Po­bre­za se ali­via en los ex­tre­mos de Cos­ta Ri­ca

Re­gio­nes Cho­ro­te­ga y Brun­ca me­jo­ran gra­cias a in­ver­sión

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Pa­tri­cia Lei­tón plei­ton@na­cion.com

La que en el año 2000 fue la se­gun­da re­gión más po­bre del país, la Cho­ro­te­ga (prin­ci­pal­men­te Gua­na­cas­te) es hoy la se­gun­da me­nos po­bre.

Por su par­te, la Re­gión Brun­ca (in­clu­ye Pérez Ze­le­dón, Bue­nos Ai­res y Gol­fi­to, en­tre otros), que al­ber­ga­ba a los ho­ga­res con­ma­yo­res ne­ce­si­da­des en el 2010, fue sus­ti­tui­da por la Pa­cí­fi­co Cen­tral (es­pe­cial­men­te Pun­ta­re­nas).

Es así co­mo en sie­te años, en los cua­les son com­pa­ra­bles los da­tos de las En­cues­tas Na­cio­na­les de Ho­ga­res del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Cen- sos (INEC), el ma­pa de la po­bre­za en Cos­ta Ri­ca ha va­ria­do.

En los ex­tre­mos del país (las re­gio­nes Cho­ro­te­ga y Brun­ca) la po­bre­za se ali­vió, pe­ro en la cos­ta pa­cí­fi­ca y en la Re­gión Hue­tar Nor­te (in­clu­ye San Car­los, Los Chi­les, Puer­to Vie­jo) hay un de­te­rio­ro.

Los cam­bios más dra­má­ti­cos se die­ron en­tre el 2014 y el 2017, cuan­do el por­cen­ta­je de ho­ga­res po­bres ba­jó ca­si 11 pun­tos en la Re­gión Cho­ro­te­ga y ca­si 7 pun­tos en la Brun­ca.

Pa­blo Sau­ma, di­rec­tor del Ob­ser­va­to­rio del Desa­rro­llo de la Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca, ela­bo­ró una se­rie más lar­ga de po­bre­za en la Re­gión Cho­ro­te­ga en­la­zan­do se­ries de di­fe­ren­tes en­cues­tas y de­ter­mi­nó que la re­duc­ción de la po­bre­za en es­ta re­gión del país es un fe­nó­meno de lar­go pla­zo.

“El pro­ce­so de re­duc­ción de la po­bre­za se ini­ció des­de la pri­me­ra par­te de los años 90, y fue bas­tan­te sos­te­ni­do has­ta la cri­sis del 2008, en que au­men­tó y se man­tu­vo al­ta por va­rios años y co­men­zó a ba­jar nue­va­men­te a par­tir del 2015”, co­men­tó el di­rec­tor Sau­ma.

Se­gún es­ta se­rie, a ini­cios de los años 90, en la Re­gión Cho­ro­te­ga, ca­si la mi­tad de los ho­ga­res era po­bre; 27 años des­pués son la quin­ta par­te de los ho­ga­res los que se en­cuen­tran en di­cha con­di­ción.

¿Qué pa­só en es­tas re­gio­nes? Se­gún las con­sul­tas rea­li­za­das a Sau­ma, a Na­ta­lia Mo­ra­les, coor­di­na­do­ra del ca­pí­tu­lo so­cial del Es­ta­do de La Na­ción, y a Emilio Arias, pre­si­den­te del Ins­ti­tu­to Mix­to de Ayu­da de So­cial (IMAS), hay al me­nos tres fac­to­res que han in­flui­do en la Re­gión Cho­ro­te­ga: el cam­bio eco­nó­mi­co que im­pac­ta el mer­ca­do la­bo­ral de la zo­na, la in­ver­sión pú­bli­ca y la ayu­da es­ta­tal.

“Mi ar­gu­men­to per­so­nal es que la re­duc­ción de la po­bre­za en esa re­gión es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­da con la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, im­pul­sa­da por la gran di­ver­si­fi­ca­ción pro­duc­ti­va tan­to en la par­te agro­pe­cua­ria y agroin­dus­trial, co­mo en otras ac­ti­vi­da­des secundarias , así co­mo los ser­vi­cios, que van más allá­de­los de­di­ca­dos al tu­ris­mo, pues in­clu­ye edu­ca­ción, ser­vi­cios mé­di­cos, ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les de to­do ti­po, edu­ca­ción, et­cé­te­ra.”, co­men­tó Sau­ma.

