Los co­mu­nis­tas ti­cos y la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre

El 7 de no­viem­bre se cum­ple el cen­te­na­rio de la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre. En es­te ar­tícu­lo re­cor­da­mos có­mo los co­mu­nis­tas cos­ta­rri­cen­ses ce­le­bra­ron di­fe­ren­tes aniver­sa­rio de ese acon­te­ci­mien­to en­tre 1930 y 1980

La Nacion (Costa Rica) - Ancora - - Portada -

En 1933, los co­mu­nis­tas cos­ta­rri­cen­ses de­di­ca­ron, por vez pri­me­ra, una pá­gi­na com­ple­ta del se­ma­na­rio Tra­ba­jo a con­me­mo­rar el aniver­sa­rio de la Re­vo­lu­ción ru­sa que, en sus pro­pias pa­la­bras, su­pu­so “el he­cho más tras­cen­den­tal de la his­to­ria hu­ma­na”, ya que lle­vó al po­der a las ma­sas tra­ba­ja­do­ras.

De se­gui­do, de­ta­lla­ron los he­chos que cul­mi­na­ron en la re­vo­lu­ción del 7 de no­viem­bre de 1917 y ce­le­bra­ron los lo­gros de la in­dus­tria­li­za­ción y de la co­lec­ti­vi­za­ción del cam­po. Igual­men­te, re­co­no­cie­ron que en Ru­sia per­sis­tían “la­dos som­bríos” tan­to en la eco­no­mía co­mo en la po­lí­ti­ca.

Adi­cio­nal­men­te, jus­ti­fi­ca­ron la cre­cien­te in­ver­sión mi­li­tar, ne­ce­sa­ria pa­ra man­te­ner la in­de­pen­den­cia ru­sa, y lla­ma­ron al pro­le­ta­ria­do mun­dial a de­fen­der al Es­ta­do so­vié­ti­co, que cons­ti­tuía “la pri­me­ra glo­rio­sa ciu­da­de­la al­za­da con­tra la ex­plo­ta­ción ca­pi­ta­lis­ta”.

Milagro

En 1937, al conmemorarse los vein­te años de la Re­vo­lu­ción, los co­mu­nis­tas ape­la­ron al len­gua­je religioso pa­ra ca­li­fi­car co­mo un “milagro” la trans­for­ma­ción ex­pe­ri­men­ta­da por Ru­sia des­de 1917: ha­bía lo­gra­do elec­tri­fi­car to­do su te­rri­to­rio y dis­po­nía de “es­ta­cio­nes ra­dio­emi­so­ras has­ta en las ve­cin­da­des del Po­lo Nor­te”.

Des­ta­ca­ron tam­bién que ca­rre­te­ras y fe­rro­ca­rri­les atra­ve­sa­ban “las es­te­pas can­ta­das” por Má­xi­mo Gor­ki, que los trac­to­res ara­ban el sue­lo y que los tri­ga­les do­ra­ban “gran­des ex­ten­sio­nes”. Ade­más, se ha­bía “li­qui­da­do” el anal­fa­be­tis­mo y es­cue­las, co­le­gios y uni­ver­si­da­des se le­van­ta­ban “al am­pa­ro de las fá­bri­cas”.

Pa­ra re­sal­tar to­da­vía más esos ex­tra­or­di­na­rios avan­ces, agre­ga­ron que el Go­bierno so­vié­ti­co “tu­vo que em­pe­zar por en­se­ñar a las ma­sas a la­var­se las ma­nos an­tes de las co­mi­das” ya ce­pi­llar­se los dien­tes des­pués de co­mer.

Fi­nal­men­te, afir­ma­ron que en la Unión So­vié­ti­ca (URSS) los pre­cios se man­te­nían es­ta­bles mien­tras que los sa­la­rios au­men­ta­ban, por lo que “el cre­cien­te bie­nes­tar de la­po­bla­ción se ma­ni­fies­ta en el cre­ci­mien­to del con­su­mo”.

Gue­rra

El vi­gé­si­mo quin­to aniver­sa­rio de la re­vo­lu­ción se con­me­mo­ró en 1942, du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial (19391945). Por en­ton­ces, la URSS y Es­ta­dos Unidos se ha­bían alia­do en con­tra del nazismo y el fas­cis­mo, y los so­vié­ti­cos es­ta­ban cer­ca de de­rro­tar a los na­zis en Sta­lin­gra­do.

