Fis­ca­lía an­ti­co­rrup­ción bo­rró a Johnny Ara­ya de ex­pe­dien­te ju­di­cial

AFun­cio­na­ria ju­di­cial de­nun­cia in­ter­ven­ción de Cel­so Gam­boa y su asis­ten­te Jus­to López AA­ra­ya en­vió car­ta a fis­ca­la Be­re­ni­ce Smith pa­ra que se le ex­clu­ye­ra del ex­pe­dien­te

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Mer­ce­des Agüe­ro y Ca­mi­la Sa­la­zar ma­gue­ro@na­cion.com

“YO NO RE­CUER­DO HA­BER CON­VER­SA­DO CON NIN­GUNO DE ELLOS (GAM­BOA Y JUS­TO LÓPEZ). YO SEN­CI­LLA­MEN­TE MANDÉ UNA CAR­TA Y PE­DÍ QUE ME ACLA­RA­RAN AL­GO QUE PA­RA MÍ ERA LÓ­GI­CO. ME SOR­PREN­DIÓ QUE MI NOM­BRE SI­GUIE­RA SA­LIEN­DO EN ESE CA­SO. Johnny Ara­ya Al­cal­de de San José

La Fis­ca­lía de Pro­bi­dad, Trans­pa­ren­cia y An­ti­co­rrup­ción eli­mi­nó el nom­bre de Johnny Ara­ya Monge de un ex­pe­dien­te ju­di­cial en el que se le in­ves­ti­ga­ba, jun­to a otras tres per­so­nas, por el su­pues­to de­li­to de in­fluen­cia con­tra la ha­cien­da pú­bli­ca.

Se­gún la que­ja pre­sen­ta­da por una fun­cio­na­ria ju­di­cial el pa­sa­do 23 de oc­tu­bre, de la cual

La Na­ción tie­ne co­pia, en la ges­tión en fa­vor de Ara­ya ha­brían in­ter­ve­ni­do los en­ton­ces fis­cal ad­jun­to Cel­so Gam­boa y el asis­ten­te de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral, Jus­to Pas­tor López.

Es­to le per­mi­tió al ac­tual al­cal­de de San José no apa­re­cer con in­ves­ti­ga­cio­nes ju­di­cia­les pen­dien­tes cuan­do fi­gu­ra­ba co­mo can­di­da­to en la elec­ción mu­ni­ci­pal de fe­bre­ro de 2016.

Aun­que fi­nal­men­te los otros tres in­ves­ti­ga­dos en la cau­sa fue­ron so­bre­seí­dos, en ju­lio del año pa­sa­do, pa­ra ese en­ton­ces el po­lí­ti­co ya ha­bía des­apa­re­ci­do del ex­pe­dien­te.

En su ca­so, en el Sis­te­ma de Ges­tión de la Fis­ca­lía de Pro­bi­dad no cons­ta que se ha­ya dic­ta­do una des­es­ti­ma­ción o so­bre­sei­mien­to por par­te de un juez.

Al res­pec­to, el al­cal­de jo­se­fino ase­gu­ró que no re­cuer­da ha­ber con­ver­sa­do con Gam­boa o López pa­ra es­ta di­li­gen­cia y que, aun­que ha­bía si­do de­nun­cia­do, no de­bía apa­re­cer en la cau­sa. “El pro­ce­di­mien­to que yo hi­ce fue nor­mal; fue pe­dir que me acla­ra­ran”, ale­gó.

El ca­so. Los he­chos se re­mon­tan a di­ciem­bre del 2015, po­co an­tes de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les. En esa opor­tu­ni­dad, La Na

ción pi­dió a la Fis­ca­lía Ge­ne­ral co­rro­bo­rar si Ara­ya y los otros 604 can­di­da­tos a al­cal­des te­nían in­ves­ti­ga­cio­nes abier­tas.

La ofi­ci­na de pren­sa res­pon­dió que Ara­ya fi­gu­ra­ba en el ex­pe­dien­te 12-000096-0621-PE, co­mo par­te de una de­nun­cia por el apa­ren­te de­li­to de in­fluen­cia con­tra la ha­cien­da pú­bli­ca, es­ti­pu­la­do en el ar­tícu­lo 57 de la ley con­tra la co­rrup­ción y en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to.

Lain­for­ma­ción enviada a es­te me­dio pro­vo­có que la je­fa de pren­sa del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, Ta­tia­na Var­gas, fue­ra in­ter­pe­la­da por el en­ton­ces fis­cal ad­jun­to Cel­so Gam­boa.

