Sa­tu­ra­ción pon­drá a Ca­ja a de­ci­dir vi­das en 2 se­ma­nas

Gerente mé­di­co lan­za aler­ta: ape­nas que­dan 110 de 359 es­pa­cios

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Juan Fer­nan­do La­ra S. jla­ra@na­cion.com

En dos se­ma­nas o an­tes, los hos­pi­ta­les con pa­cien­tes de co­vid-19 se ve­rán for­za­dos a ele­gir a quién in­ten­tan sal­var­le la vi­da y a quién no, de­bi­do a la in­mi­nen­te sa­tu­ra­ción de ca­mas de cui­da­dos in­ten­si­vos.

Es­ta ad­ver­ten­cia so­bre tan do­lo­ro­sa de­ci­sión la reite­ró es­te miér­co­les Ma­rio Ruiz, gerente mé­di­co de la Ca­ja Cos­ta­rri­cen­se de Se­gu­ro So­cial (CCSS) an­te la co­mi­sión le­gis­la­ti­va que co­no­ce asun­tos de esa ins­ti­tu­ción.

“La con­sig­na es sal­var la ma­yor can­ti­dad de vi­das po­si­bles”, ex­pre­só Ruiz, sin ocul­tar el des­ga­rra­dor es­ce­na­rio ve­ni­de­ro si per­sis­te el rit­mo de con­ta­gios.

El doc­tor con­fir­mó que el má­xi­mo de ca­mas de cui­da­dos in­ten­si­vos para pa­cien­tes co­vid-19 es de 359 de­bi­do a la can­ti­dad de per­so­nal y equi­pos re­que­ri­dos para ca­da una. Esa ca­pa­ci­dad se re­ba­sa­ría en­tre el 5 y el 9 de oc­tu­bre, cal­cu­ló.

Di­cho es­ce­na­rio lo an­ti­ci­pó un día an­tes el pre­si­den­te de la Co­mi­sión Na­cio­nal de Emer­gen­cias (CNE), Ale­xán­der So­lís, con ba­se en pro­yec­cio­nes de la lla­ma­da Sa­la de Aná­li­sis.

Para es­te miér­co­les, 249 per­so­nas se de­ba­tían en­tre la vi­da y la muer­te so­bre una de esas ca­mas en di­chas uni­da­des. La cifra re­pre­sen­ta un 70% de ocu­pa­ción.

Si bien la Ca­ja no to­ma­rá de­ci­sio­nes ar­bi­tra­rias o dis­cri­mi­na­to­rias, ase­gu­ró Ruiz, sí re­cal­có que los hos­pi­ta­les de­be­rán es­co­ger a quién otor­gan o no tra­ta­mien­to (es de­cir, quién vi­ve o mue­re).

El fun­cio­na­rio ase­gu­ró que la edad del en­fer­mo no se­rá un cri­te­rio por con­si­de­rar.

Se­gún men­cio­nó, to­das las con­si­de­ra­cio­nes bio­éti­cas para to­mar esa de­ci­sión se re­vi­san cons­tan­te­men­te en re­fe­ren­cia al do­cu­men­to Li­nea­mien­tos Bioé­ti­cos an­te la Pan­de­mia por SARS-COV-2,

el cual ser­vi­rá de guía a los hos­pi­ta­les cuan­do to­pen con es­ce­na­rios de sa­tu­ra­ción de ca­mas de cui­da­dos in­ten­si­vos.

Un tran­ce. Para Ruiz, es­te de­sola­dor tran­ce que en­fren­ta­rán los fun­cio­na­rios de hos­pi­ta­les, los pa­cien­tes, sus fa­mi­lias y el país se acer­ca por cul­pa del re­la­ja­mien­to de la po­bla­ción an­te el nue­vo co­ro­na­vi­rus, al rea­li­zar “ac­ti­vi­da­des so­cia­les in­ne­ce­sa­rias” don­de se ol­vi­dan las me­di­das de dis­tan­cia­mien­to so­cial, ais­la­mien­to en ca­sas y des­aten­ción de prác­ti­cas hi­gié­ni­cas, co­mo el la­va­do de ma­nos.

El gerente re­cor­dó que a más con­ta­gios aho­ra, en unas dos se­ma­nas ha­brá más en­fer­mos, al­gu­nos de los cua­les ten­drán com­pli­ca­cio­nes que re­que­ri­rán una ca­ma en cui­da­dos in­ten­si­vos.

¿Quié­nes se­rían? Adul­tos ma­yo­res, per­so­nas con obe­si­dad, hi­per­ten­sión, pro­ble­mas pul­mo­na­res y co­ro­na­rios y otros ma­les, ejem­pli­fi­có.

