LA FO­TO­GRA­FÍA SO­BRE LAS TA­BLAS

La hue­lla de la fo­tó­gra­fa Ana Mu­ñoz en las ar­tes es­cé­ni­cas del país in­clu­ye más de 100 mon­ta­jes en dos dé­ca­das de tra­ba­jo

La Nacion (Costa Rica) - Ancora - - Portada -

Ana Mu­ñoz es una fo­tó­gra­fa po­co co­mún: a ella no le in­tere­sa tan­to la ima­gen co­mo re­sul­ta­do fi­nal de un lar­go tra­ba­jo o in­ves­ti­ga­ción; en cam­bio, le im­por­ta mu­cho del pro­ce­so de crea­ción de la pues­ta en es­ce­na y po­ner sus tra­ba­jos ar­tís­ti­cos al ser­vi­cio del tea­tro. La su­ya es una fo­to­gra­fía que ad­quie­re sen­ti­do en es­ce­na cuan­do los es­pec­ta­do­res la car­gan de sig­ni­fi­ca­dos. Su tra­ba­jo es un per­so­na­je más en el es­ce­na­rio.

En más de 20 años de tra­ba­jo en las ar­tes es­cé­ni­cas, la fo­tó­gra­fa ha par­ti­ci­pa­do en más de 100 mon­ta­jes, con lo cual se ha he­cho un nom­bre en el me­dio na­cio­nal. De he­cho, un li­bro de la co­lec­ción Des­de la es­ce­na, de edi­cio­nes Tin­ta en Se­rie, re­co­no­ce su apor­te en el uso de las tec­no­lo­gías en nues­tro tea­tro.

Es­ta ar­tis­ta (es­pe­cia­lis­ta en la fo­to­gra­fía co­mer­cial y pu­bli­ci­ta­ria) y do­cen­te en la Uni­ver­si­dad Ve­ri­tas ayu­da a con­tar his­to­rias des­de poé­ti­cas imá­ge­nes mar­ca­das por una mi­ra­da sen­si­ble a los te­mas de gé­ne­ro, de las re­la­cio­nes hu­ma­nas y de dis­tin­tas lu­chas.

Con­ver­sa­mos con es­ta pro­fe­sio­nal, agra­de­ci­da por to­das las po­si­bi­li­da­des que le ha da­do la fo­to­gra­fía y el tea­tro.

–¿Có­mo pa­só de la foto co­mer­cial –la es­pe­cia­li­dad que es­tu­dió– a la ar­tís­ti­ca?

–Son mun­dos di­fe­ren­tes pe­ro sí se to­can. Vol­ví a Cos­ta Ri­ca y em­pe­cé a tra­ba­jar con di­fe­ren­tes agen­cias de pu­bli­ci­dad co­mo free­lan­ce y un día una ami­ga, Ro­xa­na Ávi­la, me in­vi­tó a par­ti­ci­par en un ho­me­na­je a Sor Jua­na Inés de la Cruz; allí vi a to­das es­tas mu­je­res con las que me he- mos tra­ba­ja­do, en di­fe­ren­tes mo­men­tos, y que­siem­prees­tán vin­cu­la­das de al­gu­na ma­ne­ra con el tea­tro: Syl­vie Du­rán, Ne­ri­na Car­mo­na, Ro­xa­nay­co­no­cí a Ma­ría Bo­ni­lla. En­gan­cha­mos en la ma­ne­ra de tra­ba­jar, en la vi­sión y en los in­tere­ses co­mu­nes que te­nía­mos. Allí em­pe­zó to­do; eso fue en 1995.

– ¿Qué es la fo­to­gra­fía? ¿Cuál es la fun­ción?

–La fo­to­gra­fía es co­mo un la­pi­ce­ro o una má­qui­na de es­cri­bir; en reali­dad, es la he­rra­mien­ta. Hay al­gu­nos que de­ci­di­mos con­tar his­to­rias o ex­pre­sar­nos a tra­vés de esa he­rra­mien­ta, co­mo lo ha­cen otros a tra­vés de una má­qui­na de es­cri­bir o de la pin­tu­ra. Es la for­ma que es­co­gi­mos pa­ra ha­blar; es­tá al ser­vi­cio de lo que uno quie­ra de­cir.

