4 ten­den­cias pa­ra el fu­tu­ro de supply chain

La im­pre­sión 3D, no so­la­men­te ten­drá im­pac­to en el sec­tor de la cons­truc­ción y sa­lud, sino tam­bién en los re­tai­lers.

IT Now Costa Rica - - BROWSER - Ja­vier Pa­nia­gua

La nue­va Era de la trans­for­ma­ción di­gi­tal es­tá im­pac­tan­do to­das las in­dus­trias y la ca­de­na de abas­te­ci­mien­to tie­ne su cuo­ta de in­no­va­ción y cam­bio, en­tre ellas es­tá la im­pre­sión 3D.

Es­ta he­rra­mien­ta re­vo­lu­cio­na­rá a los pro­vee­do­res y su ubi­ca­ción, ade­más cam­bia­rá el tiem­po en de la lle­ga­da

Se re­co­mien­da im­ple­men­tar ca­da ten­den­cia fue que ca­da em­pre­sa eva­lúe su im­ple­men­ta­ción de acuer­do a su co­re de ne­go­cio y pen­sar có­mo es­ta tec­no­lo­gía va a im­pac­tar a mi ne­go­cio.

de los pro­duc­tos al clien­te. Por ejem­plo, en las tien­das po­seen pro­duc­tos fa­bri­ca­dos en Chi­na que tar­dan has­ta seis me­ses en lle­gar a su des­tino, con es­ta so­lu­ción, un pro­duc­to pue­de ser re­ci­bi­do en 15 días y en me­nos de diez días ser fa­bri­ca­do. Al mis­mo tiem­po, re­mue­ve una gran por­ción de la par­te fí­si­ca en la ca­de­na de abas­te­ci­mien­to.

“Si­guien­do es­to, lo que ve­mos es que, des­de los 70, pa­sa­mos por un pro­ce­so de dis­per­sar la ca­de­na de abas­te­ci­mien­to de for­ma geo­grá­fi­ca, se­pa­ran­do geo­grá­fi­ca­men­te y el tiem­po el con­su­mo por­que ca­da vez es­tán más cer­ca de lo que pen­sa­mos”, di­jo Se­bas­tián García, de Uni­ver­sity Ar­kan­sas De­part­ment of Supply Chain Ma­na­ge­ment Sam M Wal­ton Co­lle­ge of Bu­si­ness.

García tra­jo a cuen­ta que los ne­go­cios de pan o pas­tas exis­ten­tes en las ca­sas son pe­que­ñas fá­bri­cas; así, en lu­gar de te­ner una fá­bri­ca cen­tral en Ita­lia, la in­ten­ción es te­ner pe­que­ñas pro­duc­cio­nes con es­ta al­ter­na­ti­va. Ca­da vez más la ten­den­cia se di­rec­cio­na a la me­nor es­ca­la pa­ra pro­du­cir.

Otra me­ga­ten­den­cia son las tec­no­lo­gías aso­cia­das a la hi­dro­po­nía, ba­sa­das en agua o ai­re, co­mo las pink farm -por su co­lor man­tie­nen dis­tin­tos pro­duc­tos ali­men­ti­cios- por ejem­plo de es­pi­na­ca, ci­lan­tro en dis­tin­tas es­tan­te­rías: pa­sar la pro­duc­ción en el cam­po y lle­var­la a las ciu­da­des por­que se be­ne­fi­cia te­ner la pro­duc­ción cer­ca del con­su­mo.

Adi­cio­nal­men­te la trans­for­ma­ción de la es­truc­tu­ra de cos­tos de los pro­duc­tos, es­pe­cí­fi­ca­men­te, es­tán cam-

Se­bas­tián García, Uni­ver­sity Ar­kan­sas.

“Des­de los 70s, pa­sa­mos por un pro­ce­so de dis­per­sar la ca­de­na de abas­te­ci­mien­to de for­ma geo­grá­fi­ca, se­pa­ran­do geo­grá­fi­ca­men­te y el tiem­po el con­su­mo por­que ca­da vez es­tán más cer­ca de lo que pen­sa­mos”.

bian­do los cos­tos va­ria­bles (mano de obra) por cos­tos fi­jos (ro­bots o una má­qui­na au­to­ma­ti­za­da).

“La mar­ca Adi­das, en agos­to 2016, anun­ció que crea­ría una plan­ta en Atlan­ta, Geor­gia, ¿no ten­drían en­ton­ces que fa­bri­car don­de ha­ya mano de obra ba­ra­ta? ¿Qué pa­sa si no usas mano de obra? Es­to es de­bi­do a que la plan­ta es 100% ro­bo­ti­za­da, en­ton­ces pa­ra qué te­ner la plan­ta al otro la­do del mun­do”, ma­ni­fes­tó García.

Y por úl­ti­mo, hay una di­rec­ción ha­cia eco­no­mías de gran es­ca­la, por­que ca­da vez ha­ce me­nos fal­ta pa­ra que fun­cio­ne co­rrec­ta­men­te. Hay un re­em­pla­zo a la di­gi­ta­li­za­ción, don­de el clien­te for­ma par­te del pro­duc­to, es­tá dis­pues­to a es­pe­rar con tal de te­ner­lo per­so­na­li­za­do. La idea es que exis­ta ma­yor cer­ca­nía en­tre el clien­te y el pro­ce­so lo­gís­ti­co.

Lo que re­co­men­dó García pa­ra im­ple­men­tar ca­da ten­den­cia fue que ca­da em­pre­sa eva­lúe su im­ple­men­ta­ción de acuer­do a su co­re de ne­go­cio y pen­sar có­mo es­ta tec­no­lo­gía va a im­pac­tar a mi ne­go­cio.

“No se pue­de de­cir cuá­les son las tec­no­lo­gías por ca­da in­dus­tria, es pro­pio de ca­da in­dus­tria, hay tec­no­lo­gías que es­tán na­cien­do que es­tán ba­sa­das en la cien­cia, que va a im­pac­tar nues­tra ca­de­na de abas­te­ci­mien­tos, que ca­da vez van a lle­gar más rá­pi­do. No te pue­do de­cir cuál es el fu­tu­ro, pe­ro sí que ca­da em­pre­sa­rio de­be pres­tar aten­ción a las tec­no­lo­gías que pue­den im­pac­tar al ne­go­cio y co­men­zar a ha­cer un ejer­ci­cio y có­mo la tec­no­lo­gía va a em­pe­zar a im­pac­tar en la ca­de­na de su­mi­nis­tro”, con­clu­yó el ex­per­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.