El vio­li­nis­ta pre­so

La Nacion (Costa Rica) - - EL MUNDO -

CA­RA­CAS,

El jo­ven ve­ne­zo­lano que to­ca el vio­lín en las protestas con­tra el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro, fue impu­tado es­te do­min­go por “ins­ti­ga­ción”, tres días des­pués de ser de­te­ni­do en Ca­ra­cas, en me­dio de cho­ques en­tre manifestantes y cuer­pos de se­gu­ri­dad, in­for­mó una or­ga­ni­za­ción no gu­ber­na­men­tal de­fen­so­ra de de­re­chos hu­ma­nos.

Wuilly Ar­tea­ga, de 23 años y arres­ta­do el pa­sa­do jue­ves en Ca­ra­cas, afron­ta car­gos de “ins­ti­ga­ción pú­bli­ca y po­se­sión de sus­tan­cia in­cen­dia­ria” en una cor­te de la ca­pi­tal, se­ña­ló Al­fre­doRo­me­ro, director de la or­ga­ni­za­ción Fo­ro Pe­nal.

Tam­bién le fue im­pues­ta una fian­za cu­yo mon­to no tras­cen­dió, pe­ro que, se­gún Ro­me­ro, el jo­ven no es­tá en ca­pa­ci­dad de pa­gar, por lo que se­gui­rá pre­so en un des­ta­ca­men­to de la mi­li­ta­ri­za­da Guar­dia Na­cio­nal en el oes­te de Ca­ra­cas.

Ro­me­ro ne­gó que Ar­tea­ga tu­vie­ra con­si­go ar­te­fac­tos in­cen­dia­rios y de­nun­ció que lo obli­ga­ron a pre­sen­tar­se con un de­fen­sor­pú­bli­co, a pe­sar de­que el Fo­ro Pe­nal ofre­ció re­pre­sen­tar­lo.

Aun si pa­ga­ra la fian­za, el mú­si­co per­ma­ne­ce­ría pre­so de 30 a 40 días, de acuer­do con Ro- me­ro.

Ar­tea­ga se ha con­ver­ti­do en un ícono de las ma­ni­fes­ta­cio­nes en Venezuela, al ase­gu­rar que con su vio­lín quie­re dar “un men­sa­je de paz” en­tre vio­len­tos dis­tur­bios que han de­ja­do 120 muer­tos en cua­tro me­ses.

Unas4.500 per­so­nas­han­si­do arres­ta­das des­de el 1.° de abril, de las que un mi­llar con­ti­núa en pri­sión, se­gún Fo­ro Pe­nal.

El pa­sa­do 22 de ju­lio, Ar­tea­ga re­sul­tó he­ri­do en el ros­tro por per­di­go­nes. “No me van a ame­dren­tar. Va­mos a se­guir en la lu­cha”, di­jo en­ton­ces en un vi­deo des­de la ca­mi­lla de una clí­ni­ca, con los la­bios hin­cha­dos.

AFP.

Wuilly Ar­tea­ga, de 23 años, se ha con­ver­ti­do en un ícono de las protestas en Venezuela. Con su vio­lín, bus­ca lle­var un men­sa­je de paz, en me­dio de la vio­len­cia que se ha acre­cen­ta­do en los úl­ti­mos me­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.