Un jus­ti­cie­ro pa­ra to­da la eter­ni­dad

‘Arrow’ lle­ga a una sex­ta tem­po­ra­da con gran­des ex­pec­ta­ti­vas por par­te de los fa­ná­ti­cos del uni­ver­so de D.C. Es­ta vez el jus­ti­cie­ro ten­drá que am­pliar­se a fon­do pa­ra man­te­ner el or­den.

La Nacion (Costa Rica) - Teleguia - - TELEGUÍA RECOMIENDA - An­drés Díaz P. an­dres.diaz@na­cion.com

Qui­zá la ha­za­ña más ex­tra­or­di­na­ria con­cre­ta­da por Green Arrow es ha­ber al­can­za­do seis tem­po­ra­das en la pan­ta­lla chi­ca.

Sim­ple­men­te la gen­te no se abu­rre de las pe­ri­pe­cias de es­te ar­que­ro que im­par­te su jus­ti­cia en una ciu­dad con­ges­tio­na­da por el cri­men.

Más que un hé­roe, Green Arrow se ha con­ver­ti­do en un sím­bo­lo que ins­pi­ra al res­to de los ciu­da­da­nos y ahu­yen­ta al cri­men or­ga­ni­za­do. Sin em­bar­go, el sol no siem­pre bri­lla a fa­vor del jus­ti­cie­ro y sus se­res que­ri­dos.

La vi­da de vi­gi­lan­te le ha ases­ta­do gol­pes du­rí­si­mos al mi­llo­na­rio Oli­ver Queen y a su in­tré­pi­do al­ter ego.

Con el tiem­po es­te jus­ti­cie­ro ha com­pren­di­do que el pa­pel de hé­roe no se tra­ta de brin­dar pa­li­zas a los ma­los o un vo­lun­ta­ria­do de boy scout, sino de un eterno vai­vén en­tre la del­ga­da lí­nea que se­pa­ra un in­mo­ral ca­pri­cho de un ni­ño ri­co con el sen­ti­do del de­ber. re­to­mó el rum­bo de la se­rie y arre­gló el desas­tre de sus dos pre­de­ce­so­ras. Por suer­te, el pro­gra­ma re­com­pen­só a los fa­ná­ti­cas más fie­les con la apa­ri­ción de Pro­met­heus, uno de los vi­lla­nos más im­pre­sio­nan­tes ja­más vis­tos en la te­le-

vi­sión.

Pro­met­heus lle­vó a Green Arrow al lí­mi­te en una se­gui­di­lla de ca­pí­tu­los en los que se li­bró una ba­ta­lla psi­co­ló­gi­ca y fí­si­ca. Es­te personaje obli­gó a Oli­ver a dar un vis­ta­zo a to­dos los ma­los ac­tos que co­me­tió en el pa­sa­do y re­na­cer pa­ra asu­mir su rol co­mo vi­gi­lan­te.

El plan de Pro­met­heus consistía en atra­par a to­dos los se­res que­ri­dos de Oli­ver en la Is­la don­de el pro­ta­go­nis­ta desa­rro­lló sus ha­bi­li­da­des de acró­ba­ta y ase­sino. La idea de es­ta ma­quia­vé­li­co plan era crear una es­pe­cie de pur­ga­to­rio pa­ra juz­gar los pe­ca­dos.

Pa­ra de­te­ner al vi­llano, Green Arrow se vio obli­ga­do a for­jar una alian­za con una se­rie de vi­lla­nos co­mo Nis­sa Al Ghul, Mal­colm Merlyn Ca­pi­tán Boo­me­rang y a Sla­de Wil­son (Deaths­tro­ke), es­te

úl­ti­mo fue pro­ta­go­nis­ta de la se­gun­da tem­po­ra­da –pa­ra mu­chos la me­jor de la sa­ga–.

No obs­tan­te, Pro­met­heus tie­ne su pro­pio es­cua­drón en­ca­be­za­do por Black Si­ren, Evelyn Sharp y Ta­lia al Ghul. Tras una vio­len­ta con­fron­ta­ción, la tem­po­ra­da cul­mi­na con una ex­plo­sión en la Is­la. ¿Qué pa­só?

Lo que vie­ne.

El arran­que de es­ta nue­va se­sión se­rá la oca­sión pa­ra ver el es­ta­do de Fe­li­city, Dig, Thea, Lan­ce, Cur­tis, Re­né, Di­nah, Nys­sa, Sla­de Wil­son y Sa­mant­ha. Quie­nes ha­yan o no so­bre­vi­vi­do sin du­da mar­ca­rán el fu­tu­ro de Green Arrown, que aho­ra ten­drá que desa­rro­llar su la­do paterno, tras res­ca­tar a su hi­jo Wi­lliam.

Oli­ver Queen de­be­rá con­ti­nuar su cruzada por la se­gu­ri­dad de la ciu­da­da­nía. Las ame­na­zas es­ta­rán siem­pre la­ten­tes y enemi­gos dis­pues­tos a im­po­ner su jue­go, tal co­mo lo fue­ron sus más en­co­na­dos ri­va­les.

Es­ta nue­va tem­po­ra­da tam­bién pre­sen­ta la opor­tu­ni­dad pa­ra re­sol­ver al­gu­nos temas que se han in­ter­pues­to en su rol de jus­ti­cie­ro y en su com­pli­ca­da vi­da co­mo un ciu­da­dano más. Por ejem­plo, Oli­ver sa­be que de­be pro­te­ger a su her­ma­na, pe­ro las in­se­gu­ri­da­des del pa­sa­do y las cons­tan­tes de­pre­sio­nes le im­pi­den ba­jar la guardia.

Lo mis­mo ocu­rre con Fe­li­city. Tras in­ten­tar lle­var una re­la­ción sin que afec­te el tra­ba­jo de am­bos, Oli­ver ter­mi­nó por dar un pa­so al cos­ta­do y no ex­po­ner a Fe­li­city a los pe­li­gros pro­pios de ser no­via de Green Arrow y a las am­bi­güe­da­des de ser Oli­ver Queen.

La sex­ta tem­po­ra­da de Arrow ten­drá a es­te vi­gi­lan­te en una cons­tan­te ba­ta­lla con­tra sus de­mo­nios in­ter­nos, sus con­flic­tos de mo­ra­li­dad, mien­tras de equi­li­brar el com­ba­tir el cri­men con la im­par­ti­ción de jus­ti­cia.

Es­ta nue­va tem­po­ra­da es­ta­rá com­pues­ta por 23 epi­so­dios, ca­da uno du­ra­rá una ho­ra.

CORTESÍA DE WAR­NER. /

Des­pués de seis tem­po­ra­das, los de­mo­nios del pa­sa­do vuel­ven pa­ra ace­char al de­fen­sor en­ca­pu­cha­do. Es­ta vez la ba­ta­lla no se­rá sen­ci­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.