”Me in­tere­só el tea­tro por lo efí­me­ro del tea­tro. No me in­tere­sa­ba en ese mo­men­to la per­ma­nen­cia de la ima­gen: el col­gar una ima­gen en la pa­red y que eso fue­ra el pun­to fi­nal; me in­tere­sa­ba más la in­te­rac­ción y la for­maen que na­cían co­sas nue­vas a par­tir de la in­te­rac­ción con los ac­to­res y la in­te­rac­ción el es­ce­na­rio. Cuan­do uno po­ne una foto en el es­ce­na­rio, en fun­ción de un es­pec­tácu­lo de tea­tro, esa ima­gen se que­da en el re­cuer­do de quien vio la pues­ta en es­ce­na y, a par­tir de allí, cre­ce y ga­na nue­vos sig­ni­fi­ca­dos de­pen­dien­do de aquel que la ve”.

–Se ale­ja de la idea de que la fo­to­gra­fía re­pro­du­ce la reali­dad, de la idea de que do­cu­men­ta “la ver­dad”. Sus imá­ge­nes son cons­truc­cio­nes, fic­cio­nes, men­ti­ras creí­bles…

–Ten­dría­mos que de­fi­nir la di­fe­ren­cia en­tre ver­dad y reali­dad... La foto, co­mo yo la en­tien­do, siem­pre es una cons­truc­ción, siem­pre es una fic­ción. Par­te de la ver­dad de quien la cons­tru­ye y eso apli­ca a to­dos los gé­ne­ros de la fo­to­gra­fía.

”A mí me in­tere­sa co­mo una he­rra­mien­ta pa­ra crear es­tos mun­dos que tie­nen una apa­rien­cia de reali­dad, pe­ro so­lo la apa­rien­cia; no quie­re de­cir que no sean ver­dad”. –¿Có­mo des­cri­be su mi­ra­da? –Uno par­te de los te­mas que le in­tri­gan uno, de quién soy en el mun­do que me to­có vi­vir. Es a par­tir de in­tere­ses es­pe­cí­fi­cos en cuan­to a gé­ne­ro, en cuan­to a re­la­cio­nes hu­ma­na, en cuan­to a ma­ter­ni­dad, que tie­nen que ver con una mi­ra­da femenina, que es des­de don­de una ob­ser­va el mun­do. A par­tir de bús­que­das per­so­na­les que uno ha­ce de igual­dad, jus­ti­cia, in­to­le­ran­cia… Si bien hay un te­ma que apa­re­ce en ca­si to­das las imá­ge­nes, que tie­ne que ver con el gé­ne­ro y có­mo una se re­la­cio­na con él, en al­gu­nos mo­men­tos hay va­rie­dad en la for­ma de apro­xi­mar­se a los te­mas de­pen­dien­do de lo que uno es­té vi­vien­do en ese mo­men­to.

”El tra­ba­jo per­so­nal da una pla­ta­for­ma pa­ra explorarse a sí mis­ma y la cons­tan­te pue­de ha- ber si­do el te­ma del gé­ne­ro, siem­pre a tra­vés de to­dos los cam­bios que una va te­nien­do en la vi­da”.

–¿Có­mo dia­lo­gan sus imá­ge­nes con el tea­tro? La ima­gen es otra de las vo­ces, no la úni­ca co­mo en una ga­le­ría. ¿Có­mo ha­cer pa­ra que no sean ilus­tra­ción?

–Por lo ge­ne­ral, jus­to eso es lo que no son, ilus­tra­cio­nes, sino com­ple­men­tos de la ac­ción, del dis­cur­so que ya se es­tá desa­rro­llan­do en la es­ce­na. Los ele­men­tos que in­ter­vie­nen en la pues­ta en es­ce­na son di­fe­ren­tes vo­ces. Las imá­ge­nes tam­bién tie­nen un pa­pel; de pron­to, pue­den ser­vir de an­cla pa­ra al­go que es­tá su­ce­dien­do en es­ce­na, pe­ro, al mis­mo tiem­po, plan­tean un pen­sa­mien­to so­bre lo que se es­tá di­cien­do en esa obra. En al­gu- nos ca­sos –los me­nos– sí me ha to­ca­do ha­cer co­sas que son ilus­tra­ti­vas; en es­te ca­so, uno su­ple la ne­ce­si­dad de otro, pe­ro no in­ter­vie­ne tan­to con su apor­te crea­ti­vo.

