­can­ta­dor ver co­mo nues­tras pren­das las lle­van mu­chos ni­ños», nos cuen­ta Pe­pa, de trein­ta y cua­tro años, que en es­tas pá­gi­nas po­sa con su ma­ri­do, Mi­ke Hoa­re, y cin­co de sus so­bri­nos. «Me en­can­tan los ni­ños. Mi­ke y yo es­pe­ra­mos te­ner pe­que­ños al­gún día», di­ce.

Se ha es­pe­cu­la­do con que la ni­ñe­ra es­pa­ño­la de Geor­ge y Char­lot­te, Ma­ría Te­re­sa Tu­rrión, pu­die­ra ha­ber da­do a co­no­cer la mar­ca a los du­ques de Cam­brid­ge, pe­ro la di­se­ña­do­ra no sabe si es o no cier­to. « La du­que­sa vis­te si­guien­do un es­ti­lo muy clá­si­co y elegante, eli­gien­do pren­das con di­se­ño atem­po­ral, y creo que ha­ce lo mis­mo con sus hi­jos», cuen­ta. «Es un gran ha­la­go, pe­ro pa­ra mí to­dos mis clien­tes son pe­que­ños prín­ci­pes y prin­ce­sas», aña­de.

Siem­pre dis­cre­ta, no ha que­ri­do dar a cono-

cer có­mo fue el en­car­go de los tra­jes pa­ra la bo­da de Pip­pa: «Nun­ca ha­bla­ría so­bre nin­gún clien­te. Es in­for­ma­ción pri­va­da. So­lo pue­do de­cir que fue­ron con­fec­cio­na­dos pa­ra com­bi­nar con el en­can­ta­dor am­bien­te de una bo­da tra­di­cio­nal al más pu­ro es­ti­lo in­glés y que los co­lo­res que Pip­pa es­co­gió fue­ron muy im­por­tan­tes pa­ra nosotros».

Su firma ya es muy fa­mo­sa, pe­ro ella si­gue sien­do la mis­ma: «Yo no bus­co la fa­ma. En el fon­do, si­go sin­tién­do­me co­mo la chi­ca hu­mil­de de Granada que siem­pre fui». «MA­DE IN EN­GLAND» CON AL­MA ES­PA­ÑO­LA

La his­to­ria de la mar­ca es ex­tra­or­di­na­ria. Pe­pa lle­gó a Lon­dres con un tra­ba­jo que na­da te­nía que ver con la mo­da. Más tar­de, en un en­cuen­tro ines­pe­ra­do en un avión con des­tino a In­gla­te­rra, co­no­ció a Jenny, la tía de Mi­ke, que ter­mi­nó ha­cien­do de ce­les­ti­na. «Siem­pre me pon­go ner­vio­sa du­ran­te el des­pe­gue, y es­ta ama­ble mu­jer que se sen­ta­ba a mi la­do me ten­dió la mano. Ha­bla­mos y cuan­do le di­je que no co­no­cía a na­die en Lon­dres, me di­jo: “De­be­rías co­no­cer a mi so­brino Mi­ke, tie­ne un gru­po muy gran­de de ami­gos”. Y yo pen­sé: ¿por qué no?. Y le lla­mé. Co­nec­ta­mos muy bien y des­pués em­pe­za­mos a sa­lir».

Por aquel en­ton­ces, su con­tra­to ha­bía ter­mi­na­do, pe­ro ella que­ría se­guir con Mi­ke y bus­có otro em­pleo en Lon­dres. En­con­tró tra­ba­jo co­mo ni­ñe­ra y fue en­ton­ces cuan­do des­cu­brió que al­go fal­ta­ba en el mer­ca­do de la mo­da in­fan­til. «Así que, en 2013, se­lec­cio­né mis mar­cas fa­vo­ri­tas de ro­pa in­fan­til y creé una tien­da on­li­ne».

Tu­vo tan­to éxi­to que, con el apo­yo de Mi­ke, lan­zó su pro­pia mar­ca de ro­pa y em­pe­zó a di­se­ñar co­lec­cio­nes in­fan­ti­les. «Que­ría traer a Gran Bre­ta­ña un po­qui­to de mi cul­tu­ra. En Es­pa­ña lle­va­mos a nuestros pe­que­ños con tra­jes clá­si­cos y nos en­can­ta que vis­tan co­mo ni­ños el má­xi­mo tiem­po po­si­ble».

Arri­ba, Pe­pa po­sa con su ma­ri­do, Mi­ke Hoa­re, y sus so­bri­nos en el jar­dín de la ca­sa de la tía de Mi­ke, quien los pre­sen­tó, Cu­pi­do hi­zo el res­to. Aba­jo, Mi­ke ha si­do apo­yo in­con­di­cio­nal en la carrera de Pe­pa. «Es­pe­ra­mos ser pa­dres al­gún día», co­men­tan. A la iz­quier­da, los so­bri­nos de la di­se­ña­do­ra lu­cen se­lec­tas pren­das en azul

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.