En 1984, se­gún el cen­so de ese año, el 53% de la po­bla­ción de esa re­gión tra­ba­ja­ba en la­bo­res pri­ma­rias (agri­cul­tu­ra y ga­na­de­ría, por ejem­plo). En el cen­so del 2011 el 65% de la po­bla­ción la­bo­ra­ba en ser­vi­cios.

Pi­lar Ra­mos, coor­di­na­do­ra del área de Di­vul­ga­ción Es­ta­dís­ti­ca del INEC, aña­dió que pue­de ha­ber tam­bién una mi­gra­ción de pro­fe­sio­na­les ha­cia esa pro­vin­cia, que lle­gan a ele­var el in­gre­so pro­me­dio de los ho­ga­res.

Mo­ra­les, por su par­te, lla­mó la aten­ción en el cre­ci­mien­to de la ur­ba­ni­za­ción en Gua­na­cas­te, la cual se ha fa­ci­li­ta­do por la in­ver­sión­pú­bli­ca en la re­gión­con la am­plia­ción del pro­yec­to de rie­go, la nue­va ca­rre­te­ra en­tre Ca­ñas­yLi­be­ra y las me­jo­ras en el ae­ro­puer­to de Li­be­ria.

Tam­bién, a la Re­gión Cho­ro­te­ga la ha im­pul­sa­do la ayu­da es­ta­tal.

Se­gún in­for­ma­ción su­mi­nis­tra­da por el IMAS, el be­ne­fi­cio au­men­tó fuer­te­men­te en­tre el 2010 y el 2016 al pa­sar de ca­si ¢80.000 mi­llo­nes a ¢115.000 mi­llo­nes, un in­cre­men­to de 45%. En la Re­gión Cho­ro­te­ga fue don­de más cre­ció di­cho apor­te es­ta­tal en­tre los años 2010 y 2016 (subió un 128%).

Otro fac­tor, que aña­dió Arias, es que en Gua­na­cas­te tam­bién se apli­có un plan pi­lo­to me­dian­te el cual, en una alian­za en­tre el sec­tor pú­bli­co y pri­va­do, se ha ca­pa­ci­ta­do a las per­so­nas pa­ra que pue­dan tra­ba­jar en los em­pleos que es­tán ofre­cien­do las em­pre­sas.

Por ejem­plo, si las fir­mas de­man­dan per­so­nal que ha­ble in­glés, en­ton­ces el sec­tor pú­bli­co ofre­ce op­cio­nes a la po­bla­ción pa­ra apren­der es­ta len­gua

En la Re­gión Brun­ca, la po­bre­za ha­bía subido bas­tan­te has­ta el 2014, pe­ro a par­tir de ahí co­men­zó a ba­jar, aun­que si­gue sien­do una de las que tie­ne los ho­ga­res más ne­ce­si­ta­dos del país.

Pa­ra Sau­ma, es po­si­ble que las trans­fe­ren­cias mo­ne­ta­rias de los pro­gra­mas asis­ten­cia­les es­tén desem­pe­ñan­do un pa­pel cla­ve en los úl­ti­mos años en la Re­gión Brun­ca. No obs­tan­te, ex­pli­có que es una re­gión que ha en­fren­ta­do vo­la­ti­li­dad en los re­sul­ta­dos y, en­ton­ces, lo que ha su­ce­di­do en los úl­ti­mos cua­tro años es po­co tiem­po pa­ra ga­ran­ti­zar que la re­duc­ción sea real­men­te sos­te­ni­da.

RA­FAEL MU­RI­LLO

La in­ver­sión pú­bli­ca, co­mo la cons­truc­ción de la ca­rre­te­ra Li­be­ria-Ca­ñas, ha ge­ne­ra­do un im­pac­to en los in­di­ca­do­res so­cio­eco­nó­mi­cos de la Re­gión Cho­ro­te­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.