–Des­pués de más de 100 pues­tas en que ha in­ter­ve­ni­do, ¿qué ha si­do lo más sa­tis­fac­to­rio?

–Ese dar­te cuen­ta de que cuan­do uno em­pie­za una obra y cuan­do ter­mi­na, no sos el mis­mo ser hu­mano; ese cam­bio es una de las co­sas más ri­cas. El tea­tro me ha per­mi­ti­do co­no­cer gen­te ma­ra­vi­llo­sa, gen­te muy afín, y me ha lle­va­do a via­jar por el mun­do. Real­men­te, el tea­tro ha si­do muy bueno con­mi­go.

–¿Cuál ha si­do una de esas pues­tas en es­ce­na que la ha mar­ca­do?

– La mu­jer que ca­yó del cie­lo, esa obra ha es­ta­do ac­ti­va co­mo 10 años. Es un te­ma que es mun­dial, su­ma­men­te hu­mano: la di­fe­ren­cia, la to­le­ran­cia. Esao­bra gi­ró tan­to y tu­vi­mos la ex­pe­rien­cia de que se vie­ra en el nor­te, en el sur, por Eu­ro­pa; nos lle­vó por to­das par­tes y en­con­tra­mos his­to­rias si­mi­la­res. De al­gu­na ma­ne­ra, el mun­do se hi­zo más pe­que­ño y es­tá­ba­mos to­dos más cer­ca­nos, eso le cam­bia a uno la vi­da, la vi­sión del mun­do, la vi­sión del otro…

–Me lla­ma la aten­ción que us­ted ha­bla po­co de las fotografías co­mo re­sul­ta­dos y prio­ri­za los pro­ce­sos pa­ra rea­li­zar esas imá­ge­nes. ¿A qué se de­be es­te én­fa­sis?

–El pro­ce­so es lo im­por­tan­te, es lo que lo cam­bia auno. Cuan­do la ima­gen es­tá, pa­ra mí, de­ja de im­por­tar. Lo que me en­vuel­ve, me hip­no­ti­za es la pues­ta en es­ce­na, es to­do su­ce­dien­do allí y, cuan­do se apa­ga la luz y ter­mi­nó la fun­ción, aque­llo ya no exis­te, que­dó so­lo en la me­mo­ria.

–Pa­ra mu­chos fo­tó­gra­fos, el pro­ce­so es prio­ri­ta­rio, pe­ro es­tá de­trás de una ima­gen fi­nal, que lo va­le to­do...

–Si te das cuen­ta mi ima­gen fi­nal es el con­jun­to so­bre el es­ce­na­rio. Ten­go imá­ge­nes con­cep­tua­li­za­das pa­ra fun­cio­nar en el es­ce­na­rio; por apar­te no tie­nen el mis­mo sen­ti­do. Usual­men­te, no fue­ron di­se­ña­das pa­ra fun­cio­nar de for­ma in­de­pen­dien­te.

COR­TE­SÍA DE ANA MU­ÑOZ.

Mues­tras. Imá­ge­nes crea­das por Ana Mu­ñoz pa­ra el tea­tro; dos de ellas se usa­ron en el es­pec­tácu­lo pa­ra el Día del Tra­ba­ja­dor del Tea­tro y un ho­me­na­je a Cor­tá­zar, am­bos en el 2014.

COR­TE­SÍA ANA MU­ÑOZ.

Ana Mu­ñoz es di­rec­to­ra de la Es­cue­la de Fo­to­gra­fía de la Uni­ver­si­dad Ve­ri­tas. Es­tu­dió di­se­ño en la UACA y foto en Port­fo­lio Cen­ter de Atlan­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.