‘ ’

é — — í ú

La Nacion (Costa Rica) - Revista Dominical - - TINTA FRESCA -

ay va­rias ra­zo­nes pa­ra amar Aca­pul­co. Por­que siem­pre es­tá fres­co, por­que la cer­ve­za siem­pre es­tá fría y por los bue­nos pa­ta­co­nes.

El lu­gar es un per­fec­to ejem­plo de lo que de­be ser un rec­tán­gu­lo: lar­go, muy lar­go.

En las pa­re­des hay so­les y lu­nas de ce­rá­mi­ca, es­pe­jos muy lar­gos, un tex­to en­mar­ca­do de Luis Cha­ves, un cua­dro con un mar y flo­res, y una ho­ja en blan­co que di­ce “Se bus­ca”.

Ahí den­tro se enamo­ra al­guien al me­nos una vez al mes, 35 ami­gos se reúnen pa­ra ce­le­brar un cum­plea­ños, se ha­cen fies­tas no ofi­cia­les del Fes­ti­val del Ci­ne o la Bie­nal Cen­troa­me­ri­ca­na, y una

!vez una pa­re­ja de se­ño­ras ce­le­bró ha­ber­se re­cién ca­sa­do, aun con el ves­ti­do pues­to. Por en­ci­ma de to­das las bo­te­llas, hay un re­loj del Al­ba­ce­te. Luis Ga­be­lo Co­ne­jo mar­ca el nú­me­ro uno. “Ese re­loj me lo tra­jo Ja­vier Ro­jas cuan­do fue a trans­mi­tir un par­ti­do del Al­ba­ce­te”, di­ce Ra­món Pe­rei­ra Fe­rrei­ra, co­no­ci­do co­mo ‘Mon­cho’ y due­ño del bar Aca­pul­co, que se en­cuen­tra en el ba­rrio La Ca­li­for­nia, al cos­ta­do sur de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va.

Es­te no es el pri­mer bar de Ra­món. El ne­go­cio ini­ció en 1958, cuan­do lle­gó a Cos­ta Ri­ca des­de Ga­li­cia, Es­pa­ña.

“La si­tua­ción en Es­pa­ña era muy du­ra, te­nía­mos el ré­gi­men to­ta­li­ta­rio en­ci­ma. Dos tíos se fue­ron a Ar­gen­ti­na. No­so­tros lle­ga­mos a Cos­ta Ri­ca por­que ya te­nía­mos

Í-"

% (&$% % $ í

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.