La evo­lu­ción de las bi­blio­te­cas vir­tua­les

Es­tos no mé­to­dos tec­no­ló­gi­cos no so­lo son re­que­ri­dos pa­ra au­to­ma­ti­za y re­du­cir cos­tos, sino tam­bién pa­ra ge­ne­rar ma­yor pro­duc­ti­vi­dad en la in­dus­tria de la edu­ca­ción.

IT Now Costa Rica - - TREND ALERT - Ge­ral­di­ne Va­re­la

Una de las ten­den­cias tec­no­ló­gi­cas que per­mi­te lo­grar es­te pro­pó­si­to es la au­to­ma­ti­za­ción, es de­cir, la apli­ca­ción de má­qui­nas y de ope­ra­cio­nes au­to­má­ti­cas en la rea­li­za­ción de un pro­ce­so, normalmente es más em­plea­do en la in­dus­tria con al­gún ti­po de ro­bots, la au­to­ma­ti­za­ción tam­bién pue­de apli­car­se en pro­ce­sos ad­mi­nis­tra­ti­vos que de igual for­ma re­pre­sen­tan aho­rros a usua­rios y pres­ta­do­res de ser­vi­cio. Ejem­plo de ello es la im­ple­men­ta­ción de las bi­blio­te­cas vir­tua­les.

La biblioteca vir­tual per­mi­te el ac­ce­so a in­for­ma­ción des­de pun­tos re­mo­tos, sin ne­ce­si­dad de te­ner­la fí­si­ca­men­te. Una de las pro­pues­tas más gran­des en El Sal­va­dor pa­ra la im­ple­men­ta­ción de es­te re­cur­so es la que pro­mue­ve la Aso­cia­ción de Co­le­gios Pri­va­dos (ACPES). Su pre­si­den­te, Ja­vier Hernández, de­ta­lló que es­tán ini­cian­do el uso de una pla­ta­for­ma lla­ma­da Bi­blio­te­com en­tre los 455 cen­tros que aglu­ti­na es­ta gre­mial. Bi­blio­te­com per­te­ne­ce a una em­pre­sa es­pa­ño­la con la cual la ACPES ha fir­ma­do un con­ve­nio.

Bi­blio­te­com es un pla­ta­for­ma edu­ca­ti­va con un am­plio fon­do de con­te­ni­dos com­pues­to por en­ci­clo­pe­dias, li­bros de re­fe­ren­cia, vi­deos, cla­ses vir­tua­les e in­fo­gra­fías de gran ca­li­dad, dis­po­ni­bles vía web y di­se­ña­dos pa­ra ser com­pa­ti­bles con to­dos los dis­po­si­ti­vos exis­ten­tes lo que re­quie­re de pla­ta­for­mas que so­por­ten la des­car­ga de es­te con­te­ni­do.

“Bus­ca­mos una estrategia de apo­yo a la in­ves­ti­ga­ción que le per­mi­ta tan­to a es­tu­dian­tes co­mo a maes­tros ac­ce­der a in­for­ma­ción des­de cual­quier lu­gar” y dis­po­si­ti­vo mó­vil, sub­ra­yó.

El ma­yor re­to de una biblioteca vir­tual es pa­ra los maes­tros, no so­lo por la adap­ta­bi­li­dad sino por­que

“Bus­ca­mos una estrategia de apo­yo a la in­ves­ti­ga­ción que le per­mi­ta tan­to a es­tu­dian­tes co­mo a maes­tros ac­ce­der a in­for­ma­ción des­de cual­quier lu­gar” y dis­po­si­ti­vo mó­vil.

Ja­vier Hernández, ACPES.

MA­NUEL GON­ZÁ­LEZ,

Te­le­fó­ni­ca.

“Otro de los erro­res de trans­mi­sión que co­mún­men­te ocu­rren es el de­lay en la con­ver­sión del strea­ming, y es­to se de­be a los al­tos tiem­pos de respuesta del cir­cui­to de trans­mi­sión. Ideal­men­te se de­be de te­ner una red pri­va­da (MPLS con ca­li­dad de ser­vi­cio, por ejem­plo) pa­ra ga­ran­ti­zar una bue­na ex­pe­rien­cia y re­du­cir ese atra­so de se­gun­dos o de­lay”.

de­ben agu­di­zar sus co­no­ci­mien­tos y cri­te­rios pa­ra eva­luar, de tal for­ma que pue­dan evi­tar prác­ti­cas de co­pia y pe­ga de par­te de los alum­nos.

El pre­si­den­te de la ACPES de­ta­lló que al­gu­nas de las ven­ta­jas que es­te ti­po de re­cur­sos tec­no­ló­gi­cos tie­ne es que, más que un juego de li­bros on­li­ne, se tra­ta de una estrategia que con­tem­pla bi­blio­gra­fía y au­dio­vi­sua­les. Aun­que Hernández no pre­ci­só cuán­to es la in­ver­sión que su­po­ne pa­ra una ins­ti­tu­ción el implementar es­te sis­te­ma des­ta­có que ese cos­to es re­la­ti­vo res­pec­to a que el es­tu­dian­te ya no tie­ne que sa­lir de su ca­sa a ex­po­ner­se o in­ver­tir tiem­po en mo­vi­li­zar­se has­ta la biblioteca.

Tam­bién Ara­cely Hernández, je­fa del sis­te­ma bi­blio­te­ca­rio de la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca de El Sal­va­dor (UTEC), des­ta­ca co­mo una de las ma­yo­res ven­ta­jas de las bi­blio­te­cas vir­tua­les el que los es­tu­dian­tes pue­dan ac­ce­der a los do­cu­men­tos e in­for­ma­ción des­de cual­quier lu­gar don­de se en­cuen­tre siem­pre que dis­pon­ga de una co­ne­xión es­ta­ble.

“Si bien la ac­ce­si­bi­li­dad es una ven­ta­ja pe­ro tam­bién se con­vier­te en des­ven­ta­ja si el usua­rio no dis­po­ne de In­ter­net o su co­ne­xión es ines­ta­ble pe­ro sin du­da, hay más be­ne­fi­cios en la im­ple­men­ta­ción y el uso de las bi­blio­te­cas vir­tua­les”, ase­gu­ró Hernández.

De acuer­do con Hernández, uno de los ma­yo­res rie­gos a la ho­ra de im­ple-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.