¡EL TE­TRIS DE LA EDU­CA­CIÓN AL­TER­NA­TI­VA!

Cons­truir una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal to­ma tiem­po y fren­te a la ve­lo­ci­dad evo­lu­ti­va de la tec­no­lo­gía es im­pres­cin­di­ble te­ner nue­vos co­no­ci­mien­tos que res­pon­dan a los ob­je­ti­vos de las or­ga­ni­za­cio­nes pa­ra ser efi­cien­tes.

IT Now Costa Rica - - SUMARIO - Juan Jo­sé Ló­pez

Cons­truir una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal to­ma tiem­po y fren­te a la ve­lo­ci­dad evo­lu­ti­va de la tec­no­lo­gía es im­pres­cin­di­ble te­ner nue­vos co­no­ci­mien­tos que res­pon­dan a los ob­je­ti­vos de las or­ga­ni­za­cio­nes pa­ra ser efi­cien­tes.

Pa­ra los pro­fe­sio­na­les de IT, el apren­di­za­je es un pro­ce­so cons­tan­te, aun­que tam­bién es un re­to por el es­ca­so tiem­po que tienen por res­pon­sa­bi­li­da­des y re­que­ri­mien­tos dia­rios. A me­di­da que pa­sa el tiem­po, el fo­gueo de los CIO en dis­tin­tas or­ga­ni­za­cio­nes los lle­va a ad­qui­rir co­no­ci­mien­tos más fi­nos que dis­tan so­lo del hard­wa­re y el soft­wa­re pa­ra en­fo­car­se más en la ges­tión del ne­go­cio.

Ya sea ITIL, COBIT, se­gu­ri­dad pa­tri­mo­nial o neu­ro­mar­ke­ting e in­te­li­gen­cia cog­ni­ti­va, los CIO sa­ben que es­tos co­no­ci­mien­tos no so­lo in­cre­men­ta­rán su plus­va­lía pro­fe­sio­nal sino que ade­más les ayu­da­rá a eje­cu­tar me­jo­res pro­ce­sos pa­ra ser efi­cien­tes.

Pa­ra re­sol­ver la pro­ble­má­ti­ca an­te­rior, exis­ten dis­tin­tos mé­to­dos de apren­di­za­je al­ter­na­ti­vo que dan res­pues­ta a los re­que­ri­mien­tos de ha­bi­li­da­des y co­no­ci­mien­tos en el me­nor tiem­po po­si­ble.

Por ejem­plo, los mi­cro­gra­dos, o na­no­de­grees, otor­gan ha­bi­li­da­des y com­pe­ten­cias con un en­fo­que di­rec­to, y ami­ga­ble y ase­qui­ble con el tra­ba­jo. Según IT­Ma­drid IT Bu­si­ness School, “son pe­que­ños gra­dos y cer­ti­fi­ca­dos, que da una con­no­ta­ción de mar­ke­ting que se le da en mu­chas ins­ti­tu­cio­nes y pues­to por Uda­city”.

Es­tos pue­den to­mar en­tre seis y 12 me­ses pa­ra ad­qui­rir com­pe­ten­cias muy es­pe­cí­fi­cas, un co­no­ci­mien­to muy com­pac­to y cen­tra­do en el apren­di­za­je prác­ti­co. Se ba­sa en el apren­di­za­je so­bre pro­yec­tos y al fi­nal del cur­so, el es­tu­dian­te con­si­gue un pro­yec­to tan­gi­ble, es de­cir: apren­de ha­cien­do, apo­ya­do con tu­to­rías y orien­ta­cio­nes per­so­na­li­za­das pa­ra que no se pier­da en el pro­ce­so, ade­más de va­ler­se de vi­deos. A di­fe­ren­cia de una ca­rre­ra, el pro­fe­sio­nal aguar­da cua­tro años.

En cam­bio, los MOOC (Mas­si­ve Open On­li­ne Cour­se) han da­do un gran em­pu­je a la edu­ca­ción vir­tual. Por ejem­plo, la Universidad Ga­li­leo (UG) con­ta­bi­li­za a más de un cuar­to de millón de es­tu­dian­tes que los han usa­do des­de ha­ce ocho años.