Tras des­ta­car que la Re­vo­lu­ción bol­che­vi­que era más im­por­tan­te que la Re­vo­lu­ción fran­ce­sa (1789) por­que ele­vó al po­der a “una cla­se opri­mi­da” y abo­lió “la di­vi­sión so­cial en cla­ses”, los co­mu­nis­tas ma­ni­fes­ta­ron que el so­cia­lis­mo ha­bía con­ver­ti­do a “cam­pe­si­nos ham­brien­tos e ig­no­ran­tes” en una fuer­za ca­paz, “por su al­ta mo­ral y por su for­mi­da­ble or­ga­ni­za­ción so­cial y eco­nó­mi­ca”, de en­fren­tar –du­ran­te año yme­dio y “sin ayu­da de na­die”– a los ejér­ci­tos na­zis.

Ade­más, los co­mu­nis­tas, en pro­ce­so de aliar­se con la ad­mi­nis­tra­ción so­cial­men­te re­for­mis­ta de Ra­fael Án­gel Cal­de­rón Guar­dia (1940-1944), apro­ve­cha­ron la oca­sión pa­ra cues­tio­nar a los enemi­gos del so­cia­lis­mo en Cos­ta Ri­ca: la opo­si­ción al Go­bierno cal­de­ro­nis­ta, li­de­ra­da por el ex­pre­si­den­te León Cortés Cas­tro.

Si­len­cio

Lue­go de que en 1943, los co­mu­nis­tas con­so­li­da­ran su alian­za con el Go­bierno de Cal­de­rón Guar­dia y con la Igle­sia ca­tó­li­ca, di­sol­vie­ron su or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca y fun­da­ron el Par­ti­do Van­guar­dia Po­pu­lar (PVP), téc­ni­ca­men­te no co­mu­nis­ta.

En­tre 1943 y 1945, Tra­ba­jo con­me­mo­ró el aniver­sa­rio de la Re­vo­lu­ción ru­sa, pe­ro en 1946 la ce­le­bra­ción fue asu­mi­da por el Co­mi­té de Ami­gos de la URSS, en el que par­ti­ci­pa­ban in­te­lec­tua­les no co­mu­nis­tas co­mo Joa­quín Gar­cía Mon­ge y Mario San­cho Ji­mé­nez. Tal cam­bio se acen­tuó en 1947, cuan­do Tra­ba­jo guar­dó si­len­cio al cum­plir­se los 30 años del triun­fo bol­che­vi­que.

Da­da la cre­cien­te po­la­ri­za­ción de la po­lí­ti­ca cos­ta­rri­cen­se y la in­ten­si­fi­ca­ción del an­ti­co­mu­nis­mo aso­cia­da con la Gue­rra Fría, los co­mu­nis­tas, con vis­tas a las elec­cio­nes de 1948, ba­ja­ron al mí­ni­mo su per­fil iz­quier­dis­ta.

Por es­ta épo­ca, los di­plo­má­ti­cos es­ta­dou­ni­den­ses destacados en San Jo­sé to­da­vía con­si­de­ra­ban al PVP co­mo una or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca si­mi­lar al Par­ti­do La­bo­ris­ta in­glés e in­de­pen­dien­te de Mos­cú.

Po­ten­cia

Lue­go de la gue­rra ci­vil de 1948 y de la ile­ga­li­za­ción del PVP, los co­mu­nis­tas con­me­mo­ra­ron en 1957 el cua­dra­gé­si­mo aniver­sa­rio de la re­vo­lu­ción en las pá­gi­nas de su nue­vo pe­rió­di­co, Ade­lan­te.

Da­do que el PVP ex­pe­ri­men­ta­ba –co­mo lo di­jo Ro­dol­fo Cer­das Cruz– una cre­cien­te so­vie­ti­za­ción, el tér­mino Re­vo­lu­ción ru­sa fue des­pla­za­do por Re­vo­lu- ción de Oc­tu­bre y Ru­sia fue sus­ti­tui­da por la URSS, aho­ra de­fi­ni­da co­mo “una po­ten­cia mun­dial de pri­mer or­den”. Tal fra­se alu­día al re­cien­te y exi­to­so lan­za­mien­to del Sput­nik, que da­ba ven­ta­ja a Mos­cú so­bre Was­hing­ton en la ca­rre­ra es­pa­cial.

Acor­de con el cre­cien­te pa­pel in­ter­na­cio­nal de la URSS, los co­mu­nis­tas en­fa­ti­za­ron que la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre no era el úni­co mo­de­lo po­si­ble, ya que “ca­da pue­blo” de­bía en­con­trar el ca­mino “que me­jor co­rres­pon­da pa­ra lle­gar al so­cia­lis­mo” y aca­bar “con la ex­plo­ta­ción del hom­bre por el hom­bre”.

