Más que la ban­da tras Nir­va­na

La his­to­ria de Foo Figh­ters, en el do­cu­men­tal Back and Forth, em­pie­za en los no­ven­tas con la caí­da del gru­po más fa­mo­so de Seattle y ter­mi­na con una nue­va le­yen­da del rock

La Nacion (Costa Rica) - Teleguia - - TELEGUÍA RECOMIENDA - Car­los Soto Cam­pos car­los.soto@nacion.com

En el 2017, el nom­bre Da­ve Grohl tie­ne su pro­pio pe­so y su pro­pio lu­gar en la his­to­ria del rock, pe­ro 20 años atrás, la his­to­ria era otra. “Yo no que­ría ser el ti­po que so­la­men­te ha­bía to­ca­do ba­te­ría en Nir­va­na”, se­ña­la el ro­que­ro en el do­cu­men­tal de su ban­da, Foo Figh­ters.

Es­ta se­ma­na lle­ga­rá a Net­flix Back and Forth, el do­cu­men­tal en el que na­rran los pri­me­ros pri­me­ros 16 años de his­to­ria del gru­po. Es­to, por su­pues­to in­clu­ye la re­la­ción que te­nían con Kurt Co­bain (1967 – 1994) Da­ve Grohl y Pat Smear, quien fue­ra gui­ta­rris­ta de Nir­va­na has­ta la di­so­lu­ción de la ban­da.

Los pri­me­ros diez minutos del do­cu­men­tal tra­tan con cau­te­la es­tas re­la­cio­nes, pe­ro sus efec­tos se sien­ten du­ran­te to­do el au­dio­vi- sual: no ha­bría Foo Figh­ters sin lo que apren­dió Grohl de Co­bain. La im­bo­rra­ble gran­de­za de to­do lo que ha­bía crea­do Nir­va­na per­si­guió a Foo Figh­ters por los pri­me­ros años de su exis­ten­cia: des­de las pre­gun­tas que ha­cían los pe­rio­dis­tas en rue­das de pren­sa, co­mo las can­cio­nes que pe­dían los fans en ca­da con­cier­to.

La his­to­ria, se cuen­ta en los tér­mi­nos de Grohl, pa­ra bien y pa­ra mal. Quie­nes aman su tra­ba­jo con los Foo se po­drán dar gus­to oyen­do de la fuen­te có­mo fue ar­mar un gru­po des­de ce­ro y con esa som­bra en­ci­ma. Grohl ha­bla bre­ve­men­te de quie­nes le re­sen­tían ha­ber for­ma­do otra ban­da, aun­que nun­ca acla­ra las in­ten­cio­nes de­trás de es­ta de­ci­sión. De he­cho, a pe­sar de ser his­tó­ri­co, el do­cu­men­tal no acla­ra mu­chí­si­mos de­ta­lles del desa­rro­llo del gru­po.

No se ha­bla tam­po­co de quién fue la idea de pa­sar el pri­mer año de la ban­da via­jan­do por tres con­ti­nen­tes (al­go que ca­si ha­ce que se aca­be el gru­po), ni se di­ce quién fue el que es­co­gió al pro­duc­tor ti­rano que los pu­so a gra­bar el se­gun­do dis­co... Son de­ma­sia­das omi­sio­nes co­mo pa­ra no pre­gun­tar­nos, ¿qué es to­do lo que no nos quie­ren de­cir?

El do­cu­men­tal cul­mi­na con la gra­ba­ción del ál­bum Was­ting Light, en el que Da­ve Grohl ar­mó un es­tu­dio de gra­ba­ción en su pro­pio ga­ra­je, uno de los pri­me­ros pa­sos de Grohl pa­ra ha­cer su trans­for­ma­ción ha­cia el sal­va­dor del ro­can­rol.

Hay que dar­le al hom­bre cré­di­to, bas­tan­te de he­cho. Po­co mú­si­cos pue­den de­cir que: des­de que de­ci­die­ron ha­cer su pro­pia ban­da, ca­da uno de sus pa­sos han si­do par­te de la his­to­ria mo­der­na del rock. Pa­ra bien y pa­ra mal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.