Car­ta­gi­nés rom­pe con 12 jue­gos sin vic­to­ria y se abra­za a la ilu­sión

3 a 0 so­bre Li­món co­lo­ca a bru­mo­sos en el se­gun­do lu­gar del tor­neo

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Cris­tian Bre­nes cris­tian.bre­nes@na­cion.com

Sus­pi­ros pro­fun­dos, ali­vio ge­ne­ra­li­za­do, ca­ras de ilu­sión y mu­cha ale­gría. Es­tos ges­tos no se veían en Car­ta­gi­nés des­de ha­ce más de cin­co me­ses y aho­ra re­tor­nan gra­cias a una pro­pues­ta ale­gre, or­de­na­da y cla­ra de Pau­lo Wan­cho­pe.

Los blan­quia­zu­les se desaho­ga­ron y ex­pe­ri­men­ta­ron de nue­vo la dul­ce sen­sa­ción de ga­nar, al­go que no lo­gra­ban des­de fe­bre­ro. Aho­ra, la desa­zón es his­to­ria lue­go del certero triun­fo 3-0 an­te Li­món.

Wan­cho­pe re­cal­có que po­co le im­por­ta­ba el pa­sa­do, el úl­ti­mo lu­gar en el Clau­su­ra 2018 y los 12 com­pro­mi­sos sin su­mar de a tres. Su era apun­ta a ser dis­tin­ta y, en sus dos pri­me­ras pre­sen­ta­cio­nes, cum­ple.

El club de la Vie­ja Me­tró­po­li tra­ta el ba­lón des­de la lí­nea de­fen­si­va, tie­ne di­ná­mi­ca y mo­vi­li­dad en la zo­na me­dia y en ata­que mues­tra des­equi­li­brio, vér­ti­go y bue­nas dia­go­na­les. Al per­der la es­fé­ri­ca, hay pre­sión en la sa­li­da, aten­ción pa­ra cor­tar las lí­neas de pa­se y co­la­bo­ra­ción.

Aun­que en es­ta oca­sión los ca­ri­be­ños fue­ron un ri­val muy dé­bil y mos­tra­ron po­co o na­da, al fi­nal los cen­te­na­rios cum­plie­ron con lo que de­bían e hi­cie­ron muy bien lo su­yo.

In­clu­so, el “¡ole, ole, ole!” vol­vió a re­tum­brar en las gra­das del Fe­llo Meza. El tor­neo ape­nas ini­cia, pe­ro la afi­ción sue­ña con un pre­sen­te más alen­ta­dor. Pu­die­ron ser más. Eso sí, los pri­me­ros mi­nu­tos an­te la Trom­ba no fue­ron tan ale­gres pa­ra los lo­ca­les, prin­ci­pal­men­te por los fa­llos pro­pios en de­fi­ni­ción.

Los due­ños de ca­sa sa­lie­ron frus­tra­dos al me­dio tiem­po, tra­gan­do grue­so y con un amar­gor pro­fun­do; no era pa­ra me­nos: tu­vie­ron la opor­tu­ni­dad de abom­bar las re­des fá­cil­men­te en cua­tro oca­sio­nes, y na­da.

Dos mano a mano –uno de Her­nán Fe­ner y otro de Jos­si­mar Pem­ber­ton–, un dis­pa­ro de ca­be­za de Nés­tor Mon­ge to­tal­men­te so­lo y un re­ma­te al pa­lo de Ke­vin Ve­ga en co­bro de ti­ro li­bre... Nin­guno de es­tos in­ten­tos cul­mi­nó en gol y de ahí las ca­ras lar­gas de los bru­mo­sos.

Cho­pe lo­gró de nue­vo que sus di­ri­gi­dos do­mi­na­ran la pe­lo­ta a pla­cer. Pre­sio­nó y ro­bó la pe­lo­ta don­de qui­so. In­clu­so, su equi­po no ne­ce­si­tó de pe­lo­ta­zos pa­ra lle­gar; to­do lo con­tra­rio, abrie­ron las ban­das, hi­cie­ron ver mal a la za­ga ca­ri­be­ña con pe­lo­tas fil­tra­das y ge­ne­ra­ron oca­sio­nes, pe­ro na­da de es­to su­mó al mar­ca­dor en la par­te ini­cial.

Pe­ro to­do es­to cam­bió en el com­ple­men­to. La mirilla de los cen­te­na­rios se ajus­tó y em­pe­za­ron a lle­gar las ale­grías pa­ra los de la Vie­ja Me­tró­po­li.

Ape­nas en el 48’, Cris­top­her Nú­ñez rom­pió la barrera y li­be­ró a los su­yos. El vo­lan­te ju­ve­nil pu­so su ca­be­za an­te un cen­tro mi­li­mé­tri­co de Pao­lo Ji­mé­nez, ju­ga­da ela­bo­ra­da por la de­re­cha que ter­mi­nó en fes­te­jo.

En el 60’, ac­ción ca­si cal­ca­da: de nue­vo Ji­mé­nez se com­bi­nó de bue­na for­ma y lan­zó un ser­vi­cio a la ca­be­za de Jos­si­mar Pem­ber­ton. Jue­go sen­ten­cia­do y un jus­to pre­mio al ac­cio­nar del club que ju­ga­ba me­jor.

Los blan­quia­zu­les no per­die­ron la am­bi­ción y si­guie­ron em­pu­jan­do pa­ra sa­car más ga­nan-

Ar­bi­tra­je

“A la Co­mi­sión de Ar­bi­tra­je le pi­do que si hay que lle­var a los ár­bi­tros a ha­cer­se exá­me­nes de la vis­ta, que los lle­ven”. Di­rec­tor téc­ni­co de Li­món FC

cia. En el 81’, Fe­ner tu­vo su recompensa lue­go de to­car una y otra vez la puer­ta. El ar­gen­tino de­fi­nió en so­li­ta­rio lue­go del ser­vi­cio de Ro­nal­do Ara­ya y se li­be­ró de sus fa­llos.

El 3-0 fue más que jus­to, aun­que bien pu­die­ron ser cua­tro, cin­co y has­ta seis tan­tos. Li­món fue inofen­si­vo e inope­ran­te, mien­tras que Car­ta­gi­nés fue to­do vir­tud pa­ra aca­bar con sus ma­las ra­chas.

Ho­ra­cio Es­qui­vlel

JO­SÉ COR­DE­RO

Cris­top­her Nú­ñez dis­fru­ta el gol so­ña­do des­de su lle­ga­da al club blan­quia­zul, a los cin­co años. Her­nán Fen­ner fes­te­ja con él.

JO­SÉ COR­DE­RO

Her­nán Fe­ner de­fi­ne an­te el achi­que de Dex­ter Le­wis. Lue­go de in­ten­tar­lo mu­chas ve­ces, el bru­mo­so al fin lo­gró el gol y ase­gu­ró el triun­fo en el mi­nu­to 81.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.