La Nacion (Costa Rica) - VIVA - - Portada - Can­tau­tor ar­gen­tino

El es­ta­dio de Ri­ver es un templo pa­ra la mú­si­ca ar­gen­ti­na que mu­chas ve­ces es­tá su­je­to a ar­tis­tas in­ter­na­cio­na­les; ahí va­mos a ver a Ro­ger Wa­ters, por ejem­plo. ”Son po­cos los ar­tis­tas na­cio­na­les que tie­nen la opor­tu­ni­dad de lle­gar ahí. ”Cuan­do ha­cía la gi­ra pro­mo­cio­nal pa­ra es­tos con­cier­tos me pre­gun­ta­ron en qué mo­men­to se da cuen­ta uno de que es­tá lis­to pa­ra ha­cer Ri­ver, pe­ro no, nun­ca se es­tá, nun­ca. Uno so­lo se lo pro­po­ne y es­pe­ra el apo­yo del pú­bli­co”.

En Ar­gen­ti­na to­co mu­cho, así que el pú­bli­co sa­be que la lis­ta de can­cio­nes siem­pre cam­bia. En el ca­so de Ri­ver, que­ría­mos te­ner los dos re­gis­tros por igual. La gran ven­ta­ja es que son 23 años de mú­si­ca bas­tan­te con­cep­tua­les, por­que yo nun­ca can­té na­da que no me iden­ti­fi­ca­ra, así que po­día can­tar una can­ción de ha­ce 15 años co­mo si fue­ra to­tal­men­te nue­va, con la mis­ma emo­ción que me sigue con­mo­vien­do, tal co­mo fue ha­ce tan­to tiem­po.

Un buen ami­go mío, el mú­si­co es­pa­ñol Lei­va, siem­pre di­ce que le re­sul­ta cu­rio­so te­ner que ha­blar de mú­si­ca, por­que uno cuen­ta de su mú­si­ca can­tan­do. Nun­ca abor­do nin­gún país con una es­tra­te­gia de mer­ca­deo por­que no con­si­de­ro a las per­so­nas un mer­ca­do, con­si­de­ro que la mú­si­ca nos afec­ta de una ma­ne­ra de­ter­mi­na­da. Pue­do de­cir­le al pú­bli­co nue­vo que es­cu­che las can­cio­nes y que si al­go les su­ce­de, es­tán in­vi­ta­dos al con­cier­to, por­que ahí es don­de la co­ne­xión su­ce­de real­men­te. Con­si­de­ro que, en tres mi­nu­tos de can­ción, di­go más de lo que pue­da en dos ho­ras de con­ver­sa­ción”.

En los mo­men­tos en que uno es­tá arri­ba en el es­ce­na­rio, lo que se pre­ten­de es te­ner la ma­yor con­cien­cia del mo­men­to pa­ra ex­pe­ri­men­tar con to­dos los sen­ti­dos. ”Si re­cu­rro a mi me­mo­ria emo­ti­va, pue­do re­cor­dar tem­pe­ra­tu­ra de la piel, aro­mas, so­ni­dos o imá­ge­nes; pe­ro la in­ten­ción de es­te tra­ba­jo era com­par­tir el re­gis­tro

Una de las co­sas más bo­ni­tas que me su­ce­de es ha­cer mú­si­ca de la mis­ma for­ma que yo es­cu­cho mú­si­ca co­mo pú­bli­co. Des­de ni­ño es­cu­cho mu­chos gé­ne­ros al mis­mo tiem­po, ca­da gé­ne­ro me con­mue­ve de una for­ma par­ti­cu­lar y por eso es que me en­can­ta ha­cer mú­si­ca con la mis­ma li­ber­tad. Me en­can­ta usar la mú­si­ca que es­cu­cho ca­da día de­pen­dien­do de có­mo me sien­to, de qué voy a ha­cer, en qué lu­gar es­toy. Mu­si­ca­li­zar mi vi­da y usar los gé­ne­ros exis­ten­tes me ha­ce sentir muy bien; a la ho­ra de con­tar mis co­sas a tra­vés de la mú­si­ca y ha­cer­lo de esa ma­ne­ra se sien­te bien.

Es­toy vi­vien­do un mo­men­to ar­mó­ni­co en mi vi­da y en mi ca­rre­ra. Ten­go 34 años de edad; de esos, 23 han si­do en la mú­si­ca, lo que quie­re de­cir es que ten­go el aplo­mo de una per­so­na que ya tie­ne ex­pe­rien­cia en al­go y al mis­mo tiem­po la sed y el ham­bre que ten­go por apren­der. ”El apren­di­za­je son he­rra­mien­tas con las que uno pue­de cons­truir, así que, de aquí a 25 años, cuan­do ten­ga más anéc­do­tas que con­tar que pre­gun­tas que res­pon­der­me, la his­to­ria se­rá otra. ”Al día de hoy, in­de­pen­dien­te­men­te de ha­ber vi­vi­do mu­chas co­sas, soy un ado­les­cen­te en cuan­to a co­no­ci­mien­tos”.

Más de que na­cí pa­ra can­tar, es­toy convencido de que la mú­si­ca se ha con­ver­ti­do, gra­cias a Dios, en mi idio­ma, en mi for­ma de ha­blar. Cuan­do era ni­ño no era tí­mi­do, pe­ro ha­bía emo­cio­nes a las cua­les no sa­bía po­ner­le pa­la­bras. Cuan­do em­pe­cé a ha­cer mú­si­ca, esa era mi ma­ne­ra más cer­te­ra de de­cir co­sas que de otra ma­ne­ra no lo­gra­ba. Hoy no ten­go nin­gún in­con­ve­nien­te en ha­blar de na­da, me gus­ta el ar­te de la con­ver­sa­ción, pe­ro con­si­de­ro que, en so­lo tres mi­nu­tos de can­ción, di­go más de lo que pue­da en dos ho­ras de con­ver­sa­ción.

¿Có­mo va a ser mi pri­mer con­cier­to acá? Mi in­ten­ción es po­ner­me al día con el pú­bli­co cos­ta­rri­cen­se. Va­mos a re­co­rrer 23 años, los 12 dis­cos; va­mos a ha­cer mu­chas can­cio­nes de to­das las épo­cas. Co­mo ven­dré con to­da mi ban­da, va­mos a ha­cer un buen lío so­bre el es­ce­na­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.