‘Al ver­nos con el 3 a 0 a fa­vor pu­do dar­se al­gu­na re­la­ja­ción’

El asis­ten­te téc­ni­co de Sa­pris­sa re­sal­tó el ni­vel del equi­po en los pri­me­ros 35 mi­nu­tos, pe­ro acep­tó que lue­go de­ca­ye­ron

La Nacion (Costa Rica) - - PURO DEPORTE - JO­SÉ PA­BLO AL­FA­RO jo­se.al­fa­ro@nacion.com

Vla­di­mir Que­sa­da, asis­ten­te téc­ni­co de Sa­pris­sa, aten­dió los me­dios an­te la au­sen­cia del ti­mo­nel Car­los Wat­son por una ope­ra­ción en su bo­ca. Que­sa­da re­cal­có las vir­tu­des de los mo­ra­dos pa­ra lo­grar cua­tro go­les, pe­ro acep­tó que pu­die­ron re­la­jar­se y por lo tan­to re­ci­bie­ron dos tan­tos. --- El los pri­me­ros mi­nu­tos el equi­po se vio su­pe­rior e in­ten­so, ¿es lo que más se ase­me­ja a lo que pre­ten­den?

--- Esa es nues­tra idea fut­bo­lís­ti­ca. En los pri­me­ros 30 o 35 mi­nu­tos se hi­zoun gran­des­gas­te y es lo que se quie­re en los 90 mi­nu­tos, pe­ro es im­po­si­ble pa­ra cual­quier equi­po del mundo man­te­ner ese rit­mo ofen­si­vo.

”Pre­ten­de­mos man­te­ner ese fun­cio­na­mien­to en un 80% u 85% del jue­go, aun­que no se va a con­se­guir de la no­che a la ma­ña­na. No es lo mis­mo en­tre­nar que ju­gar”. --- ¿Se re­la­ja­ron con el 3 a 0? --- Po­dría ser. Sin em­bar­go, no creo que se hi­cie­ra de for­ma cons­cien­te. Con el es­fuer­zo que hi­cie­ron los mu­cha­chos en el arran­que y al ver­nos­con el 3 a 0 pu­do dar­se al­gu­na re­la­ja­ción, que con­lle­vó a dar­nos al­gu­nos per­mi­sos. Car­me­li­ta apro­ve­chó y su­po des­con­tar. --- ¿Qué va­lo­ra­ción ha­ce de los re­fuer­zos Luis Pé­rez, Jerry Bengt­son y Hen­ri­que Mou­ra? --- La ca­li­fi­ca­ción pa­ra los tres re­fuer­zos es al­ta. El de­rro­che fí­si­co de Bengt­son y Pé­rez se vio re­fle­ja­do en el mar­co con­tra­rio y es im­por­tan­te pa­ra no­so­tros. La ge­ren­cia de­por­ti­va y el profesor Car­los Wat­son los tra­je­ron pa­ra es­to. Ade­más, Mou­ra­nos da una mano enun

pun­to que ne­ce­si­tá­ba­mos. --- ¿A qué se de­bió la su­plen­cia de Ulises Se­gu­ra?

--- Ulises fue es­te­lar del equi­po en los úl­ti­mos dos o tres tor­neos. El pro­ble­ma pa­ra él fue que lle­gó ca­si una se­ma­na an­tes de em­pe­zar el tor­neo y el profesor ha­bía tra­ba­ja­do ya con un gru­po de ju­ga­do­res pa­ra el par­ti­do con­tra Car­me­li­ta. Nor­mal­men­te se les res­pe­ta a los que son se­lec­cio­na­dos, pe­ro no po­día­mos ser tan in­gra­tos con los mu­cha­chos que ve­nía tra­ba­jan­do ha­ce va­rias se­ma­nas. A par­tir del mar­tes to­do es bo­rrón y cuen­ta nue­va, to­dos em­pe­za­rán a com­pe­tir. --- Ano­ta­ron cua­tro go­les, pe­ro re­ci­bie­ron dos: ¿les preo­cu­pa? --- Lo ve­mos co­mo que así es el fút­bol. No de­be­ría dar­se, el ideal era que hi­cié­ra­mos las cua­tro ano­ta­cio­nes y has­ta más, por­que tu­vi­mos opor­tu­ni­da­des. Sin em­bar­go, fue un arran­que de un gran ni­vel fut­bo­lís­ti­co y rit­mo ofen­si­vo, es nor­mal que de­ca­yé­ra­mos un poco. ■

RA­FAEL PA­CHE­CO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.