Fá­bu­las so­lo pa­ra ma­yo­res de 18

Adult Swim, el le­gen­da­rio blo­que de ani­ma­ción pa­ra adul­tos, re­gre­sa a la se­ñal de TBS La­ti­noa­mé­ri­ca con el hu­mor más ab­sur­do, fe­roz y trans­gre­sor

La Nacion (Costa Rica) - Teleguia - - TELEGUÍA RECOMIENDA - Danny Bre­nes danny.bre­nes@nacion.com

Si us­ted es fa­ná­ti­co del hu­mor más ne­gro, de la te­le­vi­sión más trans­gre­so­ra y de las ani­ma­cio­nes más in­com­pren­si­ble (aun­que, al mis­mo tiem­po, per­fec­ta­men­te ló­gi­cas y ra­zo­na­das), el año nue­vo le trae bue­nas no­ti­cias.

A par­tir del do­min­go 7 de enero, el ca­nal TBS emi­ti­rá pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca Adult Swim, el blo­que de ani­ma­ción pa­ra adul­tos del Car­toon Net­work, que reúne al­gu­nos de los pro­gra­mas más par­ti­cu­la­res y me­nos con­ven­cio­na­les que pue­den ver­se en una pan­ta­lla chi­ca.

Em­pe­ce­mos con la jo­ya de la co­ro­na: Ro­bot Chic­ken, el pro­gra­ma de cor­tos de hu­mor rea­li­za­dos con ani­ma­ción en la téc­ni­ca de stop-mo­tion, crea­do por el ac­tor Seth Green y Matt­hew Sen­reich.

Qui­zás el show más po­pu­lar de Adult Swim (sin con­tar a Rick and Morty, un fe­nó­meno cul­tu­ral por sí mis­mo que, por cier­to, no se anun­ció en­tre los pla­nes de pro­gra­ma­ción de TBS), Ro­bot Chic­ken se es­pe­cia­li­za en pa­ro­diar pro­gra­mas de te­le­vi­sión, pe­lí­cu­las, es­cán­da­los de ce­le­bri­da­des y otros acon­te­ci­mien­tos ac­tua­les con un hu­mor tan in­ma­du­ro que nin­gún adul­to po­dría re­sis­tir­se.

Las no­ches de fi­nes de se­ma­na en TBS tam­bién con­ta­rá con pro­gra­mas me­nos co­no­ci­dos pe­ro tan ab­sur­dos y di­ver­ti­dos co­mo Ro­bot Chic­ken.

De­mos un bre­ve pa­seo por Aqua Teen Hun­ger For­ce, una se­rie ani­ma­da que cuen­ta las aven­tu­ras de Mas­ter Sha­ke, Fry­lock y Meat­wad; el pri­me­ro es un re­fres­co, el se­gun­do una ca­ja de pa­pas fri­tas y el ter­ce­ro es una al­bón­di­ga, to­dos con ca­rac­te­rís­ti­ca an­tro­po­mor­fas y se­rios pro­ble­mas de adap­ta­ción so­cial en un mun­do de hu­ma­nos.

The Brak Show es una jo­ya des­co­no­ci­da que se cen­tra en la vi­da de Brak, un vi­llano de El fan­tas­ma del es­pa­cio, se­rie crea­da por Hanna-Bar­be­ra du­ran­te los años se­sen­ta. Otros per­so­na­jes se­cun­da­rios de aque­lla se­rie tam­bién pu­lu­lan el uni­ver­so de Brak, con­tan­do su vi­da des­pués de la fa­ma.

En Squid­bi­llies, los per­so­na­jes li­dian con adicciones, pros­ti­tu­ción, la­bo­ra­to­rios de me­tan­fe­ta­mi­na, pe­leas de bar, em­ba­ra­zos no desea­dos, apa­ri­cio­nes de Je­su­cris­to (sí, en se­rio) y dis­cri­mi­na­ción ra­cial: to­dos esos in­gre­dien­tes que per­mean nues­tra reali­dad, pe­ro que en es­ta se­rie le pa­san a una fa­mi­lia de ca­la­ma­res, en­ton­ces es gra­cio­so.

Es­tas y otras se­ries se emi­ti­rán des­de su primer ca­pí­tu­lo, lo que per­mi­ti­rá que nue­vos te­le­vi­den­tes se en­gan­chen con el hu­mor del blo­que des­de sus ini­cios. No se preo­cu­pe, la irre­ve­ren­cia arran­ca des­de el primer mi­nu­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.