Así lo afir­mó la fun­cio­na­ria, el pa­sa­do 23 de oc­tu­bre, en una de­cla­ra­ción ren­di­da al ser ci­ta­da a com­pa­re­cer an­te el tri­bu­nal de la Ins­pec­ción Ju­di­cial, co­mo par­te de las in­ves­ti­ga­cio­nes que si­gue ese ór­gano re­la­cio­na­das con el ca­so del ce­men­to chino.

“Me pre­gun­ta­que por qué yo en­vié esa in­for­ma­ción si Johnny (Ara­ya) no te­nía nin­gu­na cau­sa. Yo le con­tes­to que Pro­bi­dad me con­fir­mó, me­dian­te un correo, la exis­ten­cia de la mis­ma, que es­ta­ba en trá­mi­te

”Él me di­ce que ya re­vi­só el ex­pe­dien­te y que no es­tá im­pli­ca­do. En el mis­mo ac­to, le pi­de a Jus­to (López) que lla­me por te­lé­fono al se­ñor Ara­ya pa­ra de­cir­le que man­de una no­ta a la Fis­ca­lía de Pro­bi­dad so­li­ci­tan­do cer­ti­fi­ca­ción de que él no fi­gu­ra co­mo impu­tado y que lo en­víe al me­dio de co­mu­ni­ca­ción.

”Jus­to sa­le de la ofi­ci­na pa­ra ha­cer la lla­ma­da por su te­lé­fono ce­lu­lary­cuan­do re­gre­sa le di­ce a Cel­so que Johnny le pi­dió a él (López) que re­dac­te la car­ta, a lo que Cel­so le con­tes­ta, que Johnny es un ca­be­za de te­flón y que se la re­dac­te”, se lee en la de­cla­ra­ción de Var­gas.

Por su par­te, el hoy ma­gis­tra­do Cel­so Gam­boa –ele­gi­do el 11 de fe­bre­ro de 2016–, ase­gu­ró que no tu­vo nin­gu­na in­ter­ven­ción di­rec­ta en el trá­mi­te de Ara­ya, pe­ro sí co­no­ció el ca­so por­que lle­gó a la Fis­ca­lía Ge­ne­ral.

“Johnny Ara­ya pre­sen­tó un re­cla­mo por­que apa­re­cía en los re­gis­tros in­for­má­ti­cos; se le pre­gun­tó a la fis­cal si era impu­tado o de­nun­cia­do y ella di­jo quee­ra de­nun­cia­doy no fi­gu­ra­ba co­mo impu­tado. En­ton­ces, don Johnny pi­dió una cer­ti­fi­ca­ción pa­ra ese efec­to y así se ex­ten­dió”, ase­ve­ró Gam­boa.

Ayer se tra­tó de con­tac­tar a Jus­to Pas­tor López; sin em­bar­go, no res­pon­dió a las lla­ma­das he­chas a su ce­lu­lar.

La Na­ción in­ten­tó am­pliar de­ta­lles con Var­gas, pe­ro de­cli­nó re­fe­rir­se . “Al tra­tar­se de una in­ves­ti­ga­ción dis­ci­pli­na­ria en la cual fi­gu­ro co­mo tes­ti­go, no me es po­si­ble con­tes­tar nin­gu­na de sus pre­gun­tas”, di­jo.

Trá­mi­te rá­pi­do. La car­ta que, se­gún el tes­ti­mo­nio de la je­fa de pren­sa, su­gi­rió Cel­so Gam­boa, efec­ti­va­men­te fue enviada por Ara­ya a la Fis­ca­lía de Pro­bi­dad.

Es­te me­dio tu­vo co­pia del do­cu­men­to, en enero del 2016, cuan­do el ac­tual al­cal­de lo en­vió co­mo prue­ba de que no es­ta­ba impu­tado en la cau­sa.

En la mi­si­va di­ri­gi­da a Be­re­ni­ce Smith Bo­ni­lla, en­ton­ces fis­ca­la ad­jun­ta de Pro­bi­dad, Ara­ya so­li­ci­tó una cer­ti­fi­ca­ción de que él no fi­gu­ra­ba co­mo par­te del ex­pe­dien­te.

“Pi­do que se co­rri­ja el asien­to

Ex­trac­to de la de­cla­ra­ción que brin­dó la je­fa de pren­sa del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co an­te la Ins­pec­ción Ju­di­cial. En enero de 2016, Johnny Ara­ya en­vió una car­ta a la fis­ca­la ad­jun­ta Be­re­ni­ce Smith, pa­ra so­li­ci­tar que lo ex­clu­ye­ran de una cau­sa ju­di­cial. día des­pués, la fis­ca­la Na­ta­lia Ro­jas res­pon­dió a Ara­ya que iba a pro­ce­der a eli­mi­nar­lo del ex­pe­dien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.