“Cuan­do em­pe­zó la par­te gra­tui­ta, se vio la bús­que­da de un mo­de­lo de es­te ti­po de cur­sos y sur­gió la se­cuen­cia de mi­cro­mas­ter, que es un se­cuen­cia que per­mi­te es­pe­cia­li­zar­se en un cam­po de di­fe­ren­te te­má­ti­ca. A di­fe­ren­cia de una maes­tría, los MOOC sir­ven pa­ra ad­qui­rir com­pe­ten­cias es­pe­cia­les”, in­di­có Ro­cael Her­nán­dez, di­rec­tor y fun­da­dor del Ins­ti­tu­to Von Neu­mann y el Más­ter en Ges­tión y Pro­duc­ción de E-Lear­ning en la

Universidad Ga­li­leo, de Gua­te­ma­la.

Por otro la­do, la UG desa­rro­lló el Pro­yec­to Te­les­co­pio pa­ra el apren­di­za­je con cur­sos preuni­ver­si­ta­rios, de re­fuer­zo o dis­po­si­ti­vos mó­vi­les, en­tre otros, los cua­les cuen­tan con es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les, me­to­do­lo­gía prác­ti­ca con dis­po­ni­bi­li­dad en 150 paí­ses y es­tá aso­cia­da con 10 de las uni­ver­si­da­des más im­por­tan­tes del mun­do, en­tre ellos la Universidad de Har­vard.

En re­la­ción con los mi­cro­mas­ters, son una se­rie de cur­sos es­pe­cia­li­za­dos pa­ra for­ta­le­cer de for­ma pun­tual las ca­rre­ras pro­fe­sio­na­les y otor­ga cré­di­tos aca­dé­mi­cos pa­ra avan­zar a un gra­do de maes­tría en un tiem­po me­nor. En 2016, la Ga­li­leo fue la pri­me­ra universidad en Amé­ri­ca La­ti­na en in­te­grar edX, fun­da­do por la Universidad de Har­vard y el MIT jun­to con otras 14 de las uni­ver­si­da­des más im­por­tan­tes del mun­do.

¿Qué desean apren­der?

Des­de lo más ele­men­tal, co­mo ad­mi­nis­trar ba­ses de datos has­ta ca­rre­ras téc­ni­cas en IoT, tan­to las ins­ti­tu­cio­nes co­mo los pro­fe­sio­na­les es­tán en bus­ca del co­no­ci­mien­to ac­tua­li­za­do, cer­ti­fi­ca­do y ava­la­do por la in­dus­tria de IT.

Aun­que Ri­car­do Mén­dez, je­fe de Cen­tro TIC

en el Ins­ti­tu­to Téc­ni­co de Ca­pa­ci­ta­ción y Pro­duc­ti­vi­dad, in­di­có que en di­cho lu­gar la de­man­da de apren­di­za­je es in­fe­rior a las ne­ce­si­da­des del mer­ca­do.

“Se tie­ne una al­ta de­man­da de mer­ca­do de desa­rro­lla­do­res de soft­wa­re pe­ro vo­ca­cio­nal­men­te los jó­ve­nes bus­can otras áreas, mu­chas re­la­cio­na­das a TIC pe­ro no pre­ci­sa­men­te en desa­rro­llo de soft­wa­re”, di­jo Mén­dez.

En con­tras­te, IT Lear­ning re­por­tó que las ca­rre­ras, cur­sos o acre­di­ta­cio­nes con ma­yor de­man­da van ha­cia la ges­tión de pro­yec­tos, ges­tión de los ser­vi­cios de tec­no­lo­gía y ci­ber­se­gu­ri­dad, por men­cio­nar al­gu­nos, ya sea de for­ma, en In­ter­net, men­to­rías y a dis­tan­cia.

Mar­co Fer­nán­dez, di­rec­tor de Edu­Tec, in­di­có que los co­no­ci­mien­tos con ma­yor de­man­da son el desa­rro­llo de si­tios web y de apli­ca­cio­nes mó­vi­les, si bien no por par­te de los CIO, sí por sus sub­al­ter­nos, me­dian­te en un mo­de­lo com­bi­na­do de asis­ten­cia pre­sen­cial y en lí­nea.

