Mar­cel tie­ne una ob­se­sión total con­tra la ‘S’

La Nacion (Costa Rica) - - PURO DEPORTE - Cris­tian Bre­nes cris­tian.bre­nes@na­cion.com

Lo de Mar­cel Hernández con­tra Sa­pris­sa so­lo se pue­de ca­li­fi­car co­mo una ob­se­sión im­pla­ca­ble, que pa­re­ce no es­tar cer­ca del fi­nal. El cu­bano tie­ne en­tre ce­ja y ce­ja a los mo­ra­dos y ca­da vez que se los to­pa los cas­ti­ga con fuer­za.

La úl­ti­ma vez que se los to­pó en el Tor­neo de Clau­su­ra 2020 les mar­có un tri­ple­te en la Cue­va y ayer, en la fe­cha tres del Aper­tu­ra 2020 (re­po­si­ción), les con­vir­tió un do­ble­te en el mis­mo es­ce­na­rio.

Si a al­guien le que­da­ban du­das de la pa­ter­ni­dad Hernández con la S, el is­le­ño des­pe­jó to­do. En 11 par­ti­dos con­tra los ti­ba­se­ños les abom­bó las re­des en 10 opor­tu­ni­da­des, con lo que se con­vier­ten en el equi­po al que más le mar­có Mar­cel des­de que lle­gó a Cos­ta Ri­ca.

Es más, el 18% de las dia­nas que tie­ne el arie­te en el país se las hi­zo al Mons­truo (10 de 55). El da­to es la­pi­da­rio y to­do pa­re­ce in­di­car que el ca­pi­tán de los blan­quia­zu­les no es­tá sa­tis­fe­cho, quie­re más an­te su ad­ver­sa­rio fa­vo­ri­to. La ra­zón de con­ver­tir tan­to fren­te a es­te opo­nen­te es­tá cla­ra para el ju­ga­dor.

“Qui­zás sea por el mo­do de ju­gar de Sa­pris­sa, por­que pro­pi­ne y mu­chas ve­ces se que­da mano a mano, don­de soy muy fuer­te. Tra­to de apro­ve­char esa ven­ta­ja, pe­ro si el equi­po no me res­pal­da es di­fí­cil ano­tar. En es­te par­ti­do el equi­po to­do el equi­po hi­zo un gran es­fuer­zo, tra­ba­jó bien, tu­vo la ac­ti­tud y la per­so­na­li­dad de ir al fren­te”, ma­ni­fes­tó.

El ‘9’ se dio un fes­tín en Ti­bás, ter­mi­nó con cin­co remates di­rec­tos y dos des­via­dos. Más allá de que su pri­mer dar­do fue con com­pli­ci­dad de Aa­rón Cruz, quien ata­có muy mal el dis­pa­ro de lar­ga dis­tan­cia y se le es­ca­bu­lló la re­don­da de las ma­nos, el se­gun­do fue una obra de ar­te.

Hernández co­bró de ma­ne­ra im­pe­ca­ble un ti­ro li­bre des­de la fron­tal del área, que se co­ló al án­gu­lo de­re­cho de

Cruz. In­clu­so, pu­do hacer uno más, pe­ro per­do­nó en la com­ple­men­ta­ria.

Mar­cel des­bor­dó, fue im­po­nen­te en el uno con­tra uno, se ti­ró atrás para re­co­ger ba­lo­nes y se lle­vó el pro­ta­go­nis­mo, lo que apro­ve­cha­ron sus com­pa­ñe­ros para en­con­trar es­pa­cios. Jei­kel Ve­ne­gas, Andy Re­yes y Cris­top­her Nú­ñez, así co­mo Allen Gue­va­ra y By­ron Bo­ni­lla, de cam­bio, fue­ron acom­pa­ña­mien­tos idó­neos.

¿Es Mar­cel Hernández el me­jor ju­ga­dor del fút­bol ti­co?

El arie­te con­si­de­ra que no, aun­que la realidad dic­ta que sí. Ac­tual­men­te su­ma nue­ve go­les en so­lo sie­te par­ti­dos y por en­de, es el me­jor rom­pe­rre­des del Aper­tu­ra 2020.

“No creo que sea el me­jor (de Cos­ta Ri­ca), por­que hay muy bue­nos ju­ga­do­res y los que res­pe­to mu­chí­si­mo”, aña­dió en con­fe­ren­cia de pren­sa.

El cu­bano sue­ña con ju­gar con la Se­lec­ción de Cos­ta Ri­ca y ha­rá el in­ten­to.

JO­SE COR­DE­RO

Hernández (cen­tro) ve­nía de mar­car­le tres tan­tos a Sa­pris­sa en su úl­ti­mo jue­go y ayer le con­vir­tió dos más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.