Cien­ti­fi­ci­dad

Li­ber­tad, pe­rió­di­co co­mu­nis­ta que sus­ti­tu­yó a Ade­lan­te, con­me­mo­ró los 50 años de la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre en 1967 con una edi­ción es­pe­cial, en la que re­sal­tó que, en ese mo­men­to, la cla­se tra­ba­ja­do­ra ha­bía lle­ga­do al po­der en 12 paí­ses más, apar­te de la URSS.

Da­do que en esa épo­ca el mar­xis­mo em­pe­za­ba a am­pliar su in­fluen­cia en las uni­ver­si­da­des oc­ci­den­ta­les (in­clui­da la Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca), los co­mu­nis­tas re­sal­ta­ron su cien­ti­fi­ci­dad, evi­den­cia­da “no só­lo en las pá­gi­nas de El Ca­pi­tal, sino en la vi­da de mil mi­llo­nes de se­res hu­ma­nos que ocu­pan la Ter­ce­ra Par­te de la Tie­rra”.

Tam­bién pu­bli­ca­ron una en­tre­vis­ta de En­ri­que Mo­ra Val­ver­de a Pe­dro Pratt (quien de­cla­ra­ba ha­ber co­no­ci­do a Le­nin en Gi­ne­bra en 1903) y tres ar­tícu­los de fon­do: uno de Gil­ber­to Bo­ni­lla Ro­jas so­bre la me­di­ci­na so­vié­ti­ca, otro de Fer­nan­do Cha­ves Mo­li­na acer­ca de cien­cia y re­vo­lu­ción y en el ter­ce­ro Adol­fo He­rre­ra Gar­cía ana­li­zó có­mo el pe­rió­di­co La In­for­ma­ción se re­fi­rió al triun­fo bol­che­vi­que en 1917.

Pri­ma­ve­ra

En 1977, al conmemorarse los 60 años de la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre, los co­mu­nis­tas par­ti­ci­pa­ban ac­ti­va­men­te en la cam­pa­ña elec­to­ral de en­ton­ces, co­mo par­te de la coa­li­ción Pue­blo Unido.

Li­ber­tad in­sis­tió en la cien­ti­fi­ci­dad “de las ideas de Marx, En­gelsy Le­nin”, que de­mos­tra­ban “la ineluc­ta­bi­li­dad de la sus­ti­tu­ción re­vo­lu­cio­na­ria del ca­pi­ta­lis­mo por el so­cia­lis­mo”, y el ini­cio de “la au­tén­ti­ca pri­ma­ve­ra de la hu­ma­ni­dad”.

El no­ve­lis­ta Joa­quín Gu­tié­rrez des­ta­có que la URRS ha­bía ma­si­fi­ca­do la cul­tu­ra y pro­mo­vi­do una con­vi­ven­cia so­cial ba­sa­da en la so­li­da­ri­dad y el amor. A su vez, el es­cri­tor Fa­bián Do­bles ase­gu­ró que la ver­da­de­ra rea­li­za­ción de los de­re­chos hu­ma­nos so­lo era po­si­ble “en el so­cia­lis­mo y más aún en el ve­ni­de­ro co­mu­nis­mo”.

Pe­res­troi­ka

El sep­tua­gé­si­mo aniver­sa­rio de­la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre en­con­tró a una Cen­troa­mé­ri­ca su­mi­da en una pro­fun­da cri­sis po­lí­ti­co-mi­li­tar y al PVP di­vi­di­do en dos gru­pos: uno li­de­ra­do por Ma­nuel Mo­ra Val­ver­de y otro por Ar­nol­do Fe­rre­to Se­gu­ra y Hum­ber­to Vargas Carbonell.

Pe­se a sus di­fe­ren­cias, am­bos gru­pos con­me­mo­ra­ron –por apar­te– el aniver­sa­rio de la re­vo­lu­ción y die­ron la bien­ve­ni­da a la pe­res­troi­ka, a la que in­ter­pre­ta­ron es­pe­ran­za­do­ra­men­te co­mo un com­pro­mi­so re­no­va­do con el so­cia­lis­mo.

CORTESÍA DE IVÁN MO­LI­NA.

Ilus­tra­ción

alu­si­va a la lu­cha con­tra los na­zis. Pu­bli­ca­da en el pe­rió­di­co

Tra­ba­jo , el 7 de no­viem­bre de 1942.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.