La Universidad Es­ta­tal a Dis­tan­cia de Cos­ta Ri­ca ofre­ce un MOOC pa­ra la ca­rre­ra en bi­blio­te­co­lo­gía y nue­vas tec­no­lo­gías de in­for­ma­ción y co­mu­ni­ca­ción pa­ra que los pro­fe­sio­na­les de es­te ám­bi­to ad­quie­ran co­no­ci­mien­tos pa­ra dar res­pues­ta a la so­li­ci­tud de in­for­ma­ción que van a las bi­blio­te­cas.

Por ejem­plo, el plan de di­plo­ma­do con­tem­pla in­tro­duc­ción a la compu­tación, ad­mi­nis­tra­ción de la in­for­ma­ción, sis­te­mas de cla­si­fi­ca­ción y uso de re­cur­sos di­gi­ta­les en bi­blio­te­cas y uni­da­des de in­for­ma­ción, en­tre otros as­pec­tos.

“Es­te ti­po de cur­sos cuen­ta con una es­truc­tu­ra orien­ta­da al apren­di­za­je, así co­mo con una se­rie de ac­ti­vi­da­des que per­mi­ten cer­ti­fi­car el co­no­ci­mien­to ad­qui­ri­do”, in­di­ca so­bre los MOOC.

Pe­ro aun­que hoy es más ase­qui­ble ad­qui­rir co­no­ci­mien­tos, la ofer­ta lo­cal no siem­pre su­ple la de­man­da. Tal es el ca­so de Jo­sé Sa­ra­via, un cien­tí­fi­co de datos gua­te­mal­te­co que op­tó por una universidad nor­te­ame­ri­ca­na al no en­con­trar el pen­sum que te­nía en men­te.

“Co­men­cé en 2012, ape­nas sa­bía de Ex­cel, ba­ses de datos y pro­gra­ma­ción. Soy in­ge­nie­ro en sis­te­mas y aho­ra es­tu­dio en lí­nea en la Universidad Johns Hop­kins. Fui bus­can­do la for­ma de te­ner un buen ni­vel”, in­di­có Sa­ra­via.

De acuer­do con la in­ves­ti­ga­ción Es­ta­do del ar­te de adop­ción de MOOCs en la Edu­ca­ción Su­pe­rior en Amé­ri­ca La­ti­na y Eu­ro­pa, pu­bli­ca­do por MOOC-Maker en 2016, los MOOC en Amé­ri­ca La­ti­na han au­men­ta­do por­que las uni­ver­si­da­des se han ido aso­cian­do a pla­ta­for­mas co­mo Cour­se­ra y edX y por la di­fu­sión y desa­rro­llo de pla­ta­for­mas de es­te ti­po,

El ROI es al­to, hay cur­sos que va­len en­tre US$120 y US$200. Si un pro­gra­ma­dor ga­na un mí­ni­mo de US$650 e in­vier­te US$200, en un año pue­de ga­nar US$6500

co­mo el Pro­yec­to Te­les­co­pio, de la Universidad Ga­li­leo, en Gua­te­ma­la, o Ve­du­ca, una pla­ta­for­ma bra­si­le­ña de apren­di­za­je.

Al­gu­nos datos re­ve­la­do­res que se des­pren­den del in­for­me son que, has­ta mar­zo de 2016, so­lo se ha­bían pro­du­ci­do 418 MOOC en to­da Amé­ri­ca La­ti­na, sien­do Co­lom­bia, Mé­xi­co y Bra­sil los so­bre­sa­lien­tes; que el ma­yor ra­tio de MOOC por ca­da millón de ha­bi­tan­tes lo tie­ne Cos­ta Ri­ca, se­gui­do por Co­lom­bia, Ecua­dor y Chi­le; mien­tras que el ma­yor ra­tio por universidad lo en­ca­be­za Cos­ta Ri­ca, se­gui­do de Gua­te­ma­la y Ecua­dor. Ade­más que las pla­ta­for­mas que se em­plean son Cour­se­ra, edX, Open edX, Mi­ría­daX, y otras pla­ta­for­mas.

MOOC-Maker es un pro­yec­to que lo fi­nan­cia la co­mi­sión europea Eras­mus+ que bus­ca desa­rro­llar ca­pa­ci­da­des pa­ra la pro­duc­ción de MOOC e in­ves­ti­gar al­re­de­dor de las ini­cia­ti­vas que se desa­rro­llen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.