Un océano de paz

" # ! Í Í Ó Í !

La Nacion (Costa Rica) - Revista Dominical - - VISITAS CÉ LEBRES - + Ó

uan­do el Da­lái La­ma lle­gó –por se­gun­da vez– al país, el sá­ba­do 25 de ju­lio de 2014, ja­más pen­só que re­vi­vi­ría el re­cuer­do de una periodista que se enamo­ró de su pre­sen­cia años atrás.

En 1989, Ten­zin Gyat­so — dé­ci­mo cuar­to Da­lái La­ma— vi­si­tó por pri­me­ra vez Cos­ta Ri­ca pa­ra par­ti­ci­par en una con­fe­ren­cia aus­pi­cia­da por la Uni­ver­si­dad pa­ra la Paz.

Du­ran­te esa es­ta­día, el Da­lái La­ma asis­tió la es­cue­la Ins­ti­tu­to Edu­ca­ti­vo Mo­derno, en San José. Allí cur­sa­ba el oc­ta­vo año, Ra­quel Gól­cher, quien

lue­go tra­ba­ja­ría co­mo periodista de La Na­ción.

“Fue una lo­cu­ra pa­ra mí, ver­lo tan­tos años des­pués y, ade­más, po­der en­tre­vis­tar­lo. La paz y la cal­ma que me trans­mi­tió cuan­do yo era una ado­les­cen­te, fue la mis­ma que per­ci­bí du­ran­te la se­gun­da vi­si­ta”, di­jo la co­mu­ni­ca­do­ra que ac­tual­men­te la­bo­ra en In­tel.

Vein­ti­cin­co años des­pués, Ra­quel se acer­có de nuevo al lí­der cuan­do es­te lle­gó en ju­lio del 2014 al país, gra­cias a la Aso­cia­ción Cul­tu­ral Ti­be­tano Cos­ta­rri­cen­se, la cual tie­ne el pro­pó­si­to de trans­mi­tir su fi­lo­so­fía de que “pa­ra la paz glo­bal hay que al­can­zar la paz in­di­vi­dual”.

Pa­ra apro­ve­char su se- gun­da vi­si­ta, el Da­lái La­ma dio una char­la en la Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca, asis­tió a un al­muer­zo con el en­ton­ces pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Abel Pa­che­co, y ofre­ció una con­fe­ren­cia en el ho­tel Real In­ter­con­ti­nen­tal, en Escazú, en­tre otras ac­ti­vi­da­des. A es­ta úl­ti­ma asis­tió Gól­cher, pe­ro es­ta vez co­mo periodista.

“Fue una opor­tu­ni­dad úni­ca. Re­cuer­do que lle­gó tar­de; en­ton­ces, cuan­do me sen­té a ha­blar con él, le ex­pli­qué que ha­bía re­du­ci­do las pre­gun­tas y él me di­jo que no me preo­cu­pa­ra”. En­ton­ces, la San­ti­dad –co­mo le lla­man sus se­gui­do­res– de­jó va­rias re­fle­xio­nes pa­ra los cos­ta­rri­cen­ses; por ejemplo di­jo: “La bre­cha en­tre po­bres y ri­cos es la fuen­te de to­dos los con­flic­tos, al igual que la su­pre­sión y dis­cri­mi­na­ción. El mé­to­do pa­ra cam­biar es diá­lo­go y edu­ca­ción”.

Ade­más, com­par­tió con La Na­ción, su opi­nión acer­ca de dis­tin­tos temas, en­tre ellos la ma­ni­pu­la­ción ge­né­ti­ca y la clo­na­ción.

“Todo de­pen­de de la in­ten­ción. Si la in­ten­ción es po­si­ti­va y es­tá di­ri­gi­da a con­se­guir un be­ne­fi­cio, co­mo una cu­ra pa­ra una per­so­na en­fer­ma, no hay na­da ma­lo en eso”, ex­pre­só.

Se­gún aque­lla en­tre­vis­ta del 2014, el Da­lái La­ma “di­jo que siem­pre que tie­ne la opor­tu­ni­dad co­lo­ca a Cos­ta Ri­ca co­mo un país ejem­plar, que lo­gró eli­mi­nar el ejér­ci­to y que lu­cha por su pros­pe­ri­dad”.

Pa­ra Gól­cher, aque­lla ex­pe­rien­cia fue más sen­so­rial que otra co­sa, ya que, por me­dio de la son­ri­sa, los ojos, y las pa­la­bras, la San­ti­dad com­par­tía su paz y cal­ma.

“Te­nía una agen­da su­ma­men­te con­tro­la­da. Pe­ro aún así, se to­mó el tiem­po pa­ra sa­lu­dar a ca­da uno de los pre­sen­tes. Res­pe­ta­ba a los pe­rio­dis­tas, a nuestra profesión, y res­pe­ta­ba el mo­men­to que com­par­tía con uno”, agre­gó la co­mu­ni­ca­do­ra.

Pa­ra Gól­cher, aque­lla en­tre­vis­ta se man­tie­ne in­tac­ta en su me­mo­ria.

“Me pa­re­ció al­guien que asu­me su rol con res­pon­sa­bi­li­dad. Me sen­tí igual a co­mo me sen­tí en la es­cue­la”.

+ ! Í

La agen­da del lí­der, de la que ha­bló ella, fue bas­tan­te par­ti­cu­lar y aje­trea­da.

El Da­lái La­ma tam­bién apro­ve­chó pa­ra ofre­cer una char­la en el Au­di­to­rio Na­cio­nal (Mu­seo de los Ni­ños). Allí, sin me­sas ni ex­po­si­to­res de por me­dio, ex­pli­có cuá­les son los ocho ver­sos pa­ra en­tre­nar la men­te.

Asi­mis­mo, cua­tro mon­jes fue­ron protagonistas de uno de los ri­tua­les más es­pe­ra­dos de la vi­si­ta: la des­truc­ción del man­da­la, un sím­bo­lo he­cho con are­na de co­lo­res.

Ellos tar­da­ron 15 días en ha­cer­la y la eli­mi­na­ron pa­ra trans­mi­tir el men­sa­je de que “todo es tem­po­ral”, de­ta­lló en­ton­ces el dia­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.