! .

"+ ' * !"ñ ! " "# & "% # ) ! % % #í % # ! , - !# " # % & & " & % # !&" "#% # *" ó "% . ! "%! ! # ! !# % &!#" ' # ! "&

La Nacion (Costa Rica) - Revista Dominical - - NEWS - .Í Á (

ivir a la som­bra de un gi­gan­te pue­de ser tan­to una ven­ta­ja co­mo un pre­di­ca­men­to. Eli­za­beth de­ci­dió ha­ce mu­cho ver­le el la­do ama­ble al asun­to y en vez de mo­rir en el in­ten­to de com­pe­tir con su ve-

.cino Nue­va York, más bien op­tó por con­ver­tir­se en un feliz com­ple­men­to de la Gran Man­za­na. Aun­que es­tá a po­cos ki­ló­me­tros de las luces neo­yor­qui­nas, Eli­za­beth en reali­dad per­te­ne­ce al es­ta­do de Nue­va Jer­sey, don­de no re­sal­ta co­mo una de sus ciu­da­des más em­ble­má­ti­cas... y Eli­za­beth lo sa­be. En el ima­gi­na­rio fi- gu­ran con fuer­za otras ur­bes ve­ci­nas co­mo Tren­ton, Paterson o Ne­wark, pe­ro es jus­to esa fal­ta de po­si­cio­na­mien­to a lo que Eli­za­beth le apues­ta hoy: pa­ra to­dos los efec­tos se tra­ta del se­cre­to me­jor guar­da­do de Nue­va Jer­sey.

En la par­te for­mal, es­ta co­mu­ni­dad po­dría re­su­mir­se en dos gran­des ac­ti­vos: su ya men­cio­na­da cer­ca­nía con los atrac­ti­vos de Nue­va York, y un mall fa­raó­ni­co que sir­ve co­mo pun­to de pe­re­gri­na­ción pa­ra to­dos los que no re­nie­gan del con­su­mis­mo y el shop­ping ofer­te­ro.

Sin em­bar­go, ba­jo esa pri­me­ra ca­pa se es­con­de una ciu­dad or­gu­llo­sa de su he­ren­cia histórica y de su plu­ri­cul­tu­ra­li­dad, en la que los mi­gran­tes han en­con­tra­do re­fu­gio y en­ten­di­mien­to, y don­de to­da La­ti­noa­mé­ri­ca se ha fu­sio­na­do en una ar­mo­nía de so­ni­dos, sa­bo­res, rit­mos y ri­sas.

! " 7 8

De­cir que es po­co lo que se sa­be de Eli­za­beth es que­dar­se cor­to. Pa­ra mues­tra lo su­ce­di­do en el ae­ro­puer­to de la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.