MEP des­cu­bre a ni­ños de es­cue­la y kín­der que la­bo­ran

En el agro, en la ca­lle y en ven­tas 426 alum­nos de me­nos de 12 años te­nían un em­pleo y, de ellos, 55 de­ja­ron de es­tu­diar Re­gio­nes don­de es más co­mún Si­tios en que pre­do­mi­na tra­ba­jo in­fan­til son Car­ta­go, Ala­jue­la, Co­to, San Car­los y Li­món

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Da­nie­la Cer­das E. da­nie­la.cer­das@nacion.com

La jor­na­da de un ni­ño de 10 años, ve­cino de Sa­ra­pi­quí, co­men­za­ba a las 7 a. m. en la es­cue­la y ter­mi­na­ba a al­tas ho­ras de la no­che. Él tra­ba­ja­ba en un bar ca­pi­ta­lino co­bran­do la en­tra­das de los even­tos que allí se or­ga­ni­za­ban.

Los pa­tro­nos eran sus pro­pios pa­dres, los pro­pie­ta­rios del in­mue­ble.

El año pa­sa­do, el Pa­tro­na­to Na­cio­nal de la In­fan­cia (PANI) aten­dió el ca­so, el cual no era úni­co.

En su aná­li­sis anual del 2016, el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción Pú­bli­ca (MEP) des­cu­brió que 405 ni­ños de en­tre sie­te y 12 años la­bo­ra­ban al tiem­po que es­tu­dia­ban. De ellos, las do­cen­tes re­por­ta­ron que 41 no vol­vie­ron más al cen­tro edu­ca­ti­vo pa­ra de­di­car­se a tra­ba­jar.

“En cuan­to a las ac­ti­vi­da­des que rea­li­zan los me­no­res que es­tu­dian y tra­ba­jan, es­tán las la­bo­res de agri­cul­tu­ra, ac­ti­vi­da­des do­més­ti­cas (no for­ma­ti­vas), ser­vi­cios y ven­tas en vía pú­bli­ca son las que al­can­zan las ci­fras más al­tas.

”Es­tos ni­ños tam­bién tra­ba­jan en pes­ca y ex­trac­ción de mo­lus­cos; ga­na­de­ría, cons­truc­ción, em­pa­que y tras­la­do de mer­ca­de­rías, men­di­ci­dad, ven­tas en lo­ca­les co­mer­cia­les, ven­tas en las fe­rias del agri­cul­tor y otros”, in­for­mó el MEP.

El Mi­nis­te­rio, in­clu­si­ve, ha­lló que otros 21 in­fan­tes que asis­tían a cla­ses de prees­co­lar, me­no­res de sie­te años, tra­ba­ja­ban lue­go de ir a lec­cio­nes; de ellos, 14 fue­ron sa­ca­dos por sus pa­dres del sis­te­ma edu­ca­ti­vo.

La Di­rec­ción Re­gio­nal de San Car­los del MEP re­por­tó, el año pa­sa­do, que dos pe­que­ños y dos ni­ñas de prees­co­lar, lue­go de cla­ses, tra­ba­ja­ban en la vía pú­bli­ca en la ven­ta de flo­res, pe­rió­di­cos, la­pi­ce­ros, chi­cles y co­mi­das, en­tre otros. Uno más lo ha­cía en agri­cul­tu­ra y ga­na­de­ría.

Ro­xa­na Gó­mez, de la Di­rec­ción de Vi­da Estudiantil del Mi­nis­te­rio, ex­pli­có que esa en­ti­dad reporta los ca­sos an­te el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial (MTSS) , el PANI y, de­pen­dien­do del ca­so, has­ta al Or­ga­nis­mo de In­ves­ti­ga­ción Ju­di­cial (OIJ). Se­gún ella, los do­cen­tes in­ten­tan dar­le se­gui­mien­to al me­nor pa­ra que no de­je de es­tu­diar.

El ar­tícu­lo 92 del Có­di­go de la Ni­ñez y la Ado­les­cen­cia (Ley N.° 7739, de 1998) es­ta­ble­ce que el tra­ba­jo de las per­so­nas me­no­res de 15 años es­tá ab­so­lu­ta­men­te prohi­bi­do.