“Lue­go de la pri­me­ra ola y na­die se ex­pli­ca la ra­zón, la in­te­rac­ción en­tre las per­so­nas vuel­ve con más fuer­za y se disparan los con­ta­gios. Po­si­ble­men­te, co­mo la gen­te es­tá fa­ti­ga­da del en­cie­rro, las in­ter­ac­cio­nes suben al re­to­mar­se cier­tas ac­ti­vi­da­des. Sa­be­mos que las me­di­das de ais­la­mien­to fa­ti­gan a las per­so­nas, pe­ro es la úni­ca me­di­da efec­ti­va para in­te­rrum­pir con­ta­gios”, de­cla­ró.

Ruiz des­cri­bió los tra­ji­nes del per­so­nal hos­pi­ta­la­rio y la Ca­ja en ge­ne­ral con la pan­de­mia “co­mo si un te­rre­mo­to, un hu­ra­cán y un su­na­mi pa­sa­ran a la vez”.

El mé­di­co en­fa­ti­zó en va­rias oca­sio­nes en su ex­po­si­ción, que la edad de pa­cien­tes en cui­da­dos in­ten­si­vos no se­rá un cri­te­rio en sí mis­mo para otor­gar o no un res­pi­ra­dor a al­guien, pe­ro in­sis­tió en que lo ideal es no lle­gar a ese pun­to.

“Co­mo en un te­rre­mo­to, nin­gún país ha lo­gra­do sal­var a to­das las per­so­nas. No hay cu­ra para la en­fer­me­dad. Si ocu­rre esa sa­tu­ra­ción de ca­mas, se sal­va­rá a la ma­yor can­ti­dad de per­so­nas, pe­ro al fi­nal pre­va­le­ce­rá el cri­te­rio del per­so­nal de sa­lud y es­to se­rá una realidad a mi­tad de oc­tu­bre, si no ba­ja­mos la ta­sa de con­ta­gios”, re­cal­có.

En su com­pa­re­cen­cia en el Con­gre­so, Ruiz ex­pre­só su es­pe­ran­za de que la cur­va de con­ta­gios dis­mi­nu­ya en al­gún mo­men­to. No obs­tan­te, eso ocu­rri­rá, “sea por­que fa­lle­ce mu­cha gen­te o por­que la po­bla­ción evi­ta ex­po­ner­se al con­ta­gio, co­mo ha pa­sa­do en otros paí­ses”.

Es­pe­ran­za. Co­mo par­te de su de­cla­ra­ción, el mé­di­co in­for­mó a los dipu­tados de que el sue­ro a ba­se de plasma de ca­ba­llos, desa­rro­lla­do por el Ins­ti­tu­to Clo­do­mi­ro Pi­ca­do de la Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca, ac­tual­men­te en fa­se de en­sa­yo clí­ni­co, emer­ge co­mo una gran es­pe­ran­za en el tra­ta­mien­to de la co­vid-19 para per­so­nas hos­pi­ta­li­za­das con el vi­rus.

Ac­tual­men­te, hay 20 per­so­nas a quie­nes se ad­mi­nis­tra el sue­ro co­mo par­te del en­sa­yo.

“De ser efec­ti­vo, ¡y Dios quie­ra que así sea!, es­to nos per­mi­ti­rá que los pa­cien­tes no se nos com­pli­quen y es­tén me­nos tiem­po in­ter­na­dos, por­que el sue­ro les ayu­da a reac­cio­nar me­jor con­tra el vi­rus, per­mi­tien­do el uso de más ca­mas UCI y sal­var más vi­das”, ex­pre­só con emo­ción.

Sí ade­lan­tó que por aho­ra es tem­prano para sa­ber si fun­cio­na­rá da­da la ri­gu­ro­si­dad de es­ta eta­pa y aná­li­sis de efec­tos se­cun­da­rios.

No obs­tan­te, de fun­cio­nar, Cos­ta Ri­ca pro­ba­ble­men­te mon­ta­ría al­gún ti­po de una ca­de­na de pro­duc­ción don­de se ve­ría cuán­to y có­mo se pro­du­ce.

Cor­te­sía

La Ca­ja afron­ta la di­fi­cul­tad de en­con­trar per­so­nal es­pe­cia­li­za­do para que la­bo­re en las uni­da­des de cui­da­dos in­ten­si­vos de los hos­pi­ta­les, a car­go de pa­cien­tes gra­ves por la co­vid-19.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.