Bien­ve­ni­dos a 1997

La Nacion (Costa Rica) - Teleguia - - ZAP­PING - Víc­tor Fer­nán­dez G. vfer­nan­dez@na­cion.com

Her­nán El Pe­lí­cano Med­ford, Wal­ter El Pa­té Cen­teno; Wil­mer El Pa­to Ló­pez; Mau­ri­cio El Chun­che Mon­te­ro; Jo­sef Mi­so; Ja­vier El She­riff Del­ga­do; Pau­lo César Wan­cho­pe; Ja­fet So­to; Dou­glas Se­quei­ra... el cam­peo­na­to de fút­bol ti­co 2017 sue­na de­ma­sia­do a 1997.

La se­ma­na pa­sa­da, por pri­me­ra vez en años, sa­qué el ra­to y me aco­mo­dé en el si­llón a ver un clá­si­co Ala­jue­la-Sa­pris­sa. Era inevi­ta­ble: cuan­do la Li­ga di­jo que pon­dría en un mis­mo ban­qui­llo al Pa­to, el Chun­che y Mi­so, to­dos que­ría­mos ver­lo.

El ac­tual tor­neo de Pri­me­ra Di­vi­sión tie­ne los mis­mos pro­ta­go­nis­tas que 20 años atrás, so­lo que aho­ra más cal­vos y/o arru­ga­dos. Los que hoy son di­rec­to­res téc­ni­cos, asis­ten­tes o ge­ren­tes de los prin­ci­pa­les equi­pos del fút­bol ti­co son los que a fi­na­les de los 90 se ro­ba­ban las por­ta­das de los pe­rió­di­cos a pun­ta de gam­be­tas, des­pe­jes y go­les. En ese en­ton­ces, al­gu­nos ya te­nían sus años co­mo pro­ta­go­nis­tas. Otros, ape­nas em­pe­za­ban a la­brar su le­yen­da.

Eran bue­nos años pa­ra ver las trans­mi­sio­nes fut­bo­lís­ti­cas de nues­tra te­le­vi­sión. La Li­ga es­ta­ba “ca­sa­da” con Ca­nal 2; Sa­pris­sa con su “pa­re­ja” de to­da una vi­da, Te­le­ti­ca. En los jue­gos de Ala­jue­len­se la voz era la de Ro­ger Ajún, el na­rra­dor ob­se­sio­na­do con po­ner­le un apo­do a to­dos los ju­ga­do­res (co­mo bien lo re­cor­dó el pe­rio­dis­ta Jo­sé Da­vid Gue­va­ra días atrás en un di­ver­ti­do tex­to).

Ter­mi­na­do el fút­bol era obli­ga­to­rio que­dar­se vien­do TV Me­jen­ga. Ale­jan­dro Rue­da en­con­tró la fór­mu­la per­fec­ta pa­ra ca­pi­ta­li­zar la re­sa­ca “post-me­jen­gas” y por él a la fe­cha se­gui­mos ha­blan­do de “¿Un ba­lón? ¡Pio­neer!”; “¿Pan? ¡Po­chet!” y “Com­pre en Pa­lí... zaaaaa”.

Hoy, en épo­cas en que los ju­ga­do­res jó­ve­nes so­bre­sa­lien­tes ape­nas par­ti­ci­pan en un par de cam­peo­na­tos aquí pre­vio a ser ven­di­dos a equi­pos fo­rá­neos, los clu­bes, la afi­ción y los me­dios se han vis­to en la ne­ce­si­dad de ha­llar otros pro­ta­go­nis­tas. Y bueno, no es un se­cre­to que la nos­tal­gia fun­cio­na.

Na­die dis­cu­te los mé­ri­tos y ates­ta­dos de­por­ti­vos de los ex­fut­bo­lis­tas men­cio­na­dos al ini­cio de es­te ar­tícu­lo, co­mo tam­po­co se dis­cu­te que sus nom­bres es­ta­rán por siem­pre aso­cia­dos a emo­cio­nes y re­cuer­dos en­tra­ña­bles, a pa­sa­jes fut­bo­le­ros que nos son muy que­ri­dos. Gre­cia es el equi­po re­cién as­cen­di­do del que más se ha ha­bla­do en años y eso se de­be en ex­clu­si­va a la arro­lla­do­ra per­so­na­li­dad del Pa­té; Ala­jue­len­se le­van­tó su de­va­lua­da ima­gen de gol­pe con ves­tir de en­tre­na­do­res a tres re­fe­ren­tes del al­ma ro­ji­ne­gra, y He­re­diano tie­ne ya ra­to de apo­de­rar­se de los ti­tu­la­res por me­dio del ver­bo pun­zan­te de Ja­fet y Med­ford.

Es­tos son los hé­roes del ba­rrio, los que ven­dían ca­mi­se­tas con lo­gos de Pun­to Ro­jo, 2x1 Piz­za y Ba­yer, los que se cho­lla­ron las nal­gas, los que es fá­cil to­par­se en la fi­la del sú­per, los que sen­ti­mos que son nues­tros ami­gos de to­da una vi­da aun­que nun­ca ha­ya­mos cru­za­do pa­la­bra con ellos (los ma­dra­zos a la pan­ta­lla del te­le no cuen­tan).

Abra­ce­mos la nos­tal­gia... y es­pe­re­mos que Re­pre­tel in­vi­te a Ro­ger Ajún a na­rrar al me­nos un par­ti­do más de la Li­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.