En el 2016, el MEP re­por­tó a 1.642 ado­les­cen­tes de en­tre 12 y 15 años que com­bi­na­ban sus es­tu­dios con el tra­ba­jo, mien­tras que 89más dee­sa edad­de­ja­ron el co­le­gio pa­ra la­bo­rar.

El tra­ba­jo, en ca­so de los ma­yo­res de 15 años y me­no­res de 18, es­tá per­mi­ti­do en el país, pe­ro no pue­den ha­cer­lo por más de seis ho­ras, de­ben es­tar asegurados y es­tar es­tu­dian­do. No pue­den rea­li­zar nin­gu­na ac­ti­vi­dad pe­li­gro­sa e in­sa­lu­bre,

El MTSS tie­ne una ofi­ci­na ex­clu­si­va pa­ra aten­der si­tua­cio­nes de tra­ba­jo in­fan­til y ado­les­cen­te. Ma­ría de los Án­ge­les Chin­chi­lla, fun­cio­na­ria de esa de­pen­den­cia, ex­pli­có que lo ha­cen an­te de­nun­cias o por re­fe­ren­cia de al­gu­na ins­ti­tu­ción es­ta­tal. Cuan­do les lle­ga un ca­so de un me­nor de 15 años que tra­ba­ja, se ha­ce una en­tre­vis­ta a los pa­dres y se les in­di­ca que la ley im­pi­de el tra­ba­jo de esa po­bla­ción. Si ha­cen ca­so omi­so, se acu­de al PANI pa­ra que de­fi­na me­di­das de pro­tec­ción.

Ac­ti­vi­da­des pe­li­gro­sas. El es­tu­dio del MEP de­ter­mi­nó que la ma­yo­ría de los me­no­res de edad tra­ba­jan en la agri­cul­tu­ra (1.372); 1.053 en ac­ti­vi­da­des do­més­ti­cas; 1.044 en lo­ca­les co­mer­cia­les; 801 en ser­vi­cios de la­var ca­rros o co­mo cui­da­ca­rros. RVEA GRÁ­FI­CO AD­JUN­TO.

Sie­te me­no­res de edad, en el 2016, es­tu­dia­ban al tiem­po que tra­ba­ja­ban en ac­ti­vi­da­des ligadas a la ex­plo­ta­ción se­xual co- mer­cial in­fan­til.

Se­gún el Mi­nis­te­rio, el ma­yor nú­me­ro­de ca­sos se pre­sen­tó en Car­ta­go, Ala­jue­la, Co­to, San Car­los y Li­món.

Ro­dol­fo Me­ne­ses, abo­ga­do del Cen­tro de Orien­ta­ción e In­for­ma­ción del PANI, ex­pu­so que el año pa­sa­do re­ci­bie­ron una de­nun­cia por el Ser­vi­cio 9-1-1 de que en una pa­na­de­ría en San Jo­sé te­nían a dos ado­les­cen­tes, de 12 y 13 años, tra­ba­jan­do de lu­nes a do­min­go de 7 a. m. a 7 p. m.

“Con esa edad, los obli­ga­ban a trans­por­tar sa­cos de ha­ri­na de 50 ki­los, no les da­ban días li­bres. He­mos vis­to que el tra­ba­jo in­fan­til se pre­sen­ta más des­pués de va­ca­cio­nes de me­dio año don­de mu­chos es­tu­dian­tes de­ser­tan. El año pa­sa­do se re­gis­tra­ron 172 de­nun­cias so­bre ex­plo­ta­ción la­bo­ral; en al­gu­nos ca­sos son los mis­mos pa­pás los que ex­plo­tan a los ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes”, di­jo Me­ne­ses.

Ex­pli­có que los pa­pás se ex­po­nen al retiro pro­vi­sio­nal del cui­do del me­nor de 15 años. A ni­vel pe­nal, pue­den ser con­de­na­dos a cas­ti­gos de pri­sión, se­gún el ries­go al que ha­ya es­ta­do so­me­ti­do el me­nor o jo­ven.

GRA­CIE­LA SO­LÍS

(Fo­to ilus­tra